7/10/19

LA FRONTERA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE




(27.05.88)

  Index


    1.          El poder de las palabras

    2.          Salud y enfermedad

    3.          El karma y las enfermedades

  4.          ¿Cómo tratar a los enfermos?

  5.          La manera como el Maestro hace progresar a su discípulo

  6.          ¿Cómo atraer la atención de los Maestros hacia uno?

  7.          El karma del discípulo

  8.          ¿Cómo conectarse a la energía de los Maestros?

  9.          La importancia de la observación

10.          Método para eliminar nuestros defectos

11.          El sacrifico que los Maestros hacen por la humanidad

12.          ¿Qué sucede en el momento de la muerte?

13.          ¿Qué les sucede a las personas que caen en coma?

14.          Los conflictos de las naciones

15.          En el futuro el sistema financiero se derrumbará








1. EL PODER DE LAS PALABRAS


Buenas noches,

Aquí está la primera pregunta:

Cuando las palabras se utilizan (como es el caso en esta conferencia) con el propósito noble que consiste en transmitir un mensaje inspirador. ¿Hay algún verbo que vaya más allá de las palabras?

Y dado que la mente se cansa y no puede seguir con atención todo el contexto del tema que se desarrolla. ¿Podemos esperar que incluso si la memoria de la persona es defectuosa, el contenido del mensaje pasará y permanecerá impregnado en su Ser profundo?



Buenas noches,

La pregunta contiene en sí misma su propia respuesta, pero detallaré un poco más al respecto y luego pasaremos a otra pregunta.

Efectivamente sí hay un poder positivo que va más allá de las palabras, pero eso no significa que la voz de un Maestro (sea cual sea el instrumento que él utilice para comunicarse en el plano físico) pueda brindarles el alivio que les falta, o el discernimiento que les falta, o la evolución que les falta, o la fuerza para lograr esa evolución, etc.

No

Solo digo que (y esto es un proceso natural) cuando ustedes escuchan un sonido que proviene de otro plano de existencia, ustedes son influenciados por la vibración que pertenece a ese otro plano de existencia y que desciende desde ese plano hasta el plano físico.

Lo cual no significa que por la penetración de este sonido, la presencia de los seres emisores de este sonido será efectiva en todo el planeta, porque para que una presencia pueda ser efectiva, tiene que servirse primero y sobretodo de un canal.

Entonces cuando un ser humano quiere realmente sentir la presencia a través de la vibración que es transportada por el sonido, se requiere que ese humano resuene (y no solo que tenga la mente abierta) sino que resuene con la presencia que se encuentra allí contenida.

Es decir que si de verdad y completamente un humano quiere beneficiarse del espíritu que está en la palabra, ese humano tiene que cultivar ese mismo espíritu en él mismo.

Por ejemplo, si quiere beneficiarse del espíritu que hay en la palabra “Amor”, el humano tiene que cultivar el amor su vida. Y si quiere beneficiarse del espíritu que hay en la palabra “Sabiduría”, el humano tiene que cultivar la sabiduría, y así sucesivamente.

Y a partir de ese momento (y esto independientemente del grado de evolución que hayan alcanzado, o de la posición espiritual o social que tengan), ustedes mismos comenzarán a ser portadores de esa vibración.

Entonces, incluso si solo repiten las palabras que un Maestro o que un Santo dijo, pero que ustedes tienen el espíritu de esas palabras, en ese momento ustedes son vibratoriamente equivalentes a ese Maestro o a ese Santo porque lo que cuenta es el espíritu vibratorio que ustedes agregan a esas palabras, y no el pequeño entusiasmo que de manera personal agregan al decir eso.

Para nada.

Porque cuando digo “agregar”, ustedes deben de considerarlo un poco como una vela que enciende a otra vela. Y por consiguiente para pronunciar una palabra que suene verdadera, primero ustedes deben de trabajar esa verdad en ustedes mismos para que así la flama que se encuentra en el espíritu de esa palabra que ustedes pronuncian, esta flama también se convierta en una realidad en ustedes, y sobretodo se convierta en una realidad a través de ustedes porque ustedes mismos se habrán vuelto incandescentes al pronunciarla.

Y esto es lo que hace que las palabras se vuelvan mágicas.

No es el conocimiento académico de las palabras, sino el conocimiento consciente de lo que significan estas palabras.

Y es en este sentido que todas las palabras tienen poder.


Tomemos por ejemplo las palabras de maldad y de odio. Estas palabras pueden ser extremadamente poderosas y sin embargo son negativas, es decir muy inferiores a las palabras de luz.

¿Cómo es que estas palabras negativas pueden tener una superioridad sobre las palabras neutrales de la vida cotidiana?

La respuesta es simplemente porque cuando una persona siente un verdadero odio en su interior, realmente siente estas palabras cuando las pronuncia.

Y de la misma manera actúa un mago negro, solo que en un nivel más desarrollado gracias a la magia que conoce y que le confiere un mayor poder, pero sin embargo su forma de proceder es la misma cuando lanza un hechizo para lastimar a alguien.

Es decir que aparte del ritual mágico, también va a usar el poder de las palabras energizándolas con una intención malévola, o sea que estando completamente consciente de lo que está haciendo, el mago negro va a asociar a estas palabras con una emoción y también pondrá todo el peso de su voluntad cuando pronuncie estas palabras. Lo que hace que estas palabras, incluso si son palabras oscuras, se vuelven en ese momento muy poderosas.

Y no hace falta decir que el mago negro se genera un karma muy pesado al hacer esto, mientras que el humano que pronunció estas palabras de destrucción sin conocer las consecuencias pero simplemente llevado por el odio, también se creará un karma negativo pero mucho menos pesado porque habrá actuado sin darse cuenta de lo que estaba haciendo, mientras que el mago negro es plenamente consciente de las consecuencias de sus acciones.

Entonces, si no quieren sufrir más adelante por hacer eso, eviten poner intensidad en vuestras palabras cuando estén enojados, y si se los digo aquí no es para que lo hagan sino simplemente para explicarles cómo funciona el poder de las palabras. Y afortunadamente el poder de los humanos todavía es muy pequeño.


