14/3/14

LA JERARQUÍA DIVINA




(27.06.85) 

Temas:

    1.          La Jerarquía es a la vez fácil y muy difícil de explicar

    2.          ¿Por qué Dios habita en el sol?

    3.          Las estrellas son las portadoras del soplo de Dios

- El hombre es depositario de la inteligencia del Cosmos

    4.          Estructura de la Jerarquía

    5.          La enseñanza se adapta al nivel evolutivo en el que se encuentran los humanos

- El tiempo ha llegado para que vean la Verdad de frente, sin interpretaciones

    6.          ¿Quiénes componen la jerarquía planetaria terrestre?

- Para poder relacionarte con los Maestros y la Jerarquía necesitas elevar tu estado vibratorio de conciencia

    7.          La enseñanza es un instrumento para evolucionar. No hay que obsesionarse con ella, sino utilizarla para crear aberturas cósmicas

    8.          La Jerarquía necesita de los humanos para poder cambiar al mundo

    9.          Consejos para quienes quieren colaborar con la Jerarquía

10.          ¿Cómo poder ser divino durante el trabajo?

11.          Todos los grandes Maestros que enseñaron regresarán






1. LA JERARQUÍA ES A LA VEZ FÁCIL Y MUY DIFÍCIL DE EXPLICAR


Pregunta:
Dónde se sitúa nuestra evolución con respecto a la Jerarquía divina y cómo un ser humano común puede concebir una comunicación con ella?

Esta es una pregunta un poco difícil de contestar, y con esto no quiero decir que el tema genere una respuesta demasiado complicada, porque de hecho la respuesta es posible e incluso en unas pocas palabras. Pero la comprensión de la respuesta es la que requiere tiempo para ser alcanzada.

Con esto quiero decir que, como justamente lo acabas de mencionar, se trata efectivamente de una jerarquía. Pero por jerarquía, no me refiero únicamente a una estructura escalonada, en donde los miembros que la conforman, se encuentran subordinados entre ellos por quienes están más arriba.

No, ya que la jerarquía se trata principalmente en el desarrollo de la consciencia que han adquirido dichos miembros.

Lo que implica que aunque les explicara su labor. Ustedes no podrían ni concebir, ni entender, a aquel que dirige una Jerarquía divina, o a aquel que se encuentra a la cabeza de la Jerarquía terrestre. Porque no se trata solamente de comprender su función, sino que se trata principalmente de comprender su estado de conciencia, ya que es justamente de su estado de conciencia que va a depender su función.

O sea que no es porque ese ser haya adquirido tal número de iniciaciones y haya acumulado tal cantidad de experiencia a través de sus reencarnaciones, que por lo tanto ya va a ser capaz de ocupar ese puesto en la Jerarquía divina y cumplir una función con relación a la evolución terrestre.

No, no es así que las cosas se pasan. Cierto, todas esas iniciaciones y todas esas experiencias cuentan, y cuentan mucho. Estoy de acuerdo, por algo se desciende a la Tierra. Pero lo que prima ante todo, es el estado de conciencia que haya adquirido ese ser.


Es por eso que cuando se quiere explicar a los humanos, lo que es la Jerarquía divina, inevitablemente sólo se les puede mostrar los aspectos superficiales de la Jerarquía, porque cuando se les quiere explicar la naturaleza de alguien que se encuentra en la Jerarquía, no se puede describir la verdadera naturaleza del estado de conciencia de ese ser, por medio de las palabras. Para que el individuo realmente pueda captar verdaderamente la naturaleza de ese ser, se necesita que pueda encontrarse con ese ser, que pueda por así decirlo: serrarle la mano.

Y esto es lo que les es propuesto a los discípulos ya avanzados, en ciertas épocas de la luna. El de poder encontrarse con aquel que pertenece a la Jerarquía, para que justamente durante esas reuniones se establezca una alianza entre ellos.


Lo que se propone en estas reuniones es una especie de entrada en amistad entre estos seres y los discípulos. Lo que al mismo tiempo genera un mayor conocimiento y comprensión para los discípulos, porque tan pronto como se llega a conocer a uno de estos seres (incluso el más pequeño de ellos) automáticamente se adquiere una comprensión mucho más profunda de la Creación y del Cosmos, porque tan pronto como tenemos contacto con un tal ser, instantáneamente el individuo es elevado en su conciencia. Y es que no se puede encontrar a estos seres, más que elevándose al nivel de conciencia en el que ellos se encuentran, y ya que es un nivel por encima del suyo, inmancablemente ustedes obtienen algún tipo de iluminación.


Así que hablarles sobre los seres que conforman la Jerarquía divina, es a la vez muy fácil y muy difícil. Es fácil si les hablo acerca de las funciones que empeñan esos seres, aunque para ustedes dichas funciones no tendrán mucho significado, ya que la descripción que les dé, no exprimirá verdaderamente la naturaleza de esos seres que componen la Jerarquía. Y es muy difícil si quiero explicarles el estado de conciencia que tienen esos seres, porque un estado de conciencia NO se puede explicar con palabras. Para comprenderlo, hay que vivirlo, hay que sentirlo.

(Es un poco como tratar de explicar a alguien que nunca lo ha vivido, lo que es estar profundamente enamorado. Le puedes decir a la persona que todo te parece maravilloso, que ves la vida de color rosa, que te sientes burbujeando en un mar de felicidad. Pero a pesar de todas las descripciones que hagas, la persona no va a realmente comprender lo que le quieres expresar, hasta que ella misma lo haya experimentado.)


¿Por qué la Jerarquía busca desarrollar más ahora las relaciones entre ella y los humanos?

Porque justamente la Jerarquía (aquella que ustedes llaman planetaria) quiere en este momento desarrollar la integración de la humanidad a lo que ella es realmente, debido a que hoy en día, los hombres la nombran seguido dándole todo tipo de definiciones tergiversadas. Y es que en realidad no existe de Jerarquía planetaria como tal.

¿Por qué?

Porque simplemente no son los Maestros quienes dan las órdenes. En realidad, aquellos que ustedes llaman “los Maestros” o sea sus hermanos más avanzados. Ellos obedecen a una conciencia más elevada. Entonces cuando hablan de Jerarquía planetaria es a la vez cierto y falso. Es cierto porque los Maestros están organizados en forma jerárquica, pero también es falso, porque no son ellos quienes elaboran los planes y deciden qué camino seguir. Ellos son sólo los agentes “de Dios” que tratan de ejecutar los planes que reciben de lo mejor que les permita sus capacidades, y también de lo mejor que ustedes les ofrezcan como medios de acción en la Tierra.

(Porque mucho depende de la disposición de los humanos. Por ejemplo, los Maestros pueden elaborar un nuevo mundo magnifico, lleno de armonía y bienestar para todos, pero si la humanidad no participa para que se manifieste ese nuevo mundo en el planeta. Pues bien, ese nuevo mundo no aparecerá, sin importar todos los esfuerzos que desplieguen los Maestros.

Es como si ustedes quisieran llevar la civilización a un pueblo bárbaro. Podrían construir una magnifica universidad y preparar a profesores muy calificados, pero si los jóvenes de ese pueblo no quieren estudiar y prefieren seguir matándose entre ellos. El pueblo seguirá siendo salvaje. Del mismo modo aquí, los Maestros no pueden forzar a los humanos a volverse seres elevados.)

En realidad, es la jerarquía llamada solar, la que es la verdadera Jerarquía, no hay otra, aunque si se refieren a sus filiales planetarias, como jerarquías, tampoco hay error, ya que también están estructuraras como jerarquías. Pero es la Jerarquía solar, la que verdaderamente dirige, ya que ella es la fuente de todas las directivas, de todos los planes, así como de las inspiraciones, de las mutaciones y también de los rayos de la creación.


¿Por qué es la Jerarquía solar la que dirige a todos?

Simplemente porque es en el sol, donde se encuentra el SER Superior en su estado más puro. Al estado justamente más espiritual y más cósmico. (Ser que se le conoce en el esoterismo como la manifestación del Logos solar). Siendo ÉL mismo una efusión de quien podríamos nombrar como el SER SUPREMO (El Dios Universal).





2. ¿Y POR QUÉ ESTE SER DIVINO DEMORA EN EL SOL?



Simplemente porque el sol es el cuerpo celeste menos densificado del sistema solar, y por lo tanto es el lugar más fácil para habitar para este inmenso Ser.

Si por ejemplo, este Ser divino hubiese querido habitar en la Tierra, entonces habría tenido que condensarse todavía mucho más, para poder expresarse al nivel vibratorio en el que se encuentra la Tierra, y por lo tanto, no habría podido volverse una entidad solar, sólo habría podido volverse una entidad terrestre. Cierto, increíblemente luminosa y evolucionada, pero aun así sólo terrestre. Esto debido a que cada planeta se encuentra en un cierto nivel vibratorio evolutivo.


