17/10/19

LAS ENERGÍAS CÓSMICAS RECIBIDAS POR LA TIERRA

 

(11.09.86)

 Indice



    1.          Las energías recibidas actualmente por nuestro planeta

    2.          ¿Qué es la intuición y cómo desarrollarla?

                        -  Requisitos para desarrollar los poderes

  3.          El significado oculto del fuego

  4.          ¿Qué es la consciencia del espíritu?

  5.          ¿Cuál es la función del karma?

  6.          Consejos para crear la unión en un grupo








1.  LAS ENERGÍAS CÓSMICAS RECIBIDAS ACTUALMENTE
POR NUESTRO PLANETA


Buenas noches,

He aquí la primera pregunta:

Desde 1983, hemos recibido del cosmos energías muy fuertes, muy intensas, que parecen estar relacionadas con la transición a la Era de Acuario. ¿Considera usted que este período ha terminado o por el contrario que se va acelerar en el futuro?



Ustedes hablan acerca de las energías cósmicas recibidas recientemente, como si fuera un incremento de la oleada vibratoria que recibe la Tierra para hacer surgir un mundo nuevo y un hombre nuevo.

Sin embargo, desde siempre las energías fluyen hacia la Tierra, y no solo las de los otros planetas, sino también las de las constelaciones y de los centros cardíacos del Universo que son las estrellas.

Ahora bien, lo que hace que en algún momento una de esas energías que proviene de otro planeta, estrella, constelación, o incluso otra galaxia. Lo que hace que ese rayo comience a actuar en la Tierra y no antes, es porque los Maestros que guían la evolución de la humanidad, quitan el filtro para dejar pasar ese rayo.

Es como una madre que para proteger a su pequeño hijo, pusiera un filtro para protegerlo de los rayos del sol. Y a medida que crece va quitando una capa del filtro, hasta que el niño sea capaz de recibir toda la intensidad de los rayos del sol en su totalidad sin quemarse. Pues bien, es lo mismo para la humanidad frente a las energías cósmicas.

Ahora, a la pregunta;

¿Es cierto que una energía más fuerte, del tipo depuración, se vierte actualmente en el planeta?


La respuesta es si, e incluso añadiría que es una energía tripartita, puesto que la parte a despertar en el hombre es justamente una noción tripartita, ya que se requiere unir el espíritu con el físico y conectar el alma con el espíritu, para hacer un hombre diferente que esté inspirado en todo momento.

No se trata de crear una nueva religión, eso ya lo he dicho. No habrá nuevas religiones, sino un nuevo estado de ser. La era de las religiones (la era de piscis) será concluida. Y la nueva espiritualidad no se basará en el fervor religioso, sino en la búsqueda de la realidad del Ser y del Cosmos.

Y aunque es cierto que eso ya está sucediendo, pero el hombre nuevo no buscará pertenecer a una escuela, que sea esotérica o religiosa como lo hace ahora. Incluso la filosofía misma será rebasada y en su lugar habrá el verdadero conocimiento alquímico del mundo. Lo cual de cierta forma sigue siendo filosofar, pero será filosofar sobre las bases de las realidades cósmicas y no discutir dialécticamente como se hace ahora.


¿Y es que todo eso se genera a través de las energías vertidas?


Sí y no. Atención hasta qué punto se debe interpretar, porque si bien es cierto que todo puede ser dirigido por los astros, también es cierto que los astros NO dirigen todo. Si bien es cierto que las energías cósmicas puede crear de todo en la tierra: los ciclos, las revoluciones, las enfermedades, etc. También es cierto que el hombre NO está sometido a esas energías. Todo depende de su propia vibración, lo que influenciará que tanto se manifestará esa energía en el plano físico.

Así por ejemplo, si un país tiene una frecuencia vibratoria muy baja, y que llega a la Tierra la energía de un planeta cuya naturaleza es especialmente depuradora (como por ejemplo Plutón), entonces ese país será sacudido. Pero viertan la misma energía en otro país que ha superado la frecuencia vibratoria crítica y a ese otro país no le pasará nada.

Y esto se debe porque el planeta, la estrella, la constelación, son solo espejos y el hombre, el discípulo, cuando finalmente presta atención a la realidad, él se ve a través de esos espejos cómo es realmente, y su imagen le es reenviada y trabaja sobre ello.

Esto es lo que hacen los planetas, pero también los guías, los Maestros, y todos los seres que de alguna manera u otra ayudan al hombre a evolucionar.

Y si bien es cierto que esa energía de depuración fluye en la actualidad y de manera poderosa, tampoco hay que imaginar que es la mano de Dios que viene a castigar a la Tierra.

¡No!

Al contrario, hay que imaginar esa poderosa energía como algo benéfico que por fin llega, y aunque por supuesto va perturbar a la humanidad en todas sus viejas estructuras, eso es bueno ya que de lo contrario no sería útil.

De hecho, todo depende del hombre, todo depende de hasta que profundidad están plantadas las raíces del hombre en el astral. Porque más el hombre estará sumergido en las vibraciones bajas del astral y más el impacto de esta energía va a ser violento y poderoso, precisamente porque el objetivo de esta energía es de limpiar el plano astral del planeta.

Y es que no puede haber una nueva iniciación, sin antes haber una purificación del astral de los individuos, de las razas y del planeta mismo.

Por lo tanto, ciertos planetas están ahí (porque tal es la característica de su vibración) para desarraigar del astral a aquellos que llevan demasiado tiempo anclados ahí. Y una vez que el hombre es liberado de la consciencia astral, entonces puede elevarse hacia las esferas superiores.

Y es por eso que Jesús dijo:

Sea tan perfectos como vuestro Padre que está en los cielos.”
(Mateo 5:48)

Porque si los hombres trataran de comportarse con dignidad, despojándose de las bajas pasiones, de los bajos sentimientos, entonces ya no se crearían raíces en el astral. Seguirán teniendo un cuerpo astral, por supuesto. Pero que vibraría en el astral superior, en donde funcionará en conexión con la inspiración del espíritu.

El cuerpo astral es una herramienta muy útil, y para nada hay que imaginar que debe ser eliminado. Lo que se debe de hacer es utilizarlo en su aspecto superior.

De todas maneras, el astral es solo un pasaje temporal para la humanidad. Y es por eso que un Maestro elevado ya no tiene un cuerpo astral, ya no tiene sensibilidad astral. Porque todo su ser se ha incorporado en el mundo divino.

Todos vuestros cuerpos que son intermediarios entre la consciencia unida a la materia y la consciencia unida con vuestro Sí Superior, son envolturas que desaparecen completamente una vez que el camino de desarrollo se ha recorrido. Todos estos cuerpos sutiles son transitorios, tanto como el cuerpo físico puede serlo, y es por eso que deben ser purificados.

En cambio todo lo que es eterno NO necesita someterse a una purificación, porque su naturaleza es pura luz. Mientras que los cuerpos inferiores, como el cuerpo etérico y como el cuerpo astral, son perecederos y deben someterse a la purificación.

Y cuando hablo de purificación, quiero decir que deben estar en la misma frecuencia vibratoria que la realidad suprema que se encuentra adentro de ustedes.