Lo que tienen que comprender es que las palabras no tienen un poder propio sino que son como una vela apagada.

Y para darles ese poder, es necesario saber como encender esa vela, y esto sin importar que sea una vela blanca o una vela negra. Lo que cuenta es la flama que se le agrega. Y si encienden una vela negra, su radiación será negativa, mientras que si encienden una vela blanca, su radiación será positiva.

Y de la misma manera el poder de las palabras funciona.

Es en la intención que ustedes le confieren a una palabra, que esta palabra se vuelve poderosa cuando la pronuncian.


Los escucho.







2. SALUD Y ENFERMEDAD



La segunda pregunta es:

Para tratar ciertos estados psíquicos, existe un método de armonización que utiliza agua floral energizada por el sol. ¿Puede contarnos más sobre este método?

¿Deberíamos agregar nuevas esencias florales, reforzarlas con la energía de cristales, imanes, pirámides, etc.?

¿Y es que los lugares energéticamente patógenos por el posicionamiento de ciertas frecuencias de naturaleza eléctrica, podrían ser perjudiciales para la calidad de este método?



En realidad lo que me preguntan es sobre la sanación, pero para hablar sobre la sanación, primero se requiere hablar sobre la enfermedad, porque cuando quieren encontrar la sanación, no es suficiente con buscar un remedio sino que deben sobretodo comprender por qué están enfermos.

Por lo tanto los médicos no deben de concentrarse únicamente en la curación, sino también en comprender la propia enfermedad para poder hacer un diagnóstico preciso, porque hasta que no sepan qué es lo que causa exactamente esa enfermedad, no se conocerá la cura absoluta.

Y es por eso que muchos pacientes vuelven a recaer, porque no se les curó realmente. Y cuando digo esto, yo no quiero culpar a las diversas ciencias médicas por no tener actualmente el conocimiento suficiente para descubrir el remedio ideal.

No

Yo no culpo a nadie porque este descubrimiento forma parte de la evolución, simplemente digo que toda ciencia siendo principalmente una investigación, pues bien mientras que esta investigación no se haya extendido también a los reinos del mundo sutil, entonces los hombres no sabrán la verdadera solución a sus problemas.

Por consiguiente cuando los hombres quieran encontrar una solución a estos problemas (ya sean psicológicos, psíquicos o físicos, etc.), es necesario que los médicos estén más interesados en lo que constituye a la naturaleza oculta del hombre, en lugar de solamente tratar de entender cuál es el virus o el microbio que causó ese desequilibrio que finalmente se manifestó en el mundo físico.

Y por supuesto, ustedes pueden culpar a los microbios y pueden culpar a los insectos que portan parásitos por causar esas enfermedades, pero en realidad ustedes no pueden echarles toda la culpa a ellos.

¿Por qué?

Porque incluso si estos seres existen e incluso si ellos pueden llegar a ser peligrosos y desencadenar enfermedades, esas enfermedades que se crean no es culpa de ellos sino que es culpa de los hombres quienes causaron desequilibrios.

¿Por qué se crean estos desequilibrios?

Porque la humanidad está encarnada, y esto es lo que se debe de comprender cuando se estudia la enfermedad: hay una encarnación de un alma en el plano físico, y quien dice encarnación dice la cohabitación.

Cohabitación de algo sutil con algo concreto, y ustedes saben que todas las cohabitaciones no encajan necesariamente bien. Entonces el nivel de ruptura o el nivel de alianza consistirá en comprender esa cohabitación. Cómo coexiste el espíritu con la materia, y de qué manera esta convivencia se vuelve feliz y genera armonías, y de qué manera esta convivencia se vuelve desafortunada y genera crisis.

Entonces la fricción que experimenta el alma con la materia es lo que desencadena los fuegos espirituales (los chakras) y también toda la red de nadis que constituye vuestro cuerpo energético. Por lo tanto esta fricción desencadena la Vida, y por consiguiente también desencadena la Conciencia, que es la capacidad de ser consciente de sí mismo y de ser consciente de las cosas que hay en el Universo.

O sea que esta fricción es la base misma de la evolución, pero esta fricción cuando no se experimenta de manera armoniosa, genera desequilibrios, fallas y roturas.

Y cuando hay estas rupturas, entonces en el interior del ser se crea una forma de absceso o más bien un “alojamiento negativo”, y es en ese alojamiento negativo en donde los virus y los microbios pueden volverse dañinos y destruir todo lo que hay a su alrededor.


Por lo tanto cuando queremos analizar los microorganismos, no debemos tomarlos como los enemigos mortales del hombre, sino como aliados, pero aliados con los cuales los humanos no saben todavía convivir y es por eso que ellos se vuelven agresivos. Porque de hecho, todas las cosas negativas en la Tierra, en realidad son aliados del hombre, pero el hombre no lo sabe, o más precisamente dicho, aún no lo sabe.

¿Por qué?

Porque no sabiendo realmente cómo unirse con la vida, cómo aliarse con la vida, cómo ser uno con el Principio y la Fuerza que es la Vida, entonces todas las formas de vida todavía incomprendidas del planeta, todos estos seres son como perros abandonados dejados en libertad y que no conocen a su amo.

Y por consiguiente cuando el hombre se acerca a ellos de manera inadecuada, estos seres atacan a su amo. Y los microorganismos actúan exactamente de esa manera.

Los virus y los microbios no han sido creados para ser los enemigos de hombre. No han sido plantados por un diablo quien definitivamente parece ir siempre detrás del buen Dios para echar a perder su creación.

NO

Lo que tienen que entender es que cuando se crea un mundo, y cuando surge tanta profusión de seres como ocurre en la Tierra, se crean dos polos porque no se puede crear sin esta intervención de energías binarias que de hecho son complementarias.

Y cuando los humanos observan la red de vida animada por estos dos polos, apresuradamente consideran que uno de estos dos polos es “positivo” y esta compuesto por los seres lindos que son: los herbívoros, las verduras, las flores, los pájaros, etc. Mientras que el otro polo es “negativo” y esta compuesto por los seres dañinos que son: los predadores, los virus, los microbios y todo lo que perturba la vida de los hombres. Pero la vida no es así.