Esa es la razón por la que cuando la Jerarquía divina superior (llamémosla “la Jerarquía galáctica”) quiere instalar una base para tener acceso a un sistema solar, inexorablemente escoge el cuerpo celeste más espiritualizado.

Ahora bien, cuando les digo esto, no vayan a creer que hay seres caminando en el sol como los humanos andan caminando en la Tierra, porque no es así. Y el día que desarrollen la tecnología para poder viajar al sol, no encontraran a nadie habitando ahí. La razón se debe a que este inmenso Ser divino y la base de la que les estoy hablando, no se encuentran en el plano físico, sino en otra dimensión del sol.


¿Por qué no escoge entonces vivir en otra dimensión de un planeta?

Porque aunque escogiera vivir en la más elevada dimensión de un planeta, esa ubicación no le permitiría manifestarse de una manera tan elevada como lo hace en la dimensión en la que vive en el sol. Esa es la primera razón. Y la segunda razón por la que el sol ha sido elegido, es justamente porque el sol es la fuente energética de toda vida. Entonces,

¿Qué mejor trono habría podido escoger este inmenso Ser divino que este punto del espacio de difusión de la Energía divina?

Energía de la cual, por el momento, ustedes sólo logran percibir su aspecto más denso, o sea la luz que emite el sol, el calor que emite el sol, e incluso la materia que emite, porque el sol también proyecta partículas al espacio. Estas son muy poco visibles, pero les aseguro que existe este “polvo solar” el cual se expande como nubes.





3. LAS ESTRELLAS SON LAS PORTADORAS DEL SOPLO DE DIOS

Y esta emanación solar es en cierta forma “el soplo de Brahma” (el Dios creador del Universo en el hinduismo) que exhala la vida a toda la galaxia.

Para que tengan una imagen ejemplificada, es como si alguien exhalara cuando el ambiente está muy frio, entonces su soplo se materializa al exterior. Si el aire está caliente, el soplo queda invisible, pero si el aire está frio, el soplo se vuelve visible.

Pues bien, el mismo fenómeno se produce a nivel cósmico. Entonces Brahma sopla a través del sol porque quiere enviar su energía ¡a todo el Universo!

Y como el sol se encuentra más densificado vibratoriamente que Brahma, al soplar su energía a través del sol, eso le permite a Brahma densificar aún más su energía, y así permitir a los planetas que tengan acceso a ella, ya que estos se encuentran todavía vibratoriamente más densificados que el sol, y es en ese momento que SU aliento se vuelve simiente.

(Les hablo del soplo de Brahma para mostrarles las correspondencias que hay con los textos sagrados orientales. Nosotros lo llamamos de otra manera, pero poco importa. Utilicemos lo que ya ha sido escrito.)

Entonces les decía que cuando Brahma exhala hacia el Universo, es para sembrar, es para engendrar la vida. Todos nosotros nos mantenemos justamente por el aporte vibratorio de ese soplo, que extiende cada vez más los polvos estelares. ¡Por todas partes!




Las estrellas son las portadoras del soplo de Brahma


Me refiero a las verdaderas estrellas, o sea a aquellas que son grandes bolas de gas en combustión que irradian hacia todas partes. Esas estrellas las pueden comparar a vuestros glóbulos rojos que son los portadores de la vitalidad y que distribuyen esa vitalidad en todo su cuerpo. Pues bien las estrellas son los glóbulos rojos del cuerpo de Dios que es el Universo. Y cuando una supernova explota es para nutrir toda una “vena” de la galaxia.

¿Y cuál es el lugar del hombre en todo esto?

Pues bien, el hombre es justamente la materia gris de ese cuerpo.

Con esto quiero decir que si imaginamos ese Cuerpo Cósmico y si nos fijamos en dónde se sitúan las diferentes humanidades que lo habitan, pues bien, ellas resultan estar situadas en el aspecto cerebral de Brahma.



¿Por qué?

Porque de acuerdo a su especificidad vibratoria, el hombre es principalmente un Ser inteligente. Y esto se debe porque él es el depositario de la inteligencia del cosmos. Y es por esa razón que el hombre tiene acceso al conocimiento, y es por es por esa razón que el hombre tiene la capacidad de pensar. Porque el hombre (cuando ha alcanzado los más altos grados de su evolución) es el cerebro de Brahma.





4. ESTRUCTURA DE LA JERARQUÍA

Pero regresemos a la Jerarquía para no extendernos demasiado en explicaciones que quedan todavía muy teóricas para ustedes.

Entonces, como les decía, la verdadera Jerarquía es la que se sitúa a nivel solar, porque ella es la verdadera fuente de órdenes, proyectos y energía. Luego, para cada planeta, hay una especie de filial dónde se distribuye los planes a efectuar y seres evolucionados trabajan para realizarlos. Y estas son las que constituyen las Jerarquías planetarias.


Pero el asunto no se detiene allí. A su vez, las Jerarquías planetarias distribuyen la energía y el plan, a jerarquías que están en la Tierra y que están constituidas por Maestro encarnados, por seres iluminados, por guías y por personas de buena voluntad.

Entonces USTEDES también son la Jerarquía.

¿Comprendes ahora?

No hay solamente un ser “arriba” que dirige para intentar de elevar a todo este vasto grupo de almas que son la humanidad. Sino que en realidad se trata de toda una sucesión escalonada.

Entonces, naturalmente, aquellos que se encuentran en la parte más baja (al final de la cadena) aquellos que son el objeto de todo este encuadramiento (o sea los humanos). Pueden sentirse los peones de toda esta estructura y que son simples marionetas dirigidas por todo este mundo. Pero en realidad ESTO NO ES ASÍ.

La razón es porque los humanos también son solares. Se los aseguro. En realidad esos pequeños hombres, así como los ven de profanos, ateos, materialistas e incluso viciosos. Todos ellos son tan solares como aquellos seres divinos que se encuentran en el sol.

¿Por qué?

Porque justamente esa es su naturaleza. De acuerdo con el principio mismo que los habita, ellos también son seres divinos.

(En otra conversación, Pastor explicó que todas las almas nacen del sol y posteriormente son adoptadas por un planeta para hacerse cargo de su desarrollo.


Entonces los humanos son seres solares que tienen que volver a redescubrir su naturaleza divina y en eso consite su evolución.)


Así que vemos que el Universo funciona de manera jerárquica desde el principio hasta el final. Pero aunque todo está estructurado, no deben de imaginar que la Creación sea algo rígido en donde las diferentes humanidades que hay en el Universo, estén dirigidas de manera administrativa:

-        con un Dios que da las órdenes,
-        un arcángel Miguel que las aplica a nivel solar y se las transmite a
-        un ángel para que vaya a llevarlas a un planeta. Para que en el caso de la Tierra,
-        el Mahâ-Chohan las reciba y las aplique a nivel planetario, y también se las transmita a
-        la gran Logia de Maestros, para que ellos a su vez apliquen esas órdenes en el mundo…

Y aunque el asunto es algo parecido, en realidad esto no sucede así.

¿Por qué?

Porque el propósito mismo del Universo no es de ser así
(“una burocracia cósmica”)

El propósito del Universo es simplemente de Ser, o sea de expandirse y prosperar, disfrutando de la vida.

Como una rosa...

Es qué una rosa va a considerar el hecho que el jardinero tuvo que cavar la tierra, plantar el rosal, revisarlo cada mañana, vigilar que no hiciera demasiado frío o demasiado calor, y que recibiera cada semana suficiente agua, etc.

¿Va a considerar todo eso la rosa para saber a qué momento debe de abrirse y liberar su fragancia en el jardín?

No

La rosa está en el jardín y los rayos del sol la nutren, y luego, una mañana, ella se abre, y es todo lo que conoce la rosa.

Y con el Universo pasa igual.

Y la humanidad está destinada a despertarse a lo divino como la rosa lo hace al sol. Ahora bien, es cierto que al lado están los jardineros (que es la Jerarquía divina). Pero esos jardineros NO son una estructura rígida. Y es así que desde mañana puede ya no haber la necesidad de los Maestros, puede ya no haber la necesidad de todos esos dirigentes.

¿Por qué?

Porque si desde mañana, la humanidad decide abrirse como esa rosa, para no vivir más que con el sol espiritual (o sea con el Ser solar), entonces los Maestros ya no se requerirán, debido a que ya no serán necesarios. Y es que la Jerarquía existe, mientras que los humanos necesiten ser guiados para ser sacados de la ignorancia y de la oscuridad en la que se encuentran.

(Así por ejemplo, el sistema judicial es necesario, mientras que los humanos sean violentos. Pero si mañana los humanos deciden volverse fraternales, entonces ya no habrá más necesidad de policías y de prisiones.)

Esa actitud jerárquica es la estructura que la humanidad obliga a sus hermanos mayores a tomar, ya que es la humanidad la que engendra una jerarquía, ya que es la humanidad la que engendra a los Maestros, porque es la humanidad la que engendra la violencia y la respuesta del Karma.