Para regresar a esta energía depuradora que se está vertiendo actualmente en la Tierra, ustedes no deben temerla porque hay energías todavía más poderosas que ella.

Por ejemplo ustedes ignoran el total de energías que puede existir en el sol. A ustedes les encanta el sol pero ignoran a qué punto el sol puede ser un instrumento peligroso, y no solo para la piel cuando se exponen demasiado tiempo para broncearse. Estoy hablo en un sentido espiritual.

Ustedes temen a ciertos planetas como Plutón o Saturno debido a su naturaleza “maléfica”, aunque yo diría más bien “iniciadora”. Pero en realidad es al sol al que hay más que temer, más que a todos los planetas, porque es la energía suprema.

Os lo aseguro, si quieren ser lógicos, teman sobre todo al sol.

¿Y qué decir entonces de las otras constelaciones?

Ahí ustedes no van a dejar de temblar, porque contrario a los planetas, su acción es constante.


Pero en realidad, lo que se necesita es liberar al ser humano de todos esos miedos, porque si bien es importante que ustedes sepan lo que es peligroso, lo que es arriesgado, y lo que implica un cierto desafío. Pero tampoco deben de tenerle miedo.

Si tiene miedo a algo es porque ustedes están en una situación deficiente con respecto a ese algo. Pero cuando alguien domina perfectamente una disciplina, no tiene miedo de encontrarse con el examinador, la persona tiene confianza en sí misma.

En cambio alguien que tiene incertidumbre, todos sus huesos van a temblar, toda su fe va a tambalear. Y es por eso que en vez de temer a algo, hay que afrontarlo, pero no en un espíritu de desafío o de lucha, sino en el sentido de comprenderlo, y con ello saber cómo actuar.

Y si por ejemplo, esa energía va a provocar una sacudida en los hábitos, pues bien afróntenla cambiando vuestros hábitos. Pero la gente, en vez de comprender y actuar, en vez de subirse sobre la energía y surfearla como si fuera una ola, tienen miedo y se paralizan haciendo que la energía los golpee como un tsunami.


Los escucho.







2.  ¿QUÉ ES LA INTUICIÓN Y CÓMO DESARROLLARLA?


La segunda pregunta es:

¿Qué se puede hacer para favorecer la intuición?



Favorecer la intuición es una facultad que pueden y no pueden desarrollar debido a que esta no tiene sus raíces en el plano físico, y por lo tanto es poco lo que pueden hacer para desarrollar ese poder porque de hecho, es una forma de poder.

¿Qué es la intuición?

La intuición es una relación constante que el humano logra establecer a medida que se desarrolla y que su receptividad se vuelve más flexible, con una forma de su ser superior.

Y especifico una forma porque de hecho hay varias, y la intuición es la que está relacionada con la inteligencia. Y para que me lo comprendan mejor, sepan que en vuestra naturaleza superior, existen tres tipos de existencia:

  1) La primera es toda eternidad, es la realidad divina, y es la que deben de reintegrar al final de vuestro desarrollo solar.

  2) La segunda es una especie de puente, y es justamente donde se encuentran las bienaventuranzas, las iluminaciones y los estados de Budeidad.

  3) Y la tercera es la inteligencia.


Entonces, la primera es de cierta manera, la NADA, ya que ahí solo hay luz, sin pensamiento, ni forma. Y esta es la primera manifestación, mientras que la segunda manifestación es el estado de iluminación, la cual da lugar al tercer estado que es el de la inteligencia.

Y esta inteligencia superior puede a veces enviar tipos de mensajes, o incluso lograr dialogar con la receptividad del hombre encarnado. Y esto es posible porque esta tercera parte de La Trinidad está omnipresente en la vida del individuo.


La parte inteligente es la parte de vuestra naturaleza divina que ustedes pueden llegar a contactar en el estado actual de vuestro desarrollo humano, porque es la que dirige vuestras encarnaciones y por consiguiente se encuentra omnipresente en vuestra vida.

Y es ella también quien hace la síntesis de todas las experiencias que ustedes tienen a lo largo de vuestras reencarnaciones, y con esa síntesis ella crea una especie de néctar que les permite establecerse de manera más consciente en la vida divina.

Por lo tanto, esta inteligencia por su omnipresencia en las diferentes capas que constituyen al hombre, logra estar activa incluso en el plano del subconsciente.

Y la intuición es un vínculo entre la parte inconsciente o subjetiva del hombre y su parte objetiva.

Entonces el truco para desarrollar la intuición está en saber escuchar, para así captar lo que en un momento dado se envía al inconsciente para que de esta forma se convierta en algo objetivo.


Ya les he hablado extensamente sobre el aspecto subjetivo y objetivo del hombre para diferenciarlos, y así por ejemplo, esta diferencia se ve en el sueño y en el estado de la actividad. El sueño es su parte subjetiva y su estado de actividad es su parte objetiva.

La intuición se desarrolla únicamente en la parte subjetiva que es la parte oculta de la conciencia del hombre. Y por el momento esta parte subjetiva se mantiene oculta debido a la constitución del tipo de despertar que el hombre ha logrado hasta ahora.

Y es por eso que actualmente todo lo que proviene del mundo del espíritu está oculto para el hombre, porque el hombre no sabe cómo acceder a ese mundo. Y esto debido a que por el momento el hombre vive sus polaridades como dos polos que se alejan, en lugar de fusionarlos, en lugar de fusionar los dos tipos de energía que hay en él.

Y es así que los humanos viven su subjetividad durante la noche cuando duermen, sueñan, y se mueven en el astral. Y viven su parte objetiva en el día,  cuando están despiertos, analizando, trabajando, proyectando, y deseando.

Pero cuando un individuo llega a un cierto desarrollo, puede hacer una especie de síntesis, y a partir de ese momento el mundo del espíritu se convierte para él en una realidad objetiva y ya no subjetiva.

Entonces,

¿Cómo desarrollar la intuición?


Todos los humanos tienen un potencial intuitivo de un grado bastante poderoso, debido a que esta tercera parte de vuestra naturaleza divina, la inteligencia, está omnipresente incluso en la materia.

Entonces todos ustedes pueden escuchar la voz de vuestra propia alma superior. Pero lo que dificulta la escucha es todo el ruido que hay entre ustedes y vuestra alma superior.

Es como si ustedes encendieran la radio, pero no pudieran escuchar lo que dice el locutor a causa de todo el ruido que hay alrededor. Y como además el mensaje sucede en muy poco tiempo, a la velocidad de un flash. La persona que lo recibe no sabe si realmente escucho algo o fue producto de su imaginación.

Entonces en primer lugar es necesario limpiar vuestra cabeza de todos esos ruidos que interfieren. Pero los hombres siempre están llenando su cabeza con sus preocupaciones, sus traumas y sus deseos. Y en esas condiciones el alma habla en vano, ya que la conciencia objetiva no oye, debido a que en su territorio que es el mundo físico, hay un terrible bullicio.

Imaginen a una diva de la arpa tocando en un sitio de construcción. Aunque su melodía sea sublime, su música no se escuchará por todo el ruido que hay en ese lugar, y lo mismo sucede con la comunicación del alma frente a la conciencia objetiva.