¿Por qué?

Porque la vida no ha sido hecha para ser puesta de esa manera como si estuvieran en un ring en donde los dos polos se golpean el uno al otro, mientras que los Seres divinos esperan a ver con una risa cínica cuál de los dos ganará.

Porque si bien la vida es un desafío, no es ese tipo de desafío en absoluto del “bien contra el mal”, o al menos no es así en lo que concierne a la naturaleza, porque en lo que concierne al hombre, en efecto así sucede, pero no en lo que concierne a la naturaleza.

En lo que concierne a la naturaleza también hay una lucha (eso es seguro) pero no es entre “buenos y malos”, sino para crear el equilibrio que mantiene la existencia de la naturaleza.

Y este equilibrio, la naturaleza trata de mantenerlo lo mejor que ella puede, pero el detalle es que también está el hombre. Y el hombre tiene mucho poder sobre la naturaleza, y de acuerdo con lo que el hombre decida hacer, contribuirá al equilibrio o desequilibro de la naturaleza.

Lo que no quiere decir que todos los enfermos están enfermos porque se portaron mal, y que todos los sanos estarán sanos porque se portaron bien.

Y así por ejemplo puede haber alguien de extremadamente noble, con un gran corazón y una visión muy espiritual, y sin embargo caer gravemente enfermo e incluso perecer.


¿Significa esto que él tenía un karma pesado?

¿O significa que no entendió algo?

¿O que finalmente había oscuridad en su interior?


No necesariamente







3. EL KARMA Y LAS ENFERMEDADES


¿Son las enfermedades siempre consecuencias kármicas?

No, y es por eso que las evaluaciones espirituales NO deben de efectuarse sobre la base de diagnósticos médicos. Ustedes no deben de suponer que porque alguien está sufriendo de algún padecimiento, necesariamente esto se debe porque está pagando por algo, o porque todavía no ha evolucionado lo suficiente.

Ustedes no deben de pensar así porque la vida del ser humano es una alquimia muy delicada y durante sus encarnaciones, bueno, el hombre debe aprender a manifestar cada vez más plenamente las energías con las que vino al mundo.

Y esta alma que descendió a la Tierra, intenta entre estos dos pilares que constituyen a la naturaleza (“el positivo y el negativo”) trata de convertirse en un ser completo.


Y en lo que alcanza ese equilibrio, estará oscilando entre esos pilares, lo que implica que incluso anclándose en el pilar positivo puede tener inconvenientes que le causarán enfermedades.

¿Por qué?

Porque las energías cuando ellas quieren abrirse un camino, incluso si tienen que sacudir a las células, agitan la armonía de la línea genética.

Y es que la energía lo sacude todo porque la energía no puede soportar los obstáculos, y cuando hay una avalancha de enfermedades que cae sobre una civilización, no deben de considerar que eso sea solo la expresión del fin de esa civilización, porque por el contrario puede ser el comienzo de otra civilización.

Debido a que por medio de esas enfermedades hay purificación de la materia y dinamización de las células, de modo que los niños que nacen de esas personas son vibratoriamente más elevados que sus padres.

¿Y quién paga el precio para lograr este avance?

Desafortunadamente son los padres

Entonces, ¿por qué desde una visión estrecha, ustedes van a acusar a una generación entera de ser degenerada, debido a que sufrieron esas enfermedades? ¡Cuando al contrario ellos hicieron ese sacrificio para que sus hijos puedan ir más lejos en la evolución!

Por lo tanto es imprescindible tener un gran conocimiento para poder juzgar a una persona en función de las enfermedades que la acosan. Y es por eso que es mejor no juzgar.







4. ¿CÓMO TRATAR A LOS ENFERMOS?


Y tampoco hay que forzar al paciente a efectuar un proceso de superación más grande de lo que él sea capaz de lograr por su propia voluntad. Por lo que no deben intentar a toda costa llevarlo a la fuente espiritual diciéndole:

« Pero sabes, si tienes esta enfermedad es necesariamente porque no has entendido algo, así que oblígate a comprender para que te mejores. Y cuando te mejores, bueno, tienes que desarrollarte espiritualmente para que puedas sanar porque cuando seas más grande espiritualmente, entonces sanarás. »

Y el paciente se colapsará aún más cuando escuche eso.

¿Por qué?

Porque debido a que ya está suficientemente abrumado por su enfermedad como para que además lo vengan a agobiar aún más con palabras poco favorecedoras haciéndolo responsable de su sufrimiento.

Entonces si ven que este individuo no está aún apto para entamar ese camino espiritual, eviten darle ese tipo de consejos para no abrumarlo aún más, y simplemente dejen que él viva su enfermedad apoyándolo en la medida de vuestras posibilidades

Un ser que está ocupado en lidiar con su enfermedad es un ser que se está purificando a sí mismo, y en ese caso, en lugar de agobiarlo, deben alentarlo a sobrellevar su enfermedad.

Y es precisamente al darle la fuerza, el coraje y la voluntad para hacer ese esfuerzo, que probablemente él encontrará los medios para ir más allá e incluso ver el aspecto oculto de esa experiencia (algo que no hubiera podido haber hecho si lo hubieran querido empujar hacia la espiritualidad desde el principio).

Por lo tanto para poder ayudar a los pacientes, también tienen que tener un comportamiento psicológico con los pacientes.

Entonces no les digan:

« Si tienes este padecimiento es porque eres así. »

No, no deben de culpar ni inferiorizar a un humano que se está purificando por medio de una enfermedad. Por el contrario deben de darle valor, y cuando se le da valor a alguien, eso le permite salir de su territorio, del territorio materialista en el que él se encuentra acostumbrado a vivir

Y ahí es cuando él mismo decide buscar en otros territorios y ver qué es lo que está sucediendo en ellos, y así por ejemplo ir a visitar el mundo espiritual y ver cuáles son las explicaciones que dan ahí, e ir al mundo de la medicina alternativa y ver cuáles son las soluciones que proponen ahí, e ir al mundo de los sanadores y de la curación por la energía, etc. Y en ese momento su búsqueda se convierte en una verdadera aventura espiritual para él.