Con esto quiero decir que la humanidad por su comportamiento y por la ley de causa y efecto, envía energías que llegan hasta el corazón de los Maestros. Y estos hermanos que son humanos más evolucionados y que ya se encuentran del otro lado (en el mundo divino) cuando reciben esta vibración se dicen:

¡Hay que hacer algo!

Y ese algo que hacen, va a ser la respuesta en correspondencia con las vibraciones que la humanidad emite.

Por lo tanto, sus hermanos más avanzados son “sus Maestros” porque ustedes se comportan como niños egoístas e ignorantes. Pero si desde mañana comienzan a emitir vibraciones completamente diferentes, comienzan a emitir vibraciones positivas y fraternales. Entonces ya no habrá más de jerarquía. Simplemente, lo que habrá será sus amigos celestes.

(Bueno, siempre va a existir una estructura jerárquica para poder transmitir la energía, así como la directiva general del plan cósmico, pero esta jerarquía ya no tendrá que ser apremiante como lo es actualmente, sino simplemente cooperativa.)

Por lo tanto, si desde mañana la humanidad se vuelve responsable, entonces Jesús ya no será más un Maestro a quien hay que obedecer. Jesús será simplemente vuestro hermano a quien podrán invitar a su mesa. Y él vendrá. Podrá hacerse de nuevo visible, comer de vuestro pan, beber de vuestra agua y hablar con ustedes como un amigo que viene a visitarlos.


Pero mientras que ustedes no hayan todavía lo suficientemente madurado y se hayan vuelto lo suficientemente responsables. Entonces Jesús, como su Hermano mayor, tiene que venir a dirigirlos, y aquí menciono a Jesús, pero puedo hablar de igual modo de todos los otros Maestros.

Comprendan que es vuestro infantilismo el que crea los términos. No son los padres espirituales quienes se crean ellos mismos, porque ese no es el principio mismo de la vida en el Universo.






5. LA ENSEÑANZA SE ADAPTA AL NIVEL EVOLUTIVO EN EL QUE SE ENCUENTRAN LOS HUMANOS


Deben de saber que los conceptos que tienen sobre la Creación como son: la Jerarquía, el karma, las leyes cósmicas, etcétera, no existen de la forma como ustedes los consideran. Y así como no existen los Maestros como ustedes lo entienden (seres superiores que dirigen a la humanidad). Tampoco existe en realidad una Ley divina como ustedes lo entienden (reglas que Dios manda para obedecer).

¿Sorprendidos, verdad?

¿Huy, entonces qué he estado cargando todo este tiempo?

Todo mundo ha escuchado de Moisés y las Tablas de la Ley, incluso me han escuchado seguido emplear esos términos. Pero la realidad es que ese principio tal como lo conciben los hombres no existe:

“Las Leyes de Dios”

Este concepto le fue dado al hombre, porque los humanos vivían completamente fuera de la armonía divina. Entonces, cuando la armonía divina está de un lado y ustedes están del otro lado,

¿Qué sucede?

« Hay, hay, hay. No para de surgirnos problemas, desdichas y catástrofes en la vida.  ¿Por qué será?  El Maestro nos dice que es porque hay leyes divinas que hay que respetar, y si no obedecemos a esas leyes, entonces Dios nos castiga. »

Pero en realidad no hay ley.  ¡Ninguna ley se los aseguro!  Y si les digo esto ahora, es porque quiero hacer de ustedes seres libres, para que ya no tengan la impresión de estar bajo el yugo de una ley, aunque esta sea cósmica, porque en realidad las leyes divinas no existen como órdenes que haya que obedecer. Lo que existe es simplemente un equilibrio en la creación, un estado de las cosas (la armonía cósmica).

Quisiera tanto lograr poder hacérselos entender, para que ya no tengan siquiera el comportamiento del buen discípulo que tienen algunos. Un gran discípulo que se dice: “voy a obedecer a todas las leyes, voy a obedecer a tal iglesia, voy a obedecer a tal maestro”, y muy obedientemente sigue las leyes divinas hasta el final de su vida, y cuando llega al cielo, el Maestro le dice:


« Haz hecho un gran esfuerzo, hijo mío, cumpliste con la ley, todo obedeciste, seguiste todos los preceptos. Todo eso está muy bien. Eres un alumno maravilloso y te tengo en gran estima. Pero va a ser necesario que regreses. »

Y entonces el discípulo todo desconcertado le pregunta:

-        ¿Pero Maestro, por qué, si cumplí a pie de la letra todo lo que se me ordenó que hiciera?

El Maestro lo mira, le sonríe, y con mucha pena en el corazón le responde:

« Si, obedeciste a las leyes divinas, cumpliste con todo lo que estaba escrito. Pero lo hiciste de manera ciega, sin reflexionar, sin comprender las razones por las cuales fueron dictadas.

¿Qué has hecho por ti mismo, que no sea obedecer?  ¿Qué misión podría confiarte hoy, que la comprendieras y supieras cómo llevarla? 

Si no has hecho nada por ti mismo, nada entendido por ti mismo, nada cumplido por ti mismo. En tu estado actual, tendría que estarte llevando de la mano para que efectuaras esa misión. Todavía no has madurado lo suficiente. Todavía no tienes el discernimiento. Por lo tanto, es necesario que regreses. Y esta vez, sé menos obediente, pero mucho más activo. Aprender a caminar con tus propios pasos, sin necesidad de que se tenga que dirigirte. »

(Y esto se debe porque como vimos, el objetivo de la evolución cósmica es que los humanos se conviertan en “la inteligencia de Brahma” para que así dirijan una parte de la Creación. Por lo tanto, el desarrollo del hombre NO consiste en cumplir obedientemente las leyes divinas, sino de comprender la razón por la cual esas leyes fueron instauradas. Y cuando la comprensión ha sido asimilada, cuando la comprensión ha sido integrada, entonces ya no hay más leyes que obedecer, sino simplemente un estado de armonía a vivir.)

Ahora bien, cuando se le habla así al discípulo, el discípulo no comprende, porque desde épocas muy remotas, se le ha enseñado que para acceder al templo había que arrodillarse, había que obedecer. Y con esto, no quiero decir que esos tiempos no fueron necesarios, para justamente enseñarles a los hombres que existían principios que había que respetar (porque la inmadurez de los humanos así lo requería). Que existía algo de primordial con lo que había que saber vivir. Por lo tanto, hubo que imponerles el concepto de ley.

Porque el hombre es así, cuando todavía es inmaduro, si no se le impone algo, entonces va a repudiarlo, a renegarlo, a blasfemarlo. Pero si en cambio se le dice:

-        ¡Cuidado, esto es la ley divina, tienes que obedecer, sino Dios te castigará!

Entonces, inmediatamente todas sus energías, todo su mental prestan atención e intenta cumplir con la ley.

Es importante que comprendan esto y también que comprendan que NO estoy rechazando los conceptos que fueron dados en el pasado, las leyes que fueron emitidas, los comportamientos que fueron solicitados a los discípulos. Todo esto fue importante y necesario. Lo que quiero hacerles entender es que estas cosas fueron dadas por los Maestros y los seres celestes, en correspondencia con una humanidad naciente y por lo tanto inmadura. Mientras que actualmente, la humanidad está en fase de volverse madura. Entonces, les pregunto:

¿Tienen el mismo comportamiento con un niño, que con un adolescente, que con un adulto?

Por supuesto que no. vuestro tono de voz cambia, vuestro comportamiento cambia.  ¡Todo cambia!  Porque el ser que tienen en frente también cambia. Entonces ustedes adaptan su enseñanza a la capacidad de comprensión de la persona. Más el niño crece, y más pueden revelarle las cosas tal como son realmente. Con la enseñanza espiritual (que sea esotérica o religiosa) que los Maestros aportan a la humanidad es igual.

(Para dar un ejemplo, a un pequeño niño le dices: “hay que lavarse las manos, porque papá lo ordena, y hay que obedecer a la ley de papá, sino papá te castigará”. Luego, cuando ya es un adolescente le dices: “No se te olvide lavarte las manos, no es realmente una ley como te lo hice creer siendo niño, pero si lo haces, evitaras infectarte con los gérmenes. Y cuando es un adulto, ya no tienes que decirle nada. Él ya comprendió, él sabe que lavarse las manos es algo necesario para mantener la armonía en la salud. Lo mismo sucede con las leyes divinas. No hay que matar, no hay que agredir, no hay que hacer todas esas cosas negativas, no porque sea una ley, que si infligimos, Dios nos va a castigar, sino simplemente porque entonces generamos energías destructivas que se nos van a regresar.)

La humanidad estaba naciente, y es por eso que los Maestros adaptaron los aspectos cósmicos a la mentalidad, costumbres y nivel evolutivo de la humanidad. Luego a medida que la humanidad ha ido desarrollándose, la enseñanza ha podido irse interpretando de manera diferente.