Mientras que ustedes sigan haciendo demasiado ruido por vuestras preocupaciones, vuestras negatividades, vuestros traumas, vuestras carencias, vuestros deseos, vuestras obsesiones, etc. Entonces la voz de vuestra alma no puede pasar, porque el bullicio es demasiado intenso y el hombre sintiéndose cada vez más aislado no puede escuchar.

Para capturar cualquier intuición, o para realizar cualquier meditación, es necesario calmarse y crear en nuestro interior un gran silencio.

Y cuando vuestra mente se libera de todo ese alboroto y entra en silencio, entonces hay una buena posibilidad de que en un momento determinado del día, cuando su receptividad se encuentre más abierta, la intuición pase.


Pero también hay que remarcar que otra situación que vuelve al humano también más intuitivo es cuando él está muy desesperado, o terriblemente preocupado, o con una gran angustia.

Y esto se debe porque paradójicamente, al sentirse superado por la situación, puesto que no ha parado de pensar en ello y ya no puede imaginar nada como solución, entonces su pensamiento colapsa y momentáneamente se calla, lo que crea una abertura y entonces la intuición puede aparecer.

Pero en lugar de entrar en ese estado de gran preocupación para obtener la intuición.

¿Por qué no mejor simplemente calmarse y escuchar?


Sin embargo, es difícil aconsejar esto, porque dependiendo de la naturaleza del individuo, la intuición percibida podrá ser más o menos clara, y más o menos genuina.

Por ejemplo, algunas personas a pesar de que ya tienen un cierto desarrollo, ellas no pueden confiar en su intuición, debido a que su intuición está velada por sus planetas, o sea por su cielo astrológico.

Y otros individuos tienen la comprensión y la receptividad de su intuición aún más velada debido a aspectos todavía más fuertes, o malvados, o dañinos que hay en ellos.

Entonces tienen que comprender que la intuición no es siempre confiable.

Pero además, no existe una técnica que sirva para desarrollar la intuición y que funcione para todos los humanos. Y es por eso que nosotros sonreímos cuando vemos como ustedes crean “técnicas universales” diciendo:

Si funcionó para diez, funcionará para todos.”

Pero la realidad es que no hay una técnica que funcione para todo el mundo, porque si bien hay personas que tienen la capacidad para llevarlas a cabo, hay otras que no la tienen.

Cada humano tiene sus especificidades y es por eso que primero se debe de conocer a la persona antes de quererle imponer una técnica. Y si la metodología usual le sirve, qué bueno, pero si no le sirve, entonces hay que analizar a la persona más profundamente para ver a qué caso particular ella corresponde, y luego se le aconseja, pero no antes.

Entonces las intuiciones. Sí, son buenas y hay que escucharlas, pero no basen vuestras acciones solo en ellas. Porque muchas personas se encuentran muy sintonizadas con el plano astral y lo que ellas creen que son intuiciones, en realidad son entidades astrales.

Y también muchas personas son muy fervorosas, y lo que ellas creen que son intuiciones, en realidad son sus exaltaciones religiosas.

Y también muchas personas afirman que son invadidas por intuiciones, cuando en realidad se ven inundadas por las fantasías de su subconsciente.

Así es que antes de querer confiar más en la intuición, primero hay que limpiar la mente de todos los ruidos, los desvaríos, los engaños y los parásitos que la invaden.

Y tan pronto como el hombre haya despejado todo ese caos que hay en su interior, entonces la intuición podrá comenzar a ser más confiable. Pero antes de eso la intuición no es fiable. En algunas ocasiones puede serlo, y afortunadamente para los humanos, pero tengan cuidado porque no siempre lo es.

En cambio, mientras más se limpien y más se purifiquen, mayor comunicación tendrán con vuestra naturaleza divina, ya sea por intuición u por medio de otra forma de comunicación.

Pero a menos que ustedes alcancen ese ritmo vibratorio, es peligroso escuchar ciegamente los mensajes venidos del otro mundo. Porque a las criaturas del astral les encanta manipular, y constantemente ellas envían informaciones para divertirse con los humanos, para reírse de ellos o para molestarlos.

Entonces, escuchar la intuición, sí, pero primero eleven vuestra vibración y limpien todo vuestro interior, incluyendo al subconsciente que está cargado de todo lo obscuro y traumático que han ido acumulando.


Y después de haberles explicado todo esto, la pregunta que ahora se han de hacer es:

¿Cómo desarrollar la intuición de manera técnica, una vez que se haya limpiado y elevado el interior?







REQUISITOS PARA DESARROLLAR LOS PODERES



Para todos los poderes, primero se requiere despertar “el fuego interior”. Y esto se debe porque los poderes no tienen su fuente en las estrellas o en otros lugares como algunos se lo imaginan, sino que su fuente se origina en el fuego que se encuentra en la base de la columna vertebral, y con esto me refiero a la kundalini.

A la kundalini y a su acción con los chakras, pero los chakras al igual que la kundalini todavía se encuentran dormidos.

Entonces cuando realmente ustedes quieren desarrollar un poder, lo primero que deben de hacer es purificar todo lo que concierne a la memoria del hombre, y luego despertar ese fuego en correspondencia con el poder que desean adquirir.

Ahora bien, para todo lo que es de la naturaleza del poder del espíritu,

¿Por qué se requiere pasar por técnicas de respiración?


Se requiere porque al principio, es necesario purificar el cuerpo elevando su frecuencia vibratoria, y resulta que los ejercicios de respiración desarrollan en la célula una frecuencia vibratoria más alta.

Porque ustedes deben de saber que para poder ejercer un poder sea cual sea (que sea la capacidad de curar u otro), la célula debe vibrar un poco por encima de la de los demás humanos, ya que de lo contrario no hay exteriorización del poder, eso es imposible.

¿Por qué?

Para darles una analogía, imaginen que colocan una bombilla demasiado débil en una corriente de alto voltaje, y el resultado es que la bombilla explotará. Pues bien aquí sucede algo parecido, ya que la bombilla son vuestras células, y la corriente eléctrica es la potencia de vuestro poder.

Entonces para que el poder pueda activarse e irradiar, necesita que el cuerpo tenga la capacidad adecuada para poderlo soportar. Y es por eso que incluso las células necesitan elevar su vibración.

Y esto se logra progresivamente por medio de las técnicas de respiración, pero también por medio de una determinada forma de comer, de beber y de vivir. Todo depende de cada individuo, de su pasado y de lo que él ha adquirido para poder desarrollar en él un cierto tipo de vibración.

Y mediante esta disciplina que le permitirá aumentar su frecuencia vibratoria, el individuo logrará que el cuerpo sutil que corresponde al poder que él busca desarrollar, tenga la suficiente energía para poder exteriorizarse.

Por lo tanto, el cuerpo físico sirve como una dinamo para este cuerpo sutil que necesitará energía para poder ejercer su radiación, para así expresarse en el plano físico.



Entonces, por medio de este procedimiento ustedes podrán obtener todos los poderes del mundo, pero solo será de una manera ilusoria si ustedes todavía no están preparados para utilizarlos.