Pero si uno lo culpa de su enfermedad, entonces el individuo se encoge y sintiendo que carece de amor a su alrededor, solo piensa en una cosa que es irse y desaparecer para no ser más abrumado por los demás.

Entonces no deben atizar ese comportamiento destructivo y suicida. Y para no desencadenarlo, bueno, siempre deben considerar la psicología del paciente, y por consiguiente si pueden de una vez asesorarlo a nivel espiritual, ¡qué bueno!

Pero si el paciente todavía no está apto, no lo fuercen y mejor apóyenlo y guíenlo para que él mismo tome la decisión de asumir su situación y trabajar para mejorar a través de su propia voluntad.







5. LA MANERA COMO EL MAESTRO HACE PROGRESAR
A SU DISCÍPULO


Cuando el Maestro quiere responsabilizar a su discípulo, él no le dice:

« La concentración es esto y la meditación se efectúa de esta manera. Ahora vuélvete un buen discípulo y practica con asiduidad porque de lo contrario serás expulsado del ashram y no volverás a acercarte nunca más»

No

Cuando un Maestro quiere responsabilizar a su discípulo, lo que él hace es que lenta e invisiblemente va introduciendo sus energías dentro de su discípulo. Y el Maestro comienza por enviar sus energías al lugar donde el discípulo se encuentra más débil, por lo que las energías van a ir hacia el chakra que se encuentra más frágil.

Y así por ejemplo, si el discípulo es débil a nivel del plexo solar (es decir que sus emociones no están controladas) o si el discípulo ha tenido traumas que lo inducen a un comportamiento un poco extraño y negativo, entonces el Maestro enviará su energía a ese nivel (y esto durante los ciclos de luna llena).

¿Y qué hace la energía en ese lugar?

La energía del Maestro no va a hacer el trabajo que el discípulo tiene que hacer por sí mismo. Eso no puede ser. Pero en cambio la energía va a ser enviada como un potencial con el cual el discípulo trabajará más fácilmente para realizar el trabajo que él tiene que hacer.

Exactamente como cuando ponen gasolina en un automóvil, el automóvil arranca. Pero si el automóvil no tiene gasolina, para que avance solo queda empujar. ¡Y empujar un automóvil requiere de mucho esfuerzo!

(Risas en la sala)

Y es por eso que en las reuniones de luna llena, cuando los discípulos se alinean con el Maestro, pues bien, el Maestro que es responsable de ese ashram desciende en ese momento lo más cerca que puede en el plano físico. Y en ese momento irradia desde el centro de su corazón la energía necesaria, en el color correcto, con la nota que es necesaria, y en el grado vibratorio que es necesario, hacia el chakra donde el discípulo se encuentra más débil.

Y así, al estar acumulando la energía del Maestro a lo largo de todas esas meditaciones de luna llena, al final de x tiempo, de x número de años, el discípulo llega (como si estuviera en la presencia misma del Maestro) él logra sublimarse y obtener resultados sobre sí mismo. Incluso si en ese momento el discípulo no se encuentra cerca del Maestro.

Porque el hecho de que el Maestro deposite una energía en su discípulo es equivalente a crear una presencia constante de él alrededor del discípulo.

Y es por eso que es más importante recibir la energía del Maestro con la cual poder trabajar, que de tener encuentros con el Maestro (como casi todo el mundo quiere). Porque la presencia de un Maestro nunca ha hecho avanzar a nadie, sino que por el contrario, a veces incluso hace retroceder al discípulo.

¿Por qué?

Porque entonces el discípulo va a crearse una relación incorrecta con el Maestro.







6. ¿CÓMO ATRAER LA ATENCIÓN DE LOS MAESTROS HACIA UNO?



A los Maestros no les gusta manifestarse porque generalmente eso crea una relación incorrecta de los humanos hacia ellos.

Y es en ese sentido que nunca quise decir mi nombre verdadero porque tan pronto como hay evidencia, bueno, el hombre no siempre encontrándose lo suficientemente despojado de su memoria religiosa, despojado del condicionamiento de su personalidad, despojado de la influencia astral y despojado de su naturaleza demasiado emocional, entonces fijará una chispa muy sentimental en la relación que quiere tener con los Maestros.

Y esa chispa sentimental es la que va completamente a distorsionar esa relación porque a partir de ese momento el discípulo va a estar en una continua espera para que el Maestro lo atienda. Esperando que el Maestro le hable, esperando que el Maestro le diga lo que tiene que hacer, esperando que el Maestro lo critique, esperando que el Maestro lleve a cabo las cosas por él, etc. Siempre va a estar esperando algo por parte del Maestro.

Y él le dice al Maestro:

« Soy todo tuyo y estoy abierto a todo lo que tú quieras darme, tanto a tus reproches como a tus felicitaciones, pero por favor preséntate conmigo, te estoy esperando. »

Pero esa no es la manera en que un Maestro tiene la intención de mantener una relación con un discípulo. El Maestro por el contrario quiere ver en su discípulo a un futuro Maestro. Exactamente como un líder empresarial trata de seleccionar en su personal a aquel que es el más capacitado para volverse su brazo derecho, o sea alguien que se le parezca.

Y es en ese individuo que él se apoyará. Él convocará al Comité Central para que lo nombren como director adjunto y a esa persona le confiará el negocio cuando él no se encuentre en las oficinas. Mientras que los trabajadores siguen trabajando como trabajadores.


¿Y cuál es la diferencia entre un trabajador y un director?

La diferencia no necesariamente reside en la inteligencia o en la instrucción. La diferencia reside sobretodo en la responsabilidad que asume la persona. La diferencia fundamental es esta, es la capacidad de asumir responsabilidades, la capacidad de determinar un objetivo, de trabajar para lograr ese objetivo, y que a pesar de toda la adversidad que pueda surgir, hacer todo lo posible para alcanzar ese objetivo.

Y la relación entre el discípulo y el Maestro es exactamente la misma. Y la manera en que los Maestros reclutan a sus discípulos personales se establece con esos mismos objetivos.