(Así por ejemplo, en la época de Moisés, los seres humanos en general eran todavía muy salvajes, mataban sin remordimiento a su vecino para apropiarse de su mujer y de sus bienes. Había que imponer el orden. Así, los hombres recibieron la ley simbolizada por los diez mandamientos para que ya no se comportaran como bestias salvajes y se respetaran. Luego vino Jesús y dio una visión más profunda. Seguir cumpliendo la ley, pero con amor: ámense los unos a los otros, perdonen a sus enemigos. Y eso es lo que vimos. Muchos humanos queriendo ser buenos cristianos, buscaron como ayudar a su prójimo. Ya no sólo se trataba de no agredirlo, sino además de amarlo.  ¿Cuál es el nuevo paso evolutivo?  Es el del discernimiento. Ahora no sólo se trata de respetar y amar al prójimo, sino además de hacerlo con inteligencia y sabiduría, para que ese amor sea constructivo.)

Y así, a medida que la humanidad evoluciona, las cosas han podido interpretarse cada vez mas como verdaderamente son. Si bien que ahora tenemos la oportunidad de arrancar de raíz todos esos conceptos erróneos generados en el pasado, y lo que en un principio podría hacerles creer a algunos que estamos rechazando las palabras que se dijeron, pero ¡No es así!  Nosotros simplemente estamos desmintiendo la manera como nos obligaron a formular la enseñanza a causa del poco entendimiento del cual eran capaces en esas épocas, pero los principios son inmutables.


Si supieran captar lo que realmente está escrito en los libros sagrados, no podrían encontrar otra cosa más que la Verdad, pero la interpretación que han hecho los hombres de la enseñanza, la ha deformado en dogmas y en todo tipo de manipulaciones. Ahora bien, ha llegado el tiempo que todas esas cosas cambien. Y más la humanidad va a madurar, más la sociedad actual va a derrumbarse para que los antiguos conceptos sean borrados y así podamos decirles las cosas como son en realidad. Y así hasta que llegue el día en que se les pueda mostrar la expresión exacta y total de la Verdad, porque ya no estarán más condicionados (o sea que ya no podremos ser influenciados porque habremos adquirido el discernimiento).

Hasta ahora ustedes han sido condicionables. Por eso todo ha sido creado: imágenes, religiones, rituales, etc. Todo eso ha sido creado para que tengamos la oportunidad de pasarles un poco de la Flama divina sin que ustedes la rechacen, y para que puedan irla comprendiendo y controlando.

Entonces al principio, cuando el niño es pequeño, se le da un plato pequeño y una pequeña porción de comida. Luego, a medida que va creciendo, se le va dando progresivamente una porción más grande. Y la comida también va cambiando. Cuando es un bebé que acaba de nacer, toda la comida es líquida. Luego cuando es niño se la da el alimento en trocitos, y cuando es grande, él mismo toma su alimento. Y es esta última etapa la que les propongo. Que ustedes mismos tomen su alimento divino, como seres espirituales, cósmicos y responsables.



Todos los accesos vos son actualmente posibles, porque los tiempos están aquí, porque es el momento, porque la humanidad ha llegado a ese súmmum donde el individuo que crea una abertura con el Cosmos, tiene acceso al Cosmos, y nuestro trabajo no tiene otro fin que ese. Ustedes deben de saberlo. ¿Las preguntas que me hacen? Están muy bien las preguntas, me ayuda a esclarecerles sus dudas. Pero sólo son pretextos para tener acceso a vuestra consciencia y tratar de hacerlos comprender que han llegado a ese nivel de desarrollo en el que deben de crear la abertura con el Cosmos para que ustedes mismos se vuelvan cósmicos.

Ya se los he dicho varias veces. No vine ni para dar una enseñanza, ni para prolongar una enseñanza. La enseñanza ya fue dada y es excelente (por ejemplo la enseñanza que dio Jesús o Buda). En cambio, ahí donde se sitúa mi trabajo es de abrir vuestras mentes para que capten la enseñanza ya dada, porque mientras que vuestra mente no tenga el discernimiento, cientos de Mesías podrán seguir viniendo para decirles la Verdad, una y otra vez, de mil formas posibles, pero ustedes seguirán sin captarla y deformándola (como lo han hecho los humanos hasta ahora).

Así que ya tienen la enseñanza. Lo que necesitan ahora es la abertura de mente para que capten e integren en sus vidas esa enseñanza. Y en ese sentido, yo no tengo nada más que añadir a la enseñanza. Lo que si debo hacer, es desgarrar los falsos velos con los cuales han envuelto esa enseñanza, y para eso pondré todas mis fuerzas, incluso aunque crean que estoy repudiando las palabras de mis Hermanos. Pero no estoy renegando lo que ellos dijeron, sino la incorrecta interpretación que se les ha dado a sus palabras.

Desafortunadamente aquellos que no me habrán comprendido me acusarán de herejía, pero no importa. Desde lo alto de mi cielo no pueden hacerme nada. Y es que, saben, después de lo que nos contó Jesús que le hicieron, ya no estamos muy entusiasmados de ir a la Tierra.

(Risas en la sala)




6. ¿QUIÉNES COMPONEN LA JERARQUÍA PLANETARIA TERRESTRE?


Bueno, regresemos con la Jerarquía porque la pregunta era muy interesante,

¿Pero comprendes ahora qué tan vasta es esa pregunta?

Porque hablar de la Jerarquía, eso implica también hablar acerca del por qué de la jerarquía. Y hablar del por qué de la jerarquía, eso implica también hablar de la evolución misma de la humanidad.


La composición de la Jerarquía planetaria va cambiando en función de los ciclos de evolución por los que pasa la humanidad. Con esto quiero decir que dependiendo de las necesidades de una cierta enseñanza y de una cierta vibración (que corresponden precisamente al nivel de entendimiento que la humanidad ha alcanzado en esa etapa) se seleccionan a seres (ya sea entre los iniciados terrestres, ya sea de otras partes) se seleccionan a los seres (ya sea entre los iluminados e iniciados terrestres, o ya sea desde otras partes) para  llevar justamente a la Tierra, lo que la humanidad necesita en ese momento. Así que en la Jerarquía, no sólo hay seres terrestres.

¿Habrá también extraterrestres en la Jerarquía?

Sí, pero eso no debería de asombrarlos, ya que en el Universo, todo es intercambio, todo es relación y correspondencia. Sin embargo, cuando les hablo de extraterrestres NO deben de considerarlos como la gente suele hacerlo: imaginando a los pequeños hombres verdes, o a los “nórdicos” venidos de las Pléyades, o no sé qué otra cosa. Cuando les hablo de los extraterrestres que participan en la Jerarquía planetaria de la Tierra, más bien deben de considerarlos como seres tan avanzados que ya se encuentran en otras dimensiones.

(Es decir, seres que han alcanzado un desarrollo tan grande en la evolución cósmica, que ya han trasmutado su materia y trascendido el plano físico. Y es por eso que aunque hayan evolucionado en otro planeta, personalmente, prefiero llamarlos seres cósmicos, en vez de extraterrestres, porque no pertenecen más al plano físico. Su evolución se efectúa ahora directamente en otros planos de existencia más elevados: como el plano astral, o el plano mental, etc.)

Hay de todo en la jerarquía planetaria: terrícolas, extraterrestres, maestros, guías, iluminados, orientales, occidentales, etc. Hay de todo. Todo lo que puede ser un instrumento para hacer evolucionar a los humanos, para hacerles entender los aspectos invisibles de la Creación y hacerles comprender las leyes universales.

Entonces, les pregunto:

¿QUIERES ENTRAR EN LA JERARQUÍA?

Porque desde mañana lo pueden hacer.

¿Cómo?

Es muy sencillo. No es volviéndose muy iluminados. No siempre necesitamos gente muy iluminada para hacer el trabajo. Si esperáramos a que los humanos estuvieran ya muy iluminados para darles algo que hacer, todavía la humanidad seguiría en la barbarie y ni siquiera estaríamos conversando en este momento. Por contra, necesitamos la colaboración de todos. Incluso de los más pequeños. Y les aseguro que iría incluso a predicar con los más zopencos, si me pudieran oír.  Sí, porque incluso entre la gente más ignorante, también hay una evolución a efectuar.

Es por eso que ustedes que están más despiertos, deben de sentirse concernidos por lo extraordinario que sucede en estos tiempos: el cambio radical que puede efectuarse en el planeta. Y es por eso que desde mañana, ustedes pueden formar parte de la Jerarquía, sin necesidad de ser un maestro, sin necesidad ni siquiera de ser un guía. Simplemente siendo un canal de la Jerarquía, porque justamente, la Jerarquía no puede hacer nada si no tiene canales en la Tierra.

¿De qué sirve que los maestros sean los Maestros y que la jerarquía sea la Jerarquía con toda su gloría y poder, si simplemente se encuentran como un globo que vuela en el cielo y que no logra posarse sobre la tierra?