Y cuando digo que será de una manera ilusoria, eso significa que si ustedes no trabajan al mismo tiempo el plan de consciencia que le corresponde a ese poder, si ustedes no se desarrollan espiritualmente al mismo tiempo que crece ese pode. Entonces ustedes podrán ejercer ese poder durante algún tiempo, pero luego ese poder se les volteará y comenzará a destruirlos porque ustedes no tendrán suficiente energía para poder irradiar.

Y así como un cáncer va destruyendo las células (porque el cáncer necesita destruir las células para poder seguir existiendo). De la misma manera, el poder una vez que se ha introvertido, comenzará a destruir el chakra que ese poder utiliza, y la afectación de ese chakra también a su vez comenzará a dañar el órgano del cuerpo con el que está asociado, y ese órgano será destruido incluso en sus células (cuando el asunto solo se detiene hasta en el plano físico).

Pero si el problema se desborda también al nivel psicológico, entonces el individuo puede volverse loco y permanecer así durante muchas encarnaciones.


Por lo tanto, si ustedes quieren desarrollar algún poder, ustedes pueden hacerlo ya que ustedes disponen del libre albedrió, y por consiguiente ningún Maestro, ni Dios se los impedirá (y es por eso que existen los magos negros).

Pero también estén muy conscientes de los riesgos que eso implica y por consiguiente actúen en consecuencia. Así es que se los ruego, si quieren desarrollar un poder, al mismo tiempo desarrollen vuestra espiritualidad y vuestra consciencia. Porque de lo contrario arriesgan terminar muy mal.

Y es por eso que muchos individuos que se adentran en las técnicas para desarrollar los poderes terminan enfermos o locos. Y particularmente aquellos que se van al Oriente para aprender ciertos yogas que les permitirán desarrollar su ritmo vibratorio. Pero esos individuos terminan siendo muy dañados porque ellos solo se han enfocado en despertar el poder, y se han olvidado de toda la parte filosófica de esa disciplina.


Cada vez que un hombre fue al Oriente y trajo consigo una disciplina energética, por lo general solo tomó el aspecto físico y dejó de lado el aspecto espiritual. Y lo mismo sucedió con las artes marciales.

Pero no se debe disociar el ascetismo del cuerpo del ascetismo de la mente. Porque cuando el hombre logra desarrollar una cierta frecuencia vibratoria mediante posturas y una determinada forma de vivir. Entonces él vibra a una cierta frecuencia que corresponde con un plan de consciencia superior.

Pero si ese nivel de consciencia superior no se ha también alcanzado, entonces ese poder va a terminar volteándose hacia ese hombre como se los acabo de explicar.

Y es por eso que les digo que en esos casos solo se trata de un poder temporal ilusorio. Porque el hombre no puede realmente mantener ese poder por mucho tiempo si no obtiene también el grado de conciencia correspondiente.

Y es por eso que en el sendero iniciático, primero al discípulo se le hace trabajar en desarrollar su espiritualidad y su consciencia, y solo después se enfoca en desarrollar sus poderes. Porque si no hace primero las abnegaciones que se necesitan, los cambios que se necesita en sus vicios, en sus hábitos y en sus apegos.

Y luego solamente desarrolla la frecuencia vibratoria. Entonces el poder terminará entrando en conflicto con la naturaleza de la persona que lo ha adquirido y terminará volviéndose destructivo ya que habrá una guerra en su interior.

En cambio si la persona al mismo tiempo que desarrolla su ritmo vibratorio, al mismo tiempo también desarrollar su naturaleza y su grandeza. Entonces ya no hay duelo y la persona se levanta y se presenta pura ante el iniciador.

Mientras que si hay una brecha, hay conflicto en el interior.

Comprendan que el poder no es un depósito de energía que ustedes tuvieran a vuestra disposición para utilizarlo cuando ustedes quisieran, en lo que quisieran y como quisieran.

NO

El poder es como una fiera que si no aprenden a dominarla, esta terminará por devorarlos.

Entonces, si no quieren arriesgarse, primero desarrollen todo lo que los Maestros y los Mesías les dijeron que tienen que desarrollar, o sea: el amor, la caridad, la amabilidad, la sonrisa, la fraternidad, la ayuda, la inteligencia, el discernimiento, el talento, la habilidad, el equilibrio, etc.

Y solo después practiquen los ejercicios de respiración y de ascetismo, y entonces ustedes verán que desarrollarán muy rápidamente los poderes. Pero si ustedes solo quieren hacer esto último sin hacer lo primero, entonces ustedes solamente están actuando como niños ignorantes. 


Los escucho







3.  EL SIGNIFICADO OCULTO DEL FUEGO


La tercera pregunta es:

¿Cuáles son los diferentes significados ocultos del fuego y en relación con el ser humano?



Depende de qué fuego va a ser analizado, ya que su naturaleza es diferente si se considera el fuego en el Cosmos, el fuego en la Tierra, o el fuego en un ritual. Porque aunque se trata del mismo elemento, su nivel de vibración es tan diferente, que su naturaleza cambia por completo.

El fuego como un elemento sagrado, podemos considerar que tiene tres aspectos:

  • El fuego como medio para formar la materia.
  • El fuego como medio para sostener la vida.
  • El fuego como medio para transmitir una vibración.




El fuego que forma la materia

(Nota: aquí toma más sentido la explicación que da Pastor si remplazan la palabra fuego por la palabra energía. Y es que Pastor se está refiriendo a la energía primordial que los ocultistas también llaman el “Fuego cósmico”.)

El aspecto del fuego que más concierne a los seres que viven en la Tierra es el calor, porque es el calor del fuego quien crea la vida. El calor del fuego cósmico es una especie de sustancia sutil, que logra desarrollarse, expandirse y manifestarse en planos cada vez más densos, y dado que en esta sustancia hay movimiento, también hay creación de un fuego más material.

Y con esto quiero decir que en ese fuego se crean los primeros átomos de vida. Porque es en el calor del fuego cósmico que se encuentra la reserva de átomos, la base misma de toda la existencia manifestada, ya que el calor es como una matriz.

Y dado que esta sustancia también es una matriz. Un día, ese fuego con su total de átomos creados y al mismo tiempo no creados (debido a que inicialmente son creados al estado de principio, de arquetipo, y no en el estado de átomos como ustedes los conocen, debido a que esa forma solo la adquieren después que los átomos han sido proyectados al Universo).

Entonces, un día ese fuego se acerca a la inteligencia que dirige la creación y ese fuego va a ser absorbido por el mental de un Ser superior, que ustedes llaman el Logos planetario o el Logos solar, dependiendo de si se está hablando de la creación de un planeta o de un sistema solar.

Y cuando este Logos va a exteriorizar el fuego sagrado, lo que va a salir ya no es más esa “sustancia calor”, sino al contrario billones y billones de átomos que se vuelven físicos.

Y esotéricamente se dice que habiendo pasado por la inteligencia de ese Ser, esos átomos han sido instituidos por este, y por consiguiente conocen la estructura que deben de ejecutar como forma. Y así se crean las formas físicas en el Universo.




El fuego que dirige la vida

(Aquí Pastor también habla de un fuego-energía, pero de un nivel más inferior, porque ya que no se trata de la energía que sirve para formar la creación, sino de la energía que dirige a la creación y que paulatinamente el humano va aprendiendo a controlar.)