Los Maestros no están buscando personas que quieran depender de ellos, no están buscando personas que los amarán y que los venerarán. Ellos están buscando seres conscientes, seres responsables que sean capaces de invertir sus energías, su tiempo y sus esfuerzos para que el objetivo evolutivo que la Jerarquía quiere con la Humanidad se establezca en la Tierra.

Y si el Maestro tiene este requisito, es porque él no es el objetivo. El objetivo es la evolución de la humanidad. Y es por eso que muchos discípulos cometen el error en la forma en que quieren relacionarse con los Maestros porque ellos no comprenden que los Maestros no son el objetivo. Y es por eso que los verdaderos Maestros no quieren jugar a esa comedia y entrar en ese tipo de relación de interdependencia.

Los Maestros son tan conscientes de las necesidades del Plan Divino que ellos mismos deciden ser un instrumento para llevar a cabo ese Plan Divino. Entonces si un humano quiere conocer a un Maestro, la mejor manera de hacerlo es colaborando también con el Plan Divino, hacerse necesario para el Plan Divino, incluso llegar a volverse indispensable para el Plan Divino.

Y como los Maestros son los instrumentos del Plan Divino, cuando ellos ven que un humano se vuelve útil, entonces automáticamente ellos se interesan por ese humano, y ellos se acercan gradualmente hacia ese humano.

Esto puede tomar algún tiempo, incluso bastantes años, pero paulatinamente hay una precipitación del Plan Divino sobre ese humano quien sin saberlo se ha transformado en un discípulo. Y cuando el discípulo termina por recibir esa precipitación del Plan Divino, él mismo se ve investido por el trabajo.

Y esto independientemente de la relación que este humano pueda haber adquirido con un Maestro, o cualquiera que sea su necesidad iniciática personal. Esta relación se vuelve independiente del trabajo que él pueda lograr.



¿Por qué los Maestros son tan desinteresados de la adoración de los discípulos?



Porque como ya lo he dicho, ellos solamente son los agentes de Dios, o del Logos Planetario, o de la Conciencia Cósmica si prefieren llamarla así.

Porque tienen que comprender que cuando hay una humanidad que se encuentra atormentada por todos los problemas que ustedes conocen, entonces los Maestros que ya han alcanzado la iluminación divina y que se encuentran fuera de todos esos problemas, ellos se concentran en ayudar a esta humanidad sufriente a evolucionar para así liberarla de ese sufrimiento.


¿Y qué hace la adoración de un discípulo en todo esto, les pregunto?

¿Qué viene a hacer la emoción de un corazón inflamado lleno de devoción hacia los Maestros pero que todavía no está lo suficientemente consciente de la necesidad humana?

¿En qué ayuda esa adoración hacia los Maestros, al Plan Divino en la Tierra el cual se estableció por la necesidad de que los humanos más avanzados auxilien a sus hermanos más jóvenes que todavía se encuentran empantanados?


¡NO SIRVE PARA NADA!

¡Por el contrario esa adulación estorba!


Entonces cuánto tiempo se puede desperdiciar precisamente a causa de estos comportamientos inmaduros en donde los hombres a veces se pasan horas y horas rezándole a un Maestro para que este los acepte como su discípulo, y luego los devotos se preguntan qué pudieron haber hecho de mal para que ese Maestro ni siquiera los vaya a visitar.

Pero en realidad qué comportamiento tan egoísta tienen esas gentes de querer absorber el tiempo del Maestro cuando justo al lado de ellos hay alguien que está languideciendo en un drama familiar. Y que del otro lado de la calle hay niños que tienen hambre. Y que al otro lado de la ciudad hay hombres que sufren en la miseria, etc.

Por lo tanto en lugar de desear egoístamente un pequeño momento de felicidad con el Maestro X, Y o Z, como si le quisieran saludar a un famoso cantante o actor. En lugar de actuar de esa manera tan egocéntrica, mejor sean útiles al Maestro y demuéstrenle su aprecio ayudando a los demás.

Y Jesús expresó esto cuando dijo:

« Cada vez que haces algo bueno para los demás, también lo haces
para mí. »


Entonces si realmente quieren amar al Maestro, no veneren al Maestro, ni su alma, ni su resplandor, ni su retrato, ni su vibración, sino que deben amar a la humanidad, deben amar a todos los humanos.

Y ahora que les digo esto, seguramente el asunto cambiará para muchos de ustedes porque la mayoría de las personas no se sienten capaces de tener tanto amor. Sin embargo es en ese momento que el Maestro selecciona a su alumno personal. No es mientras que el discípulo se la pasa rezándole todos los días al Maestro.

No. Para nada, por el contrario, cuando el Maestro ve a un “discípulo adorador”, el Maestro se rasca la cabeza y se dice a sí mismo:

« Bueno decididamente qué de energía perdida con este discípulo, verdaderamente qué de tiempo desperdiciado. Otro que se inventa películas. Si solo él supiera que toda mi vida y todo mi espíritu están dedicados para ayudar a la humanidad. Si él supiera que es allí, en medio de los necesitados que él encontrará mi presencia, entonces dejaría de adorarme para ir a ayudar y hablar con quienes lo necesitan. Y hablo de los necesitados de todo tipo. No solamente de los necesitados a un nivel material. »



Es en el corazón del sufrimiento humano que ustedes encontrarán a los Maestros, no es en otra parte, y obviamente los encontrarán no en su aspecto físico pero sí en su presencia sutil.  Y es por eso que cuando ustedes dejan de perder el tiempo rezando a las imágenes de los Maestros y deciden mejor salir para ayudar a los demás, que es cuando verdaderamente los Maestro se acercan a ustedes.

¿Por qué?

Simplemente porque ahí es donde se concentra el esfuerzo de los Maestros, y al hacer ustedes mismos el mismo esfuerzo, es cuando ustedes realmente atraen la atención de los Maestros y que una relación puede ser creada con ellos.

No es invocándolos, rezándoles o venerándolos que van a motivarlos a acercarse a ustedes. Pero en cambio cuando los Maestros ven que alguien es laborioso, que alguien toma parte activa en el establecimiento de algún bien para el mundo.