7. LA ENSEÑANZA ES SÓLO UN INSTRUMENTO PARA EVOLUCIONAR



Kuthumi es KUTHUMI y los maestros son los MAESTROS porque los humanos son todavía (a nivel cósmico) unos jóvenes ignorantes e inmaduros, pero si todos ustedes ya hubieran alcanzado el grado de maestro (y es el objetivo de la evolución), el concepto de MAESTRO como lo entienden ya no existiría.

Tienen que comprender que cada vez que leen algún concepto espiritual o esotérico, el concepto mismo de la cosa existe, sólo porque ustedes se encuentran fuera de ese concepto (como por ejemplo, las leyes divinas mencionadas anteriormente). Y es esa separabilidad la que engendra esa interpretación progresiva.

Como por ejemplo de decirles que Dios es todo y que ustedes son Dios. El hecho mismo de tener que decírselos prueba que ustedes ignoran que lo son. Si realmente supieran que son Dios, entonces no necesitarían ni siquiera plantearse la pregunta. No necesitarían ni siquiera buscar a confirmarlo. Sería de una tal evidencia que no necesitarían ni siquiera decirlo. Simplemente lo sabrían y es todo.

Es por lo tanto importante que sepan que todos los escritos esotéricos o religiosos (sin importar de cual libro provengan) son sólo “medios” para ayudarlos a dar sus primeros pasos en el sendero que lleva hacia Dios, hacia lo divino. Esos textos existen como una “ilusión” que durará mientras que durará vuestra ignorancia, porque tan pronto como el conocimiento será parte de ustedes (no sólo intelectualmente, sino integrado, concientizado) entonces el libro ya no será necesario, debido a que sólo es un instrumento que existe para hacerlos salir de ese estado de ignorancia.

Por lo tanto, no se aferren a los libros, ni a las enseñanzas. Ni siquiera se aferren a los conceptos que esas enseñanzas expresan. En cambio, traten de vibrar con el Cosmos y a volverse el Cosmos. Es el único camino, se los aseguro.

¿Si no, por qué aquel que fue enviado y quien es uno de los más grandes, no habló de más?


¿Qué dijo Jesús?

Pocas palabras, de hecho:

    -  Ámense los unos a los otros.
    -  Perdonen a sus enemigos.
    -  Recen al Padre divino.
    -  El reino de los cielos está en ustedes.

Jesús dijo cosas simples, y es porque la Verdad es SIMPLE.
La Verdad no es algo complicado, no es un misterio. Todo el mundo está a la búsqueda del misterio de Dios.

¿Pero qué tienen estos humanos para complicarse tanto?

El misterio del buen Dios, como si fuera una alquimia enorme y complicada, completamente velada. No, se los aseguro, no tiene nada de eso. En cambio, si se mantienen en la separabilidad con lo divino, entonces ahí sí, sí hay misterio.

Hay un misterio, porque todo lo que está más allá del límite de lo conocido se convierte en lo desconocido, y ese desconocido genera misterio. Y es así como muchos individuos se pasan reencarnaciones y reencarnaciones únicamente buscando descifrar los misterios de Dios. Y nosotros los vemos con tristeza como ellos ponen de lado su evolución para obsesionarse con los misterios, porque la búsqueda es como una bebida alcohólica, es embriagante, es adictiva. Estas personas toman gran placer en buscar por aquí y por allá, y cada vez quieren averiguar más:

« ¿Oh, pero qué significa esta energía?  ¿Y esto?  ¿Y luego este otro aspecto, qué representa?  ¿Y estas ondas de forma?  ¿Y este chakra, cómo funciona con esta fuerza?  Etcétera, etc. »

(Curiosamente, si estas personas se concentraran en evolucionar, alcanzarían un nivel en el que adquirirían una facultad que se le conoce como el “conocimiento instantáneo”, es decir que cuando quisieran estudiar alguna cosa, simplemente tendrían que concentrase en esa cosa, para recibir instantáneamente la información concerniente a esa cosa  probablemente de los registros akashicos sin necesidad de investigarla y buscarla.)

Ahora bien, con esto NO quiero decir que todos sus esfuerzos son inútiles (porque hay que trabajar mucho para alcanzar ese nivel). Ahí no está mi discurso. Simplemente como seguido se los he dicho, taparé fuertemente sobre la mesa para sacudir sus convicciones. Lo que no quiere decir que estas sean incorrectas. Lo que sí seguido es incorrecto, es la interpretación que hacen de ellas, y para corregir esa interpretación, tengo que hacerlos temblar en sus creencias, y sacudirlos tan fuerte que les parecerá que nada verdadero ha sido dicho. Y en ese caos que les parecerá de pesadilla.

¡Ahí, pueden tener la revelación!

¿Por qué?

Porque tan pronto como el ser humano justamente ya no se construye según los conceptos. No se concibe más, ni él mismo, ni el universo, basado en dogmas, en principios intelectuales, o diversas creencias. Entonces en ese momento, tiene la oportunidad de abrirse a la Verdad.

Ya sé que me van a decir:

« ¡Vaya!  Pero entonces ¿Por qué todas esas enseñanzas nos fueron dadas si al final resultan ser un engañabobos?  Pero que juego tan insidioso de la parte de los maestros con su montón de libros y ¡páginas y páginas a leer!  Además que no sólo lo hicieron los occidentales, sino también los budistas, los hindúes, los sufistas, bueno ¡Todo el mundo! »

La razón de esto es porque hay etapas en la evolución espiritual. Al principio, hay que enseñarles los rudimentos, y no sólo enseñárselos, sino también saber cómo presentárselos. Y es por eso que ustedes reciben las enseñanzas que les permiten avanzar por el sendero del discipulado. Pero la etapa difícil, es que una vez que han alcanzado un cierto grado de desarrollo, es necesario que liberen su mente de las cosas que justamente fueron capaces de llevarlos a ese nivel. Así que, obviamente, no entienden más qué está sucediendo.

Es como si a alguien le dieran unas piernas diciéndole: “sólo de esta manera puedes caminar”, y una vez que la persona llega a cierto punto en el que debía de llegar, su instructor le dice que se tiene que desprender de esas piernas. Entonces el discípulo todo desconcertado le responde:

« Pero maestro, no podré avanzar más. Usted mismo me dijo que sólo podía caminar con este instrumento. »

Pero es precisamente ahora, que se necesita soltar las piernas. Y ante el aferramiento del discípulo, el maestro las transforma en polvo. Y el discípulo tiene miedo, al igual que la humanidad tiene miedo en este momento en donde todo parece estarse derrumbando, pero el maestro tiene otra cosa que proponerle al discípulo. Él le dice:

« Sí, las piernas eran útiles, mientras que querías ser de la tierra, mientras que tenías que caminar sobre la tierra, mientras que estabas arraigado a la tierra. Pero ahora, debes ser del cielo. Mira tus alas crecer. Comienza a volar. ¡Ya no pertenezcas a la tierra sino al cielo! »

(Esta parábola significa que la enseñanza ya sea religiosa o esotérica son las piernas que los maestros nos dieron para que podamos desarrollarnos, pero hay un punto en el que si queremos seguir avanzando en el camino de la evolución, debemos dejar a un lado la forma, para empezar a vivir la esencia que lleva esta enseñanza. Por ejemplo, dejar de estudiar sobre la Luz divina, y comenzar a irradiar esta Luz divina a través de nuestras acciones.)


¡Esto es ahora posible para todos ustedes!
Si lo quieren

La enseñanza en si es buena. La enseñanza puede aportarles mucho. La enseñanza le has permitido llegar al nivel en el que han llegado. Y es sagrada, porque los principios que expresa son sempiternos. Pero lo que tienen que hacer ahora es no enfocarse más en la estructura (que precisamente son piernas para caminar en el sendero) sino enfocarse en la esencia que lleva esa estructura para desarrollar sus alas de seres divinos. Por lo tanto, ya no deben detenerse en la estructura de la enseñanza, sino ir al corazón de la Verdad que se encuentra en la esencia de esta enseñanza. Y es así como se convertirán verdaderamente en seres divinos. No es siendo los arquitectos del Templo.

Si quieren ser los arquitectos del Templo, ustedes permanecerán siendo sólo eso, arquitectos. Lo que también es agradable, pero entonces, no corresponden a mi trabajo, ni a mi discurso. Yo hablo en función del efecto que debo de crear en la Tierra.

La humanidad está destinada a ser como el Santo Grial.
(El receptáculo de la bebida divina: La Luz)


¿Y el Santo Grial, dónde se coloca?

En el centro del Templo y espera el descenso de la energía divina.

Pero alrededor del Templo, hay aquellos que están empedernidos en saber cómo está construido el Templo [la Creación]. Y ahí los ves dando golpecitos en los pilares para saber de qué material están hechos, rascando en la puerta para saber con qué está pegada, despegando la tapicería para ver con qué está recubierta, haciendo hoyos en el piso para saber que hay debajo. Etcétera, etc.

Todo eso es interesante. Es cierto. Todo eso es bueno que lo sepan. Si. Pero eso no les da acceso mas que a la estructura del Templo. Eso no les da acceso al Altar del Templo. Es por eso que les digo:

No sean los técnicos de Dios. ¡Sean Dios en la Tierra!