En cambio, cuando se considera el fuego en su sentido iniciático, ese fuego es revelador, porque se trata de la Luz divina. Ella es el poder del orden, pero por poder me refiero en el sentido de mental, de la inteligencia capaz de concepción cósmica.

Es el mismo fuego que reside en ustedes, al nivel de los chakras. Es el fuego que irradia a través del chakra de la cabeza cuando la persona alcanza la iluminación. Es el fuego que utilizan los sanadores para curar. Es el mismo fuego que dirige a los elementos, cuando el hombre los domina por el poder que adquiere a través de su evolución. Es el fuego que ustedes tienen la tarea de desarrollar y controlar en ustedes mismos.




El fuego en los rituales

(Y aquí si se trata del fuego como el elemento incandescente tal como lo conocemos.)

El fuego que se puede encontrar en prácticamente todos los altares, ya sea de rituales religiosos (como la misa), o de rituales populares (como la fiesta de los muertos), o de rituales de magia (ya sea blanca o negra). Ese fuego físico tiene una irradiación hacia los planos sutiles y es capaz de purificar, pero solamente si la intención de quien lo enciende es de purificar.

Es decir que el fuego en sí no tiene nada de especial, no conlleva un programa propio, no está estructurado contrario a los átomos, pero el fuego va a tomar la vibración de la intención de la persona que enciende la llama.

Y es por eso que el fuego sirve de soporte para el conjuro o el ritual. Porque al encender una vela, ustedes encienden un fuego para llevar vuestro mensaje, o vuestra encantación, hasta los planos sutiles, ahí donde el fuego, justamente, por su irradiación, tiene acceso.

Y unido a este fuego, hay una multitud de espíritus, y es por eso que dependiendo de la intención de hacer el bien o el mal, ustedes van a obtener la colaboración de espíritus elevados o bajos, quienes van a efectuar eso orden que se les da. Y por lo tanto, todo depende de vuestra vibración interior. Si van a utilizar ese fuego para llamar a un ángel y enviarlo a hacer el bien, o si lo van a usar para llamar a un demonio y enviarlo a hacer el mal.




El fuego como elemento

Como vimos, el fuego es sobre todo un soporte como cualquiera de los otros tres principales elementos (tierra, agua, aire), pero también existen otros elementos que también sirven de soporte como son: la sal, el aceite, el carbón, el incienso, etc.

Cada elemento es un soporte que corresponde a una jerarquía de entidades sutiles a la que están asociados, ya sea desde que se inició la creación como es el caso para el fuego o el agua, ya sea más tarde por convención como es el caso para la sal o el aceite.

Ahora bien, hay que remarcar que la sal y el aceite en sí mismos NO son la terminal física de una jerarquía de seres especializados. Pero debido a su tipo de vibración en el mundo sutil y por convención de un Iniciador y de un Iniciado, es toda una jerarquía de espíritus que trabajan gracias y a través de la sal y el aceite.

¿Por qué un elemento es la terminal física de una jerarquía de espíritus?

Hay que imaginar el plano físico como una especie de terminal en la que llegan a su término todas las energías cósmicas. Todas las energías que en su parte elevada son sutiles, y que en su última etapa más densa conducen a algo físico.

Y del mismo modo que la Jerarquía Blanca está compuesta por los Innombrables, los Arcángeles, los Maestros, los Guías y los humanos nobles.

También existe toda una jerarquía de espíritus, que en su aspecto más material está formada por los elementos, y cuyos miembros más densos (conocidos como elementales o espíritus de la naturaleza) se presentan ante ustedes (cuando se da la ocasión) con una apariencia aparentemente física. Lo que no quiere decir que esas formas existan tal como aparecieron.

Esas entidades existen principalmente en forma de vibraciones que se revelan al contacto del espíritu humano, en la forma descrita en las mitologías (gnomos, elfos, hadas, etc.). Es el espíritu del elemento, o del árbol, o de la flor, que dependiendo de su naturaleza, tanto biológica, como química y vibratoria, exterioriza una forma que le corresponde.

¿Por qué los gnomos son descritos de esa manera en los cuentos antiguos?

Precisamente porque el suelo es pesado y soñoliento.

¿En cambio, por qué las salamandras son descritas tan agiles?

Porque el fuego es un elemento mucho más activo que el elemento solido de la tierra. Y por consiguiente el alma que reina en el fuego tiene un nivel vibratorio más elevado y por consecuencia su manifestación se corresponde.


Los escucho.







4.  ¿QUÉ ES LA CONSCIENCIA DEL ESPÍRITU?


La cuarta pregunta es:

¿Qué es el espíritu, qué es el alma, qué es la psicología misma?



No es que la pregunta sea difícil, pero lo que es complicado es darles una respuesta adecuada para que ustedes puedan entenderla.

Y para ello, echen primero un vistazo a vuestra psicología. Ustedes son capaces de pensar "yo", y también ustedes pueden sentir miedo, alegría, amor, odio, etc.

Ustedes pueden hacer todo eso porque ustedes ya son conscientes de esa área de vuestro ser que engloba a vuestras percepciones y a vuestras emociones.

Y esas áreas psicológicas y emocionales ustedes actualmente las dominan porque estas se han ido desarrollando a lo largo de la evolución de la humanidad desde tiempos muy antiguos (desde la Atlántida, Lemuria, etc.). Y esto les ha permitido que ahora ustedes estén conscientes de ello, porque ustedes antes no tenían desarrollada esa consciencia que les permitía sentir el miedo, el amor, el odio, etc.

Por ejemplo:

¿Cuál es la diferencia entre ustedes y los animales?

Y preciso aquí que no me voy a poner a analizar al reino animal en profundidad debido a que hay grandes diferencias entre las numerosas especies, y no tenemos tiempo para ello, pero de manera general.


¿Cómo sienten las emociones los animales?


Pues bien, los animales conocen las emociones de una manera mucho más limitada que los humanos. Por ejemplo los animales solo conocen el miedo concreto, cuando surge un peligro inminente. Pero en cambio ellos no conocen el miedo psicológico. El miedo que en cambio ustedes si conocen muy bien.

Y lo animales tampoco conocen el amor como ustedes lo conocen. Y ya se que algunos me van a decir que hay mascotas que son muy afectivas y fieles, pero eso no es propiamente el amor, sino que es simplemente el apego emocional que tiene el animal hacia su dueño. Pero el amor trascendental que puede expresar un humano, el animal no lo conoce.

Y el animal no conoce esas emociones porque el animal todavía no ha desarrollado la capacidad que le permita aprehender esas emociones. En cambio el humano ya ha desarrollado esas facultades y es por eso que el humano es consciente de toda esa panoplia de emociones de las cuales el animal no es consciente.


Pero el ser humano todavía no ha terminado con su evolución y ahora tiene que desarrollar lo que podríamos llamar “un sexto sentido” que le permita volverse consciente de su espíritu.

Porque aunque ustedes ya sean consciente de vuestras emociones y de vuestros estados psicológicos, debido a que ustedes pueden sentir si están enojados o no, pero también pueden darse cuenta si son argullosos o no, si tienen algún complejo o no.

Sin embargo todo eso es lo que nosotros denominamos “la conciencia anclada en el plano astral”, o sea que está basada en el sentimentalismo y en la psique.