Entonces de manera automática y aunque no conozcan a ese individuo que está trabajando en el plano físico, incluso si no conocen ni su nombre ni su rostro, incluso si nunca lo habían visto ni habían sospechado de su existencia. A pesar de todo eso, ellos se sienten instantáneamente atraídos por esa persona.

Y es que ellos pueden ver el aura de todos los humanos, y cada vez que ven una pequeña luz que comienza a brillar, ellos van a ver quién se encuentra dentro de esa luz.

Y a partir de ese momento se va a ir estableciendo gradualmente un proceso de relaciones vibratorias con ese individuo, es decir que la persona comienza a estar conectada cada vez más con el Templo de los Maestros por medio de filamentos de energía que se vuelven cada vez más intensos hasta que finalmente un día la persona se convierte en un miembro completo de esa Fraternidad.







7. EL KARMA DEL DISCÍPULO


Y a partir de ese momento, la vida del individuo va a cambiar inexorablemente. Los problemas pueden precipitarse, y el discípulo no percibe que son las vibraciones que provienen del egregor de los Maestros quienes actúan, y puede creer que por el contrario los problemas que le llegan son el signo de una situación catastrófica y negativa que no tiene nada que ver con acercarse a un terreno cada vez más espiritual. Sin embargo esto es una obligación.

¿Por qué?

Porque cuando el Guía crea estos vínculos entre el discípulo y los Maestros, desde ese momento hay una precipitación del karma que se efectúa en el individuo.

Es decir que la vida que normalmente hubiera tenido un hombre común, una vida cotidiana puntuada por el karma por aquí y por allá para generar entendimientos paulatinos.

Pues bien en el caso del discípulo, todo lo que debería de haberse hecho a lo largo de una vida se apresura y necesita lograrse en cuestión de meses o un año o tres años. Todo depende de la capacidad de absorción de cada individuo.

Lo que significa que cada vez que un humano se vuelve más un discípulo aceptado por los Maestros y que obtiene una conexión cada vez más intensa con ellos, ese individuo tiene que esperarse a recibir en su vida, no la presencia celestial del Maestro, no la felicidad suprema que viene a rodearlo, sino por el contrario a recibir una numerosa serie de infortunios.

Y aunque eso es doloroso es algo bueno porque todos esos infortunios están depurando a la persona. Y por consiguiente no deben de ver en ellos un tipo de prueba que el Maestro envía para ver si ese discípulo tiene fuerza y coraje.

No

Es simplemente porque la existencia de un ser humano ha pasado por una multitud de experiencias, e invariablemente hay cosas negativas que él ha hecho, y también hay cosas que él aún no ha adquirido.

¡Y aquellos que piensan que se encuentran ya sin karma son las personas más engreídas de la Tierra!

Porque nadie puede decirse estar sin karma, no fuera simplemente por el karma de la ignorancia, porque nadie sabe todo. Entonces siempre hay algo que hay que desarrollar o que hay que borrar.

Y cuando se desarrolla una conexión intensa con los Maestros, pues bien necesariamente la avalancha del karma alterará la vida de la persona, e incluso a veces su vida profesional. Y la persona no comprendiendo lo que le está sucediendo le echará la culpa a todo el mundo.

Sin embargo el discípulo NO debe ver en todo lo que le sucede un castigo del karma, sino sobretodo la expresión de las energías creadas en el pasado y que deben ser ahora despojadas a través de su resurgimiento.

¡Y atención!

No necesariamente tienen que ser vividas, pero si liberadas.

Y con esto quiero decir que el karma no se tiene a fuerza que pagar con dolor, pero si se tiene que buscar la manera de evacuarlo. Y también tienen que comprender que los eventos negativos NO necesariamente implican desgracias. Porque por ejemplo alguien que pierde su trabajo puede pensar en su interior:

« Qué mala suerte con esta mala situación que me acaba de llegar, y ahora el sufrimiento volverá a tocar a mi puerta y no me quedará más remedio que soportar un karma negativo una vez más. »

Pero esta persona puede estar muy equivocada al pensar de esa manera.

¿Por qué?

Porque evacuar el karma no significa eternizar el karma y una vez que se ha liberado el karma también hay que buscar la manera de erradicarlo. Pero también puede que no sea un karma negativo, ni tampoco la mala suerte que lo abrume, sino por el contrario puede ser el gesto de su Guía que le indica que tiene que dejar de seguir haciendo ese trabajo para ahora dedicarse a hacer otra cosa, y como la persona no quiere moverse, al Guía no le queda más remedio que empujarlo.

Y el gran miedo, el gran terror psicológico que se genera entre estos dos momentos que son el final de lo antiguo y el comienzo de lo nuevo, este terror es un miedo inútil que solo debilita al individuo.

Entonces cada vez que les llegué un evento de este tipo, no deben de entretener el miedo, no deben de desarrollar la angustia. Por el contrario deben de considerar a ese evento como un renacimiento y deben de tener CONFIANZA que ese renacimiento es para poder avanzar en vuestra evolución.

Y si mañana pierden vuestro empleo, no se angustien de cómo van a poder comer, de cómo va a pagar su factura de electricidad, de cómo le van a poner gasolina a su coche, etc. Pero tampoco les pido que no les importe nada de lo que les va a suceder en vuestras vidas.

NO

No se trata de irse de un extremo al otro extremo, sino de dejar de gastar la energía con preocupaciones y miedos, para así mejor prepararse hacia lo nuevo. Porque si ustedes se agotan por estar nutriendo tanta angustia, entonces cuando llegue lo nuevo ustedes se encontrarán tan agotados que no tendrán las fuerzas para lograr esa renovación que se les está presentando.

Y es así como muchas oportunidades se convierten en fiascos porque el individuo está tan abrumado entre la depresión y la ansiedad que comienza a carecer de confianza. Y cuando ocurre el evento para que su vida mejore, él ni siquiera tiene la fuerza para agarrar la oportunidad. Y entonces él nuevamente responsabiliza a la desgracia y se dice a sí mismo:

"¡Pero no entiendo, soy mejor que el otro y a pesar de ello es el otro quien recibió el puesto y no yo!"