(Al igual que Jesús, pero obviamente, a nuestro nivel de desarrollo)

¿Y cómo volverse un ser divino en la Tierra?

Pues bien, a través de las mismas enseñanzas que les han sido dadas. Pero utilícenlas para tener acceso al corazón de la espiritualidad. Qué el estudio de esas enseñanzas no se vuelva un obstáculo para vuestro desarrollo, sino al contrario que su estudio sea una dinámica para vuestra evolución. Que el estudio de las enseñanzas produzcan en ustedes aberturas de conciencia y no la parte del misterio.

(Personalmente, después de estudiar una enseñanza espiritual que sea esotérica o religiosame tomo un momento de recogimiento, en donde poniendo la intención con mi voluntad, trato de asimilar en mi ser, la esencia de lo que acabo de estudiar, y muchas veces he sentido estar vibrando a un nivel más elevado de conciencia, tal vez sea eso las aberturas de conciencia a las que se refiere Pastor.)

Por supuesto que la búsqueda es apasionante, y es algo fabuloso imaginar a los Maestros, imaginar a los Ángeles, imaginar a la Jerarquía. Pero todo eso es justamente sólo de la imaginación.

   -  ¿Qué hacen por ustedes mismos?
   -  ¿Qué hacen por su alma?

¿De qué les sirve querer saber todo acerca de lo divino si no pueden entrar en contacto con lo divino?

Así por ejemplo, ustedes pueden buscar a saber todo de los Maestros, pero los Maestros permanecerán en tristeza, porque ustedes sabrán todo acerca de ellos, y sin embargo, ellos no tendrán acceso a ustedes, ellos no podrán venir a ayudarlos. Y es así que muchos discípulos e incluso algunos iniciados, terminan por dudar de la existencia de los Maestros, de los Ángeles, de la Jerarquía e incluso de Dios, porque dicen:

« ¡Pero en fin, no es posible!  Esos seres divinos que son tan poderosos, y sin embargo dejan abandonada a la humanidad con sus problemas. Dejan que este individuo que sin embargo todos los días les rezaba, muera de un cáncer. Y dejan a este otro tener un accidente y ser lisiado de por vida, a pesar que era una buena persona. ¿Pero cómo es posible que así sea, cuando tanta gente ora en los templos y en las iglesias? »

La razón es porque justamente la comunicación entre los humanos y lo divino no puede generarse que cuando el ser humano está en comunión, y esta comunión sólo puede crearse si entran en un estado superior de conciencia.


Siempre insistiré en este punto que es de suma importancia.

TODO DEPENDE DEL ESTADO DE CONCIENCIA

No hay nada más. Toda la clave está ahí.

¿Y este estado de conciencia, de qué depende?

Depende de vuestra voluntad.

Ahora bien, las voluntades no tienen que entender el universo, las voluntades tienen que ¡Vivir el Universo!

(O sea de volverse un ser activo, ya no estudiar el esoterismo o la religión simplemente por interés, o de querer todo saber del mundo divino por curiosidad, sino hacerlo para ayudar a la humanidad como lo hacen los maestros, obviamente a nuestro nivel, pero ser activo y no más pasivo.)

Seguido he observado la Tierra desde mi cielo, como alguien que observa la calle desde su balcón, porque quería saber qué se podía hacer para ayudar a los humanos, y vi que incluso los individuos más eruditos, aquellos que sabían muchas cosas de esoterismo, o de métodos de meditación, y todo lo que pueda ser un instrumento de evolución. Me di cuenta que incluso esas personas tan capacitadas, no habían comprendido lo que significa:

“Vivir el Universo”

Es por eso que es mejor enviarles seres que no tienen mucho que decir, pero que sirven de ejemplo (como Jesús) que seres que tienen mucho que decir, pero que no demuestran nada. Porque vivir el Universo, eso no se puede aprender.  ¡Hay que lanzarse!  Es como cuando comienzan un oficio, van a aprender los rudimentos, pero en algún momento tienen que lanzarse. ¡Lanzarse a la vida!  Igual aquí, se les enseña los conceptos básicos de la espiritualidad, pero ahora tienen que lanzarse a vivir su estatuto de seres cósmicos. Y es ahí donde deben absolutamente hacer todo lo que se les dijo, yo diría por Jesús, pero también por muchos otros, porque la vida cósmica comienza justamente por vivir la humanidad que hay en ustedes.

¿Qué los hace ser humanos?

El amor, la inteligencia, la solidaridad, la capacidad de obrar, y todas las demás cualidades.  ¡Eso es lo que los hace ser humanos!  Por lo tanto tienen que expresar la humanidad que hay en ustedes: ser buenos, ser generosos, ayudar, aliviar, apoyar. Ayudar a los otros a comprender, ayudar a los otros a evolucionar. Esto es vivir cósmicamente en la Tierra. No es sólo orar o meditar, sino cada vez proyectar más Luz divina en la Tierra. Y cuando comienzan a volverse un canal de la Luz divina, sin que lo sepan reciben una iniciación mayor, pero tienen que comenzar por volverse activos.


Ahora bien, cuando digo esto, y cuando los otros Hermanos también lo dicen, la gente suele agregar al final del discurso:

-        Todo eso que dices está muy bien, y es muy bonito, pero en la sociedad actual no podemos comportarnos así.

Y entonces, bajo los brazos, porque me digo:

« He estado hablando por nada. Llevo veinte minutos hablando por nada. No comprendieron. ¿Pero qué tienen estos humanos que no quieren entender? »

Si no expresan su humanidad, entonces nunca podrán acceder a lo divino sin importar que tanto estudien.

Entonces

¡Qué importa si se burlan de ustedes !
¡Qué importa si los tratan de locos!
¡Qué importa si pierden a sus amigos!

Es porque no eran verdaderos amigos. Ya encontraran otros mejores.
¡Amigos cósmicos!


Maestro Kuthumi. ¿Quieres ser mi amigo cósmico?
Si me permites te mando mi mail y mi facebook.


¡Tienen que ser el ejemplo!  Porque es sólo siendo el ejemplo que liberan la Luz divina y ponen en movimiento la divinidad que hay en ustedes. Ustedes la manifiestan siendo espirituales en cada uno de sus actos, entonces la energía divina los atraviesa y se vierte en el mundo, y cada vez la energía va a vibrar más rápido y más intensamente en ustedes.


Y es así como se vuelven grandes Adeptos, no es sólo leyendo y yendo a multitud de cursos. Y así también es como pueden cambiar el mundo. No es yendo cada semana al templo esotérico o a la iglesia y manteniéndose profano el resto del tiempo. Se los aseguro, la prueba es que eso ya lo hemos demasiado conocido en la Tierra y la humanidad sigue igual.


Y así, en la Antigüedad: por un lado estaban los iniciados de muy alto nivel adentro de los templos, y afuera, se encontraban los guerreros, destrozando pueblos...


¡Basta!  Esa actitud tiene que terminar.  No pueden seguir así.

Porque también es una cuestión de números.

¿Qué es lo que está ocurriendo en la Tierra en este momento?

El número de individuos que están ennegrecidos en su ser, aumenta, y eso es un gran problema.

¿Qué van a hacer ustedes que se encuentran en los templos modernos, si esa masa de individuos oscuros llega a dirigir el mundo (como ya ha sucedido en el pasado)?

Sin importar que tan puros sean, ustedes serán aplastados. Y sé que algunos aceptarían ese sacrificio, ya que tienen el corazón por ello, pero ese no es el objetivo. El objetivo es que ustedes sean en la Tierra el aspecto manifestado y viviente de esa Jerarquía que tanto necesita de su ayuda, que tanto necesita de su colaboración para crear el nuevo mundo, para crear un cambio de consciencia a nivel planetario.

Y esa es la principal razón por la que la Jerarquía volvió tan pública la enseñanza esotérica que durante tanto tiempo había sido mantenida oculta.

Y esa es la principal razón por la que la Jerarquía busca sacar a los discípulos de los templos, para que salgan a sensibilizar a las personas que se encuentran en el exterior sobre las verdades espirituales.

Porque si la humanidad no desarrolla más su espiritualidad y su fraternidad, porque si el desarrollo de la humanidad sigue siendo esencialmente económico, científico y material, como lo ha sido hasta ahora. Entonces, esos individuos oscuros van a terminar por controlar completamente el mundo, y un día, incluso el propio TEMPLO Sagrado ya no existirá.

Y si el TEMPLO muere, la Flama Divina será retirada y los Seres cósmicos que vinieron a darla se habrán sacrificado por nada. Y si la Flama se retira de la Tierra, entonces la humanidad está destinada a un gran caos, porque nada de divino puede hacerse sin la Flama, ya que la Flama: ¡lo es todo!  El conocimiento, la vida, la luz, el amor, la armonía. Ella es todo la Flama. Y es por eso que ahora, todos aquellos que son capaces de transmitir, incluso si es sólo una chispa de esa Flama Divina. Todas esas personas deben ir a abrazar a la masa humana.