Pero ahora lo que ustedes tienen que desarrollar es una conciencia superior anclada en el plano mental, o sea basada en el discernimiento y en la iluminación divina.

Y para desarrollar esta conciencia más elevada, lo que ustedes tienen que hacer, es lo que se les ha dicho durante miles de años: incrementen vuestras cualidades, sean positivos, ayuden, escuchen, amen, oren, mediten.

Y también vayan a lugares vibratoriamente limpios y no a lugares sucios en donde todo vuestro ser es contaminado por las bajas vibraciones.

Por ejemplo,

¿A ustedes les gusta bailar?

Pues eso está muy bien y yo no quiero evitar que se diviertan. Pero si van a los antros, después no se quejen si durante el siguiente mes se les reduce mucho la intuición, el amor y ya no pueden meditar tan bien como lo hacían antes.

¡Y atención!

Yo no estoy diciendo que divertirse sea malo, pero el ambiente en donde ustedes usualmente se divierten es el inadecuado. Entonces si ustedes no quieren ensuciarse vibratoriamente, busque divertirse con aquellos que también son afines a las vibraciones positivas, y no vayan a los lugares en donde la gente se emborracha, se droga, se prostituye, y en donde solo se piensan en cosas bajas.

Pasar una hora con esas personas, es como si durante diez años ustedes solo hubieran sido un animal, porque todo lo que acumularon de esfuerzos para evolucionar es parasitado, y ahora es necesario limpiarse energéticamente para recuperar de nuevo algo de pureza.

Y si ustedes tienen que ir a esos lugares. Entonces protéjanse, Construyan un escudo de luz y vayan un poco como un misionero. Díganse a si mismos:

« Si hay una persona entre las que se encuentran aquí, alguien a quien yo puedo ayudar, envíamela Señor, preséntamela para que yo trate de hacerla progresar. »


Si ustedes van de esa manera, entonces si vayan, pero de lo contrario, mejor no vayan.



Para desarrollar la conciencia del espíritu, uno debe caminar por el sendero del discípulo. Y este es el desafío y el propósito de todas vuestras encarnaciones: tomar conciencia de vuestro espíritu. Y esto es lo que principalmente se les concederá el día de vuestra iniciación final: el despertar en el plano de vuestra verdadera consciencia divina.

Y en ese momento, ustedes ya no estarán conectados con vuestros recuerdos del pasado, con vuestros traumas y con todas las demás cosas terrenales. Sino que ustedes estarán conectados con los valores y el mundo del alma. Lo que no significa que ustedes se volverán ingenuos, pero en cambio ustedes ya no actuarán como hace la gente de este mundo.

Y este es verdaderamente el camino del discípulo, es adquirir la conciencia del espíritu. Y así es como deben ir todos los discípulos del mundo.


¿Y cómo realizar este camino del discípulo?

Es simple. Jesús habló al respecto, Buda habló al respecto, las escuelas esotéricas y las religiones hablan al respecto. Así que sigan esas enseñanzas y progresivamente ustedes se irán volviendo consciente de la naturaleza de vuestro espíritu.

En cambio actuando al revés, ustedes nunca lo percibirán a vuestro espíritu divino, e incluso tendrán la impresión de estar cada vez más perdiendo por completo vuestra alma. Y precisamente esa es la situación en la que caen los drogadictos y los alcohólicos que ya se encuentran muy perdidos.


Mientras más ustedes actúen de acuerdo con las armonías divinas, más ustedes se darán cuenta de vuestra alma y de vuestro espíritu divino. Y mientras menos ustedes actúen en armonía con estas cosas celestiales, menos ustedes serán conscientes de vuestra naturaleza divina.

Porque incluso si un Maestro se compadeciera y les diera la energía necesaria para que ustedes pudieran elevarse durante unos minutos a esos estados celestiales de conciencia, ustedes no podrían percibir nada debido a que ustedes no tendrían la capacidad para hacerlo.

Para darles una analogía, ustedes serían como un individuo muy miope que no tuviera sus gafas. Pues bien, aunque el Maestro llevara a ese individuo al Palacio de Versalles, el individuo no distinguiría nada.

Y lo mismo sucede aquí, y esto se debe porque el Maestro no les puede dar la visión divina, él solo les puede ayudar a desarrollar la potencialidad de alcanzar esa visión que hay en vuestro interior.

Y en la actualidad ustedes todavía están trabajando, porque realmente todavía no han logrado el alcance completo que en cambio si tiene el Maestro.

Pero el potencial está ahí, y siguiendo el sendero del discípulo, ustedes van cada vez más activando ese potencial, hasta que llega el momento en que aparece el Maestro, y con su encuentro también se da una forma de iniciación, y esto generalmente es más invisible que visible.

Y la gente que no sabe sobre estos temas podría pensar que ese discípulo se benefició del acto de amor del Maestro. Pero no es así.

El Maestro no da nada que un humano por sus actos no haya previamente merecido, y no porque el Maestro sea severo, sino porque sería inútil dar a alguien algo que todavía no está listo para recibir.

Por ejemplo, si ustedes le hablan a un sordo, lo más probable es que ese sordo no los escuche, y lo mismo sucede con la iniciación.

Algunos quieren iniciarse a toda costa y se dicen a sí mismos:

« Quiero ser iniciado, quiero lograr eso en esta vida, absolutamente debo obtener mi iniciación. »

Y aunque la intención es buena, ese comportamiento es infantil.

¿Por qué?

Porque la iniciación no es un regalo que da el Maestro, sino el resultado que el discípulo obtiene a través de sus propios esfuerzos.

Entonces no busquen iniciación. Vivan como discípulo y así obtendrán todas las iniciaciones, porque no solo existe una iniciación sino varias. En cambio si ustedes buscan la iniciación pero no actúan como un discípulo, no encontrarán ninguna.

Pero si viven como un discípulo, ustedes encontrarán todas las cosas del mundo divino, y no solo las iniciaciones sino también las cosas más insospechadas, aquellas que ustedes todavía no conocen de su existencia porque todavía no se les ha hablado de ellas.

Mientras ustedes actúen y vivan como un discípulo, todo se les va a dar.

Entonces, no busquen, no pidan, simplemente actúen.


Los escucho.







5.  ¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DEL KARMA?


La quinta pregunta es:

¿Cuál es el significado del karma?



Como ya lo dije antes, el karma es un medio de enseñanza. No es una espada de Damocles colocada en la cabeza del hombre. La naturaleza es el mejor maestro y la naturaleza y todas las leyes de la naturaleza son la manifestación física de vuestro Padre cósmico.

Entonces comprendan lo importante que es respetar sus árboles, sus ríos, sus mares, ya que todo el planeta es su manifestación, así como vuestro cuerpo físico es la manifestación de ustedes mismos.

Así que las leyes de la naturaleza son tanto portadoras de la vibración del Logos planetario como si él estuvieran presentes ante usted, pero en un grado vibratorio diferente, ya que se trata de una manifestación en el plano físico.

Y este Logos también reside en lugares muy específicos de la naturaleza. Y el humano suficientemente bueno y evolucionado puede entrar en contacto con él. Y cuando él se muestra, se parece a uno de esos espíritus que uno podría confundir con un espíritu de la naturaleza, porque simplemente él se muestra como un niño juguetón.