Pero no es culpa del karma ni del destino, sino que él se dejó desgastar por sus miedos y sus angustias. Y es por eso que yo les digo que cuando llegue la oportunidad, ustedes tienen que estar radiantes.

Si quieren ganar tienen que brillar. Así que cuando venga un cambio brusco en vuestras vidas, no dejen que la ansiedad les chupe sus energías, sino que por el contrario concéntrense en adaptarse lo mejor que puedan a ese cambio de vida.

Pero regresemos a la energía de los Maestros.







8. ¿CÓMO CONECTARSE A LA ENERGÍA DE LOS MAESTROS?


La energía de los Maestros, incluso si ustedes no conocen vuestro rayo (es decir, vuestras propias energías). Incluso si ustedes no conocen a vuestro Maestro, la energía recorre su camino. Y es así que mientras ustedes activen la energía, bueno, la energía va s ir directamente hacia el Maestro con la que corresponda. O más bien dicho, va  a ir directo hacia el Templo del que ella ya procede y al cual pertenece ese Maestro.

Entonces, lo que se necesita para conectarse con un Maestro, o al menos con su egregor, o por decirlo de otra manera, con su chakra cardíaco ya que es sobretodo de allí desde donde el Maestro opera cuando quiere irradiar sobre su discípulo.

Y esto debido a que el Maestro todavía no puede emplear sus otros chakras porque la energía de los otros chakras todavía es demasiado fuerte y por consiguiente el Maestro correría el riesgo de no solo perturbar los cuerpos sutiles del discípulo, sino también de su cuerpo físico por la frecuencia vibratoria que esta energía tendría sobre las células del discípulo.

Y es por eso que el Maestro que quiere acelerar el desarrollo espiritual de uno de sus discípulos, comienza a irradiar desde su tercer ojo hacia su discípulo, únicamente cuando su discípulo es capaz de sostener la alquimia que tiene lugar en la materia. Pero hasta ese momento, el Maestro solo irradia a través del chakra del corazón, y por lo tanto, a través del amor y la conciencia del amor.


¿Entonces cómo conectarse?

Es simple, pero como todo lo que es simple espiritualmente se vuelve muy complicado para los hombres, porque lo que es simple requiere de la comprensión de nociones como: libertad, amor, certeza, confianza, plenitud, etc.

Y cuando sabemos que el hombre es actualmente prácticamente el reverso de todas esas cosas que les acabo de enunciar, entonces para el hombre, el camino espiritual se vuelve muy complicado porque se convierte en un ascetismo. Pero para nosotros no hay ascetismo debido a que todo eso ya lo hemos integrado y forma parte de nuestro ser, de nuestra naturaleza.


¿Entonces cómo crear el canal?


Al principio, debes observar tu vida física y preguntarte:


¿Quién soy yo en la sociedad?

¿Quién soy profesionalmente y en el hogar?

Cuál es mi posición como padre o madre, y cuál es mi posición en el mundo, etc. Y luego debes de preguntarte:


¿Quién soy yo a nivel psicológico?

¿Cuáles son mis reacciones? ¿Cuáles son mis defectos?

¿Pero también cuáles son mis cualidades y mis aspiraciones?


Y luego hay que hacer una revisión de todo eso, pero analizándolo desde la visión de un discípulo, y ahí es donde todo se determinará porque si no existe esta intención de discípulo, entonces no puede haber conexión, es imposible.


¿Y por qué?

Porque el Maestro solo toma a aquel que ya ha entendido qué parte activa dentro de sus posibilidades puede tomar en la evolución y en el Plan Divino, y por consiguiente el Maestro solo toma a alguien que ya es consciente y responsable.

Y si el maestro no se encuentra con ese tipo de eco, aún así él vigilará el desarrollo de la persona, pero no se conectará con esa persona, porque esa persona no sabría qué hacer con esta conexión y esta energía.

Y la energía del Maestro, si no se usa bien, alteraría su entorno, alteraría su vida, alteraría su profesión, su salud, sin que la persona supiera cómo hacer algo positivo con ella. Y por lo tanto sería una destrucción y no una construcción.

Pero a partir del momento en que ustedes tienen una determinación, y que ustedes se dicen a ustedes mismos:

« Yo soy un alma, no soy el que va a la oficina todas las mañanas, no soy el que come en el almuerzo todos los días, no soy el que duerme en esta cama todas las noches. Todo esto es solamente el personaje que interpreto en esta vida, pero yo soy un alma, y ​​a través de estas diversas experiencias trato de encontrar una forma de expresión cada vez más perfecta. »


Por lo tanto cuando concluyes que eres un alma, y que todas tus preocupaciones tenderán hacia la madurez de tu consciencia, hasta que el resplandor de esa alma irradie incluso en la materia, entonces en ese momento ya estás determinado.

E incluso aunque en ese momento no busques a los Maestros y te digas a ti mismo:

« Oh, pff, bueno, después de todo, los Maestros no me importan, para mí lo que cuenta es el poder de la kundalini, y cuando la kundalini esté activa, verán que ya no necesitaré de ningún Maestro. »


Cualquiera que sea tu camino o las ideas que tengas sobre este asunto, lo que sucederá, sucederá, pero solo cuando tenga lugar primero esa determinación.


¿Y cuál es la utilidad de establecer estas cuentas como lo acabo de describir?


Un humano que verdaderamente quiere evolucionar debe primero hacer cuentas consigo mismo, porque un individuo no puede ser determinado y comprender que fundamentalmente él es una consciencia en acción en este mundo y que busca perfeccionarse a través de la reencarnación, si él no es exigente primero consigo mismo.

Lo cual tampoco significa que deban volverse insoportables como un jefe abusivo, sino que deben de aprender a administrar los periodos de trabajo y los períodos de descanso. Los momentos en donde van a hacer prueba de complacencia y los momentos en donde deben de ser muy disciplinados.