8. LA JERARQUÍA NECESITA DE LOS HUMANOS PARA PODER CAMBIAR AL MUNDO


Si la Jerarquía no necesitara de su ayuda, desde hace mucho tiempo atrás ya habría cambiado el mundo. Jesús mismo habría sido tratado como un rey cuando descendió a la Tierra, si la Jerarquía tuviera tanto poder en el mundo como lo piensan. Y sin embargo, ¿qué hizo la Jerarquía?

Ella dejó a Jesús solo en el planeta, y Jesús tuvo que arreglárselas solo con los hombres, y Jesús fue asesinado por los hombres. Entonces, ¿dónde está el poder de la Jerarquía?

El poder de la Jerarquía es inmenso, pero se inclina ante la voluntad de los humanos, porque el libre albedrío les fue otorgado por Dios. Entonces, la Jerarquía debe respetar la voluntad de los humanos, pero aun así trata de llevarlos hacia el camino correcto diciéndoles:

« Por favor pon atención aunque sea un poco en mis palabras. Si te envío Mesías, escúchalos. Si te envío guías, escúchalos. Es por tu bien. »

Así que ya ven a qué punto la Jerarquía los necesita, y no como Mesías o grandes Adeptos, sino simplemente por lo que son, o sea humanos de buena voluntad que se encuentran encarnados en el planeta y que pueden ser los canales para manifestar la Energía divina en la Tierra.

Dejen a nosotros el trabajo de filtrar esta Energía divina para que los humanos no sean lastimados por su intensidad. Esa es nuestra principal labor, la labor de los grandes Iniciados (como nos llaman), pero ustedes sean los canales por donde se pueda difundir esta Energía divina en el mundo. Y para nosotros su servicio es muy precioso, es incluso primordial, porque sin ustedes no hay forma de llevar la Luz divina al plano físico.

Entonces, si de verdad son lo que dicen ser, es decir, discípulos responsables, discípulos que aprecian el esfuerzo que hacen los Maestros y la Jerarquía, y que quieren colaborar con ese trabajo. Sean los canales activos de la energía divina y harán un enorme bien a la humanidad. Y los Señores del karma los recompensarán con un bien todavía más preciado.

Por lo tanto si quieren alcanzar lo divino, primero tienen que representar a Dios en la Tierra, y se los repito para que sea bien comprendido. No piensen que con mi discurso, estoy repudiando todo lo que les ha sido dado. NO. Lo que quiero es que vean de manera sublimada lo que han recibido. Es eso el efecto que quiero producir en ustedes. No les quito nada. No les reprendo nada. Simplemente trato de hacerles entender lo que realmente tienen en sus manos y como utilizarlo para evolucionar.

Los escucho.

(Un joven hombre pregunta)

a)  Soy maestro de primaria y tengo la impresión de participar tan poco en la construcción del ser divino que representa cada niño, ya que me encuentro imposibilitado para transmitirles el conocimiento espiritual. ¿Cómo abordar este problema para no perder el coraje y el entusiasmo?

b)  Luego, me interrogo desde hace años sobre la orientación a dar a mi vida, es decir, el tipo de servicio que puedo dar a la humanidad. ¿Si tuvieras algún consejo para darme acerca de eso?

c)  También hubiera querido saber, si es posible, ¿la naturaleza de los rayos que me condicionan?


Por lo visto, tienes mucha hambre

(Risas del público)

¿Por cuál pregunta quieres que empiece?

Por la primera pregunta.

En realidad mueres de deseo por comenzar por la última.

(Risas de la audiencia)

(Después de unos segundos de silencio)

Estos son tus rayos: cuatro para la personalidad, tres para el alma.




9. CONSEJOS PARA QUIENES QUIEREN COLABORAR CON LA JERARQUÍA


En cuanto para qué tipo de servicio estás de cierta manera hecho, yo diría que primero tienes todavía muchas cosas que consolidar en ti. Al decir esto, no me refiero que tengas todavía muchas cosas que aprender y comprender. No. Lo que quiero decir es que todavía te falta integrar las experiencias y enseñanzas que has adquirido. Primero tiene que hacerlas madurar en ti, antes de querer hacer algo con ellas. Veras, un campesino no va considerar recolectar una cosecha, antes de haberla sembrado. Tú, por tus esfuerzos ya has arado, debes sembrar ahora. Y sembrar, no como alguien que todavía tiene cosas que aprender, sino como alguien que tiene cosas que madurar.

¿Cuáles son esas cosas a madurar?

Muchas cosas. También tu carácter, debe de ser fortalecido en su convicción. Con esto no quiero decir que no la tengas hacia la Jerarquía o hacia tu trabajo espiritual. No es eso, pero eres joven, comprendes. Necesitas adquirir todavía más madurez. Lo que no significa que no puedas ayudar hasta que te hayas vuelto en lo que describo. Por supuesto que no. Pero no quieras ir demasiado rápido en tu ambición de ayudar, porque para nosotros serás verdaderamente útil cuando estés un poco más maduro.

Es como la madera, ves. La madera se vuelve realmente útil para el hombre cuando deja de estar verde y se endurece, igual aquí. Porque el deseo de ayudar a la humanidad es algo muy hermoso, es algo muy noble, es algo muy útil para nosotros. Y así muchos discípulos quieren ser comisionados para cumplir misiones en la Tierra. Pero también se necesita tener la fuerza. La fuerza de encontrarse con los demás.  La fuerza de soportar a los demás. La fuerza de confrontarte a los otros e incluso a tus propias dudas. Porque la fuerza no surge en el discípulo sólo porque ha estudiado y meditado mucho. No. La fuerza surge cuando el individuo tiene suficientemente la convicción en lo que cree, la convicción en lo que hace.

Ahora bien, no digo que tú no tengas esa convicción. Para nada. Incluso tienes la tendencia a querer convencerte demasiado a ti mismo (lo que puede tornarse en fanatismo si no hay discernimiento). Pero te digo que todas esas cosas que has adquirido deben primero madurar en ti para que se vuelvan verdaderamente tu propia naturaleza. Por ahora estas cosas son un poco, no fuera de ti, sino todavía frescas, comprendes. Se requiere por lo tanto que se conviertan en tu propia naturaleza. Porque es necesario que puedas incluso confrontarte contra tus propias dudas, porque cuando tendrás una misión que cumplir, eso no significará que ya habrás todo comprendido, incluso acerca de tu misión. Y a veces serás invadido por enormes dudas. (Incluso Jesús las tuvo) Y si no tienes la fuerza, vas a abandonar todo. Por lo tanto, primero tienes que madurar tu ser.

(Ahora, tampoco tienen que pasársela eternamente preparándose, porque entonces nunca van a hacer nada. Lo mejor es buscar un equilibrio entre preparación y acción.)

De todas maneras, ya estás trabajando en las cosas que te gustaría que te dijera que trabajaras y fueras más lejos con ellas, y el desanimo que percibo en ti, ahora que te dije que primero tienes que madurar, no es correcto, porque eso no significa que debas detener lo que ya as comenzado. No. ¡Continua! Tú lo que más debes hacer es tener discursos con la gente, ya que eres muy apto para hablar con las personas. No que tengas un verbo cautivador. No es en un aspecto mágico que sitúo tu talento, sino que tienes una percepción de las cosas que te da los medios de adaptar la enseñanza al nivel que lo requieren los otros. Esta es otra de las razones por la que debes primero de integrar bien en tu ser lo que has adquirido, para que justamente puedas adaptar ese adquirido a la persona que se encuentre en frente de ti, en vez de simplemente repetir lo aprendido.

También vehiculas una energía que hace que la gente se sienta cómoda, y sobre todo se ponga a la escucha. Es una especie de vibración ligera que sale de ti y que genera la relajación a tu alrededor. Y en esa relajación la comunicación y el dialogo son posibles. Así es que la labor que mejor te conviene, si quieres colaborar con nosotros para ayudar a la humanidad, es a través de conferencias, eventos y contacto con la gente.





10. ¿CÓMO SER DIVINO DURANTE EL TRABAJO?


Ahora, ya que comenzamos a la inversa, vamos a tu primera pregunta que podríamos resumir en:

¿Cómo poder ayudar a los otros espiritualmente cuando uno se encuentra acaparado por labores muy terrenales?

Te diría que mediante la aplicación de las palabras de Jesús cuando dijo:

« Dar a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios. »
(Mateo 22:21)

Con esto quiero decir que lo que pertenece al mundo mundano, intenta hacerlo lo mejor posible. Pero no trates de hacer algo que rebase justamente la naturaleza de la expresión de tu profesión. No trates de hacer más de lo que tu profesión te permite de hacer. No te preguntes cómo enseñar la espiritualidad al niño con tu profesión. Y con esto no quiero decir que transmitir la espiritualidad no esté a tu alcance, pero eso no lo está actualmente al alcance de la institución en la que trabajas.