Y es comprensible que él se manifieste de esa forma porque el funcionamiento mismo de la naturaleza es un gran juego. Y de hecho el Universo entero fue creado en un acto de alegría. Solo los hombres no sonríen.

Entonces, como la naturaleza es el Maestro más directo para el hombre, eso implica que lo que hace el hombre se grabará en la memoria de la naturaleza, y en algún momento esa memoria y le devolverá todo ese flujo kármico a los humanos.

Y el área donde se registra todo esto no es en ninguna zona del Cielo, sino en cada célula del hombre. Porque dado que su cuerpo físico es un elemento de la naturaleza, entonces cuando el hombre crea un pensamiento bueno o malo, cuando crea un acto bueno o malo, él somete esa vibración a todas sus células y esta vibración queda codifica en cada una de ellas.

Y es así que el hombre lleva su vida pasada y lleva también su karma, tanto en sus células, como en sus chakras, como en su memoria etérica.

Y es por eso que algunos individuos que han vivido mal, ya sea en esta vida o en vidas pasadas, observen como ellos llevan en todo su cuerpo la culpa del peso de ese problema, ya sea psicológico, vicio o enfermedad.

Por lo tanto para poder avanzar, es necesario purificar la frecuencia vibratoria incluso en las células físicas. Porque mientras que ustedes no tengan un cuerpo limpio vibratoriamente, ustedes no pueden esperar evolucionar. Es imposible porque hay confrontación.


Ahora bien, el código kármico se registra primero a nivel etérico, luego en la célula física, luego se envía al chakra, y generalmente primero al plexo solar, ya que es en el plexo solar donde se encuentra la memoria presente y pasada de la persona. Y luego se reparte dependiendo de la naturaleza del problema en el chakra que corresponde con esa área asociada con ese problema.

Y si el karma puede experimentarse y de alguna manera purgarse y beneficiarse de inmediato, entonces el karma es inmediato.

Pero si el individuo todavía no puede entender la lección, entonces el karma se almacenada en su memoria, y cuando la persona muere, esta memoria persiste. Y luego, cuando el individuo reencarna, la memoria encuentra de nuevo su actividad y redistribuye el código vibratorio de la célula que estaba en la otra vida y la actividad kármica a los chakras como les acabo de decir.

Y así, de vida en vida, los humanos perpetúan sus problemas, y encuentran por ejemplo: la misma enfermedad, o el mismo inconveniente, hasta que finalmente superan el karma que está asociado con ellos.

El karma es por lo tanto una cuestión de registro vibratorio, y dado que es sobretodo pedagógico, el karma no solo busca castigar como lo hace la justicia humana, sino sobretodo enseñar. Y es por eso que el karma actúa a corto o a largo plazo, según el beneficio de desarrollo que pueda aportar.

Los Señores del Karma consideran principalmente el avance del individuo, y es por eso que ellos esperan a que la persona se haya desarrollado lo suficiente antes de regresarle su karma.

Por ejemplo, si una persona merece tener una enfermedad, pero ella no es lo suficientemente grande y sólida como para comprender y crecer experimentando esa enfermedad. Entonces los Señores del Karma suspenden por un tiempo este karma y dejan que la persona siga reencarnando tranquilamente para que desarrolle algunos puntos de comprensión.

Y el día en que esta persona está suficientemente desarrollada, y ya tiene la capacidad de comprender internamente. Entonces el karma vuelve a surgir y se precipita sobre ella.


Pero por lo general hay más karmas inmediatos que karmas a largo plazo. Porque los karmas diferidos suelen corresponder a los karmas asociados con otros humanos y a los karmas de la nación.

Los hombres están haciendo muchos pequeños karmas que no tienen nada que ver con un karma más colectivo, como son: el karma con otras personas, el karma con la familia, el karma con los camaradas de la profesión, o el karma con la nación o con la Tierra, etc.

Y esos pequeños karmas que solo corresponden con el hombre mismo, se experimentan en la misma vida. Para que el hombre los entienda o no. Mientras que otros karmas suelen ser diferidos.


Pero cuando hablamos de karma, el hombre imagina fatalidad, desolación y sufrimiento. Y cuando uno piensa en el karma, ya que la cosa es inquebrantable, es natural e inevitablemente haya una noción de fatalidad. Pero no por ello el humano debe doblegue bajo esa noción, porque el hombre también es libre. Y siendo libre, él puede activarse para liberarse de su karma de una manera más constructiva (por ejemplo haciendo el bien).

Lo que yo detesto y lucho, es contra la pereza humana, ligada a esa noción de fatalidad que mantienen los holgazanes y los ignorantes.

El hombre debe ser libre en el sentido de que se cuida a sí mismo, y enfrenta su karma negativo de una manera positiva y no rezándole y suplicándole a Dios para que lo libere de su infortunio.

Un discípulo no actúa de esa manera. Un discípulo se pone frente a su Maestro y lo mira directamente a los ojos, cara a cara, con la espalda recta, no orgulloso, pero si con dignidad, y el discípulo habla, pide consejos y actúa.

Así que les pido que actúen como discípulos y no como haraganes que disfrazan su permisividad con religiosidad.


Los escucho.







6. CONSEJOS PARA CREAR LA UNIÓN EN UN GRUPO


La sexta y última pregunta es:

Somos un pequeño grupo de buscadores que vamos a ir a un retiro, ¿qué consejo podría darnos para el seminario de cuatro días en donde vamos a estar juntos?



No hay treinta y seis maneras de crear una unión, y para crearla energéticamente ustedes deben de posicionarse en un círculo y meditar juntos.

Y esto se debe porque al meditar en un círculo, hay una mezcla de vuestras auras que se fusionan en una sola aura. Entonces se genera provisionalmente la constitución de un egregor que no tendrá longevidad en la medida en que después cada uno de ustedes estará ocupado por diferentes asuntos.

Cuando un grupo quiere ser una unidad, es necesario reunir a todas las partes en una síntesis, y eso se logra de esta manera.

Así es que si ustedes quieren que ese encuentro sea muy beneficioso, con grandes intuiciones, con elevadas percepciones, y una actitud del alma superior. Entonces hagan un círculo, tómense de las manos, concéntrense y repitan una oración que se adapte a todos, o el mantra "Aum" al menos tres veces.

Y luego visualizan una pirámide entre ustedes y al sol que se posa exactamente en la parte superior de esa pirámide. Y entonces solicitan que todos se unan entre sí, que todo salga bien, que la luz divina los ilumine y les dé un nuevo entendimiento, y que se establezca la fraternidad entre ustedes.

Y luego ustedes meditan, y para aquellos que nunca han meditado, no importa, simplemente déjense llevar. Y finalmente rompen la cadena.

Puede hacer esto todas las mañanas que dure vuestro retiro, aunque con hacerlo el primer día puede ser suficiente en la medida en que realmente lo hagan con convicción y con amor.


Ahora bien, aunque esta técnica es una herramienta muy útil, realmente la comunión que pueda existir entre ustedes dependerá solo de vuestra capacidad de amar y de escuchar al otro.