En este sentido quiero decir que elegiste un oficio que podría llegar a ser cósmico, si justamente las materias enseñadas no fueran solamente materiales, sino también espirituales (a no confundir con religiosas), pero las materias que actualmente se escogen son sólo terrenales. Por lo tanto, conténtate por el momento con hacer tu trabajo lo mejor posible. Añade un poco de paternalismo y todo estará bien. En el futuro, si estará al alcance de esta institución, porque la institución considerará al niño también como un ser cósmico.

¿Pero en la actualidad qué sucede?

El individuo en la sociedad sólo es considerado como un ser social y laboral, sin considerar para nada su naturaleza divina. Por lo tanto, no trates de cambiar la institución porque por el momento no se puede. En cambio, al lado de la institución, puedes vivir lo que eres como ser espiritual, y puedes muy bien también tratar de ser espiritual en tu trabajo. Pero no trates de hacer fuego con agua, no trates de construir una casa con cuatro tablas, no trates de cruzar el océano con un simple par de zapatillas. Debe saber utilizar al máximo y de la mejor manear el instrumento que tiene en tus manos que es tu profesión, sin desesperarte porque el instrumento es sólo eso: un instrumento.

Es a ti de encontrar las oportunidades para sublimarlo. Es a ti de encontrar la ocasión para inspirar al niño algo positivo, o de sustraerle al niño algo negativo. Es a ti de tratar de ser un padre guía en esos momentos. Pero no te desesperes y no te jales los cabellos porque no se puede hacer más con tu empleo. Y te lo digo, no puedes hacer más, porque no se te dan los medios. Debido a que el estado actual de la civilización es así. Entonces, trata de hacer lo máximo, pero no te culpabilices. Y si sientes que algo te falta porque quieres expresar más espiritualidad. No te prives. Se espiritual, pero intenta serlo como una extensión de la actividad, y no como si fuera la principal razón del trabajo que estas ejerciendo.

Tienes que comprender que el mundo está así y que hay que saber lidiar con ello. Es como si alguien que trabajara de cajero de banco, y estuviera todo el día detrás del mostrador, me dijera:

« ¿Pero cómo quieres que sea espiritual en este caso? ¿Cómo quieres que ayude a la humanidad, si tengo que estar ocho horas al día detrás de un cajero y no veo más que billetes? Ni siquiera puedo conversar con la gente. Y por la noche cuando llego a casa, estoy muy cansado para hacer algo espiritual. »

Comprendo su descontento, sin embargo a pesar de eso, hay que lidiar con la situación actual de la civilización, porque no es posible cambiar repentinamente las instituciones y la sociedad. Además, aunque ya no se acuerden, ustedes sabían antes de descender en el planeta que el mundo estaba así, y aunque no fueran las condiciones idóneas, aceptaron la situación al encarnarse, porque saben que a pesar de sus defectos, la sociedad actual les va ayudar con su evolución.

¿Entonces, qué es una estancia temporal en este mundo demente (como ustedes lo llaman) si eso les va ayudar a alcanzar una vida cósmica?

Por lo tanto, hay que hacer con la situación. Pero, al mismo tiempo que hay que lidiar con la situación, al mismo tiempo hay que tratar aún así de sublimar el asunto. Es decir que aquel que se encuentra detrás de un mostrador ocho horas al día y piensa que por ello no puede hacer nada espiritual durante ese tiempo se equivoca enormemente, porque algún día vendrá alguien que necesitará de su sonrisa. Algún día vendrá alguien que va a necesitar de su consejo, aunque este consejo sea puramente comercial. Pero será precisamente el canal que los guías de la persona habrán elegido para sacarla de una mala situación financiera. El empleado del banco se dirá:

-        “Simplemente hice mi trabajo, fue un consejo laboral, no hice nada especial.”

Pero en realidad habrá ayudado a la persona aunque haya sido parte de su trabajo. Por lo tanto, lo que hay que hacer es tratar de sublimar la labor terrestre que tengan que desempeñar. Lo que no significa que la traten de cambiar, porque la estructura social es muy dura. Pero si ustedes, en su actividad, a cada momento, sin importar lo que hagan, utilizan todo como un medio para transmitir la energía espiritual. Entonces, incluso aunque fueran un barrendero, su acción será espiritual.

Imaginen un barrendero limpiando la acera, él podría decirse:

-        ¿Pero qué contacto espiritual es el que puedo tener con la gente, con este trabajo?

Y yo le digo: por el contrario, mira qué bella labor estás haciendo. Limpias los caminos. Gracias a ti, la gente puede caminar por las calles que están higiénicas. Y para que tu trabajo sea también divino, con tu mente carga las aceras con energía espiritual, visualiza que el pavimento se llena de Luz divina, de manera que cuando la gente camine por esas calles que acabas de limpiar, reciban esa energía que has proyectado.


Y ese simple gesto puede ser la chispa que ayude a algunos a cambiar su vida, porque mientras que se encontraban totalmente deprimidos, con ideas suicidas, el simple hecho de haber caminado por esa calle energizada con la Luz divina, les trajo nuevas fuerzas para superar sus problemas y seguir adelante. Y todo eso gracias a ti.

Que todo sea un soporte a vuestra labor de transmitir la energía espiritual.

Que vuestra profesión se convierta en un servicio divino, pero para que ese servicio sea eficiente, no traten de volver su profesión más de lo que es. La civilización ha tirado sus dados y las cosas están establecidas así por un buen rato. Por eso es a ustedes de darles una segunda expresión a lo que hacen, aunque su actividad sea algo muy material y profano. Y esta segunda expresión sólo depende de vuestra intención interior. Ella no depende de transformar la cosa. Así, en tu caso que enseñas a los niños, no trates que la enseñanza que da la institución en la que trabajas se vuelva cósmica.

Bueno niños, ahora vamos a estudiar la interrelación que existe entre el cuaternario inferior que es la personalidad con la triada superior que es la individualidad.
¿Quién puede decirme lo que es el Antahkarana?

No

Como te dije, por el momento eso no es posible. En cambio, puedes volver tu trabajo divino, aunque las materias que enseñes sean muy terrestres, y eso depende de tu actitud interior al ejercer tu profesión. Puedes por ejemplo, dar una iniciación a un niño simplemente enseñándole el alfabeto. Te lo aseguro, algo tan sencillo como enseñar el ABC puede volverse iniciático, si cuando le enseñas las letras al niño concibes su mente como un receptáculo al que tratas de enviarle la Luz divina, y que para lograr eso te ofreces ser el intermediario entre el niño y la Jerarquía para enviarle esta energía divina.

Si te conectas con esta intención con la Jerarquía, entonces un simple curso acerca del alfabeto se vuelve el pretexto a la iniciación, porque todo el manejo energético es interior. En ese momento, aprender el alfabeto no es más que un pretexto para ti, para tener acceso a la consciencia del niño. Así como el esoterismo no es más que un pretexto para los Maestros para tener acceso a vuestra consciencia.

Si quieres expresar divinidad con tu trabajo, tienes que vivir tu empleo de esa manera, y te lo aclaro: no sientas que enseñas algo que no tiene valor, o que no tiene ninguna acción en la evolución espiritual de los niños. Esa acción divina depende de ti. No de lo que les vas a decir, ya que ellos necesitan de esa enseñanza que les das para la vida material. Pero la iniciación, la Luz divina, la energía espiritual, todo eso solamente depende de ton intención y de tu actitud interior.





11. TODOS LOS MAESTROS QUE ENSEÑARON REGRESARÁN


¿Tienen alguna otra pregunta?

(Quien dirige la conferencia dice)

« Por falta de tiempo, debemos llegar a la conclusión de esta discusión, y le damos las gracias por la enseñanza que nos ha dado. »

(A lo cual Pastor responde)

Para nada quiero que digas que les he enseñado. Por favor, no digas eso. Yo simplemente intento romper el velo en el que se han envuelto. Por lo tanto, no digas que les he enseñado. Di mejor que he limpiado sus mentes, eso sí, pero enseñar no. Los Maestros que vinieron lo hicieron porque tal era su misión, porque tal era la necesidad de la humanidad, y también porque esa era su naturaleza. Y todos aquellos que vinieron a enseñarles volverán. Todos ellos regresarán, para re-explicarles lo que les dijeron, no para que comprendan y sepan interpretar la enseñanza que dieron, sino para que sepan VIVIRLA.

Todos ellos regresarán de nuevo, porque cuando alguien ha comenzado un trabajo, y sobre todo un trabajo que necesita ser interpretado, ese ser está obligado a volver a venir. Y no es a causa de la ley del karma como podrían imaginarlo, sino es simplemente un asunto de responsabilidad, ya que cada uno de esos grandes Iniciados tiene un profundo sentido de la responsabilidad. Que la vuestra se despierte con nosotros.

Los saludo.

Igualmente lo saludamos y le agradecemos.