Y no yo puedo crear nada para que ese seminario vaya bien, ya que todos ustedes son responsables de ello. Todos ustedes deben saber escuchar y dar un poco de amor a los demás. Y todos ustedes deben también saber dejar sus grandes zapatos llenos de todas vuestras creencias y convicciones a un lado, antes de comenzar ese retiro, porque ese tipo de zapatos hacen mucho ruido cuando entran en esos seminarios.

El hombre arrastra montones de ideas y principios recibidos por su pasado que lo encarcelan, y finalmente, y a fuerza de ser encarcelado, él termina, no por rechazarse a sí mismo, sino para rechazar a los demás. Y en lugar de ser libre, se vuelve esclavo y solitario y viene a preguntarle a Dios:

« ¿Por qué no puedo encontrar la felicidad, por qué no puedo encontrar una pareja, por qué no puedo esto y por qué no puedo aquello? »


Pero dejen de pensar de esa manera y tomen vuestra vida en vuestras manos.

     Si quieres ser feliz, pues entonces esfuérzate para lograr la felicidad.
     Si quieres ser rico, pues entonces trabaja para alcanzar la riqueza.

¡Pero no te la pases quejando!

¡ACTÍVATE!


Estás en el mundo de la acción, así que toma la acción, y ya no te dejes más lastimar por la acción de los demás.


Así que durante el seminario (y de preferencia el resto de la vida también) los principios deben de surgir de vuestro discernimiento y no de vuestros dogmas. Por lo tanto no se avergüencen ni se critiquen los unos de los otros.

Ahora bien, cuando les digo esto, eso no significa que ustedes no puedan expresar también lo que les aflige, sino que sean conscientes que también ustedes tienen que ser responsables de vuestra vida actuando para cambiarla.

Pero también hablen de vuestros problemas, que ese seminario no solo sea un lugar a donde van para aprende, sino que también sea un lugar a donde van para descubrirse a ustedes mismos.

Así es que saquen todo lo que les afecta en vuestro interior sin miedo a ser juzgados por los demás.

Y cuando ustedes reciban la confesión de uno de vuestros compañeros, no lo juzguen, no lo categoricen, sino que por el contrario traten de apoyarlo y de ayudarle a ver más lejos en la comprensión de su problema para que así se libere de eso que tanto lo aflige.


Intercambien entre ustedes la humanidad que hay en vuestro interior y no sean como cerebros llenos de conocimientos, principios y complejos, enfrentándose entre ustedes.

¿Cómo quieren que haya un intercambio verdadero si cada uno de ustedes llega con su doctrina y sus principios?


Si en vuestro interior cada uno de ustedes se dice:

« Veamos si hay alguien que se parezca a mí y que piense como yo, porque yo soy quien está en lo cierto. »


Y de esta manera las personas buscan inmediatamente a quienes se les parecen, formando así rápidamente clanes. Y en las familias humanas, esos clanes se transforman en fuerzas que buscan dirigir a los demás, y cuando un individuo quiere convivir, se ve abrumado por la fuerza de ese clan.

Y esa fuerza de clan que los hombres forman entre ellos es lo que crea los problemas relacionales, porque entonces ya no hay más libertad para vivir, ya no hay más libertad para intercambiar con los demás, ya no hay más forma de ser uno mismo. Debido a que ustedes tienen que ser como el resto del clan, o al menos si quieren pertenecer a ese grupo, si quieren intercambiar, escuchar y ser escuchado, y tener una relación con ellos.

Y es así que mientras los hombres participen en esa idea de clan, el mundo mismo seguirá dividido. Pero el día en que todos los humanos puedan hacer las paces entre sí, sin importar sus diferencias, el día en que los humanos hagan esa síntesis, entonces las guerras ya no existirán porque será imposible generarlas.

Entonces, y aunque todavía falta mucho para llegar a ese punto, al menos entre ustedes y durante ese seminario, arrojen las armas.


¿Y qué son las armas en vuestro caso?


Son vuestras creencias recibidas, vuestras ideas preconcebidas, vuestras fantasías, todo aquello que es la base de vuestro dogmatismo.

Pero a ese seminario ustedes no van para imponer vuestro punto de vista, sino para intercambiar. Así es que durante esos pocos días sean un poco como los niños en un jardín que juegan con los otros niños sin importar quienes son, qué hacen sus padres, o de donde vienen.

Sin sentir vergüenza, saquen lo que tienen guardado en vuestro interior, pero también sepan a quién revelarlo. Porque el juego del intercambio no se vuelve realmente bueno que si permite que la persona se desarrolle, y para eso se necesita que ustedes tengan en frente a alguien que los comprenda y que también tenga la intención de tener un intercambio constructivo.

Entonces, para que haya verdaderamente la comunión y la fraternidad entre ustedes, se necesita que lo hagan con sinceridad, autenticidad y apertura.



Y también sean responsables de vuestros actos, y no los maquillen detrás de la hipocresía. Así es que si ustedes quieren hacer algo, como por ejemplo: beber, fumar, etc.  ¡Háganlo!  Pero háganlo con responsabilidad. Responsabilidad.

Asuman vuestro acto. Y no sean sometidos por el acto.

¡Vívanlo!

Porque es a partir del momento en que ustedes son auténticos con ustedes mismos, que de esa forma pueden aprender a dirigirse y a controlarse mucho mejor.

En cambio, cuando ustedes no son auténticos con vuestros deseos, es cuando inconscientemente ustedes se generan todo tipo de artimañas para poder experimentar esos deseos. Y entonces sacan pretextos como decir:

Aunque no debería de hacerlo, pero como soy débil, lo hago de todos modos.”


Y eso les genera vergüenza, los hace sentirse culpables, y los vuelve verdaderamente débiles, y en ese momento ustedes se vuelven realmente esclavos de esos deseos.

Pero cuando ustedes asumen el deseo, ustedes pueden controlar al mismo tiempo el deseo.

Pero, ¿qué significa asumir el deseo?


Significa mirarse en frente y asumir vuestros deseos, sin sentirse avergonzados, ni tampoco orgullosos. Simplemente ustedes ven quienes son realmente ustedes.

Y asumir, no significa que ya se volverán virtuosos, pero al menos estarán conscientes de cuál es vuestra naturaleza actualmente. Y eso les permite hacen la paz con vuestro interior. Y luego si ustedes quieren mejorarse o no, ya será vuestra decisión.

Pero mientras que ustedes se estén creando esas culpas y esos complejos, no podrán cambiar sino que por contrario se estarán cada vez esclavizando más por todos esos disturbios con los que llenan vuestro subconsciente.

Pero si en cambio ustedes son auténticos y se dan cuenta de cómo son realmente, entonces eso les permitirá decir:

“Pero, ¿y si cambiara?

Y ahí si se puede dar el cambio, aunque solo sea de un peldaño., pero ya tienen una visión clara para poder efectuar ese cambio. Pero incluso si ustedes eligen no cambiar, háganlo sin esconderse de ustedes mismos. Sean auténticos.



~ * ~


Les deseo que realicen en vosotros todas las transformaciones que les permitirán convertirse en verdaderos discípulos, y tomar consciencia de vuestro espíritu como mencionaron anteriormente.


Los saludo.





También le saludamos y le agradecemos.