En otras palabras, ustedes deben comportarse con ustedes mismos como lo haría un maestro con su discípulo, y esto implica en cierta forma comenzar a disociarse de vuestra personalidad y examinarla como si se tratase de otro individuo.

Comprendan cómo funcionan los impulsos de vuestro cuerpo para así aprender a saber controlarlos, y también comprendan cómo funcionan los mecanismos de la psicología de vuestra personalidad para así también aprender a saberla controlar.

Y de esta manera ustedes podrán operar desde vuestro interior una transformación de vuestro ser exterior.

Y eso es lo que le permite al individuo descubrir su naturaleza superior, porque el individuo que no efectúa esta disociación y que no sabe contemplarse desde su interior y controlar a sus vehículos terrestres (tanto su personalidad como su cuerpo físico). Pues entonces ese individuo está completamente invadido por su personalidad, y ese individuo en ese momento experimenta totalmente a la personalidad y se identifica completamente con ella.

(O sea que en vez de estar consciente que en realidad él es un alma que descendió a la Tierra para evolucionar, esa alma se identifica completamente con el personaje que está interpretando en esta reencarnación, sin importar que este sea: Juan, María, Ana, o alguien más.)

Y en esas condiciones ese individuo no puede ser un discípulo porque simplemente sigue siendo un humano entre los demás humanos que hay en la Tierra.

Pero ustedes ya no deben ser humanos terrenales. Ustedes pueden estar en la Tierra, pero deben ser humanos de espíritu que aunque se encuentran encarnados en el mundo, ustedes dan forma al mundo de acuerdo a vuestro espíritu. Lo cual es muy diferente.







9. LA IMPORTANCIA DE LA OBSERVACIÓN


Y a partir de ese momento el discípulo NO va a comenzar una lucha combativa contra sí mismo, sino que va a enfocar su observación hacia si mismo, y eso es completamente distinto.

Por lo tanto no se trata que el discípulo se critique a sí mismo, se reprima, se castigue y se convierta en su propio verdugo, sino más bien que se vuelva un observador de sí mismo, y anote exactamente como un árbitro anota durante un partido, las faltas y los goles que va cometiendo. Y luego, al final de un cierto periodo (podemos tomar por ejemplo ciclos de 3 semanas o de 45 días) haga cuentas consigo mismo.

Ver qué es lo que hizo de negativo, qué es lo que hizo de positivo, que es lo que hizo como progreso, y observar las energías que se involucraron en esos procesos.

Y tan pronto como ustedes se vuelven un observador de ustedes mismos, al mismo tiempo ustedes sacarán la fuerza para detener a la personalidad cuando esta los quiera inducir en conductas negativas.

Y esta capacidad de ser un observador de si mismo se puede adquirir fácilmente, pero para poder ser un observador, se requiere ya en cierta medida haber renunciado a la vida convencional, y por lo tanto en cierto grado haber decidido convertirse (aunque sea en una pequeña porción) en un discípulo, porque solo ese comportamiento permite iniciar el fenómeno de la observación.

Es decir que cada vez que hagamos algo inadecuado, tendremos que recordar que debemos de observamos, y decirnos por ejemplo:

« En estos momentos estoy cayendo en la emoción negativa de los celos. »

Y ustedes se van a dar cuenta de que no se pueden liberar de esa emoción por más que lo intentan, incluso si hacen grandes esfuerzo, pero que a pesar de ello no pueden evitar que los celos sigan surgiendo.

Pero en cambio lo que si pueden hacer es observarlos. Eso si es lograble, y esto independientemente de la cantidad de celos, o del grado de dolor, o del grado de la ira que ustedes sientan, ustedes pueden observar esa emoción negativa. Entonces obsérvenla.

¿De qué manera?

Simplemente sentándose y profundizando en esa experiencia.

Perciben que están enojados, entonces en lugar de arrojar los platos, los ceniceros y lo que encuentren a la mano. Siéntense, cierren los ojos y profundicen en esa rabia sintiéndola hasta en la punta de vuestros cabellos.

Siéntenla tan profundamente que en ese momento ustedes se vuelven la ira encarnada, ustedes sentirán esa ira como nunca antes la habían sentido, y el aspecto positivo de esa experiencia es que al profundizar en esa ira, también agotarán la energía de esa ira, y ustedes se liberarán de esa ira.

Y si realizan este ejercicio de forma auténtica, si lo hacen con sinceridad, descubrirán que durante más de una semana no tendrán ira, incluso si ese es vuestro temperamento habitual, no sentirán más enojo por un largo rato.

¿Por qué?

Simplemente porque ustedes habrán agotado la energía de la ira que se encontraba dentro de ustedes.

Y para comprender este fenómeno, es necesario también observar las energías con las que nacieron y por lo tanto observar vuestra carta astral.

Cuando un individuo es capaz de enojarse de manera crónica porque esa es su naturaleza, bueno, deben de saber que esa tendencia es provocada por algo y no es simplemente que sea parte del carácter de ese individuo, sino que ese comportamiento ha sido establecido en ese individuo, ya sea por errores cometidos en sus vidas pasadas, o por una vibración que le impide saber cómo vivir en armonía.

Y lo mismo sucede con las demás vibraciones que se generan de manera constante en ustedes.

Entonces esa vibración que está dentro de ustedes y forma parte de ustedes, cuando está mal vivida y es experimentada negativamente, eso dispara el sentimiento de inquietud, o el sentimiento de enojo, o el sentimiento de celos, etc., si dejan desarrollarse inconscientemente esa vibración dentro de ustedes.

Y en ese momento (para dar una analogía) es como si ustedes aceptaran que la cava de vuestra casa fuera invadida por ratas y el desván fuera atascado por murciélagos.

Y ustedes que viven en esa casa se van a decir a si mismos:

« Pero cada vez que guardo provisiones en la bodega, estas desaparecen, y cuando voy al desván por mi ropa de invierno esta se encuentra destrozada. ¡Decididamente no puedo vivir bien es esta casa! »

¿Y por qué?

Porque esa persona nunca se da la pena de examinar su desván y su cava, y cree que puede tranquilamente vivir en su casa si ocuparse de ella y pasándose el tiempo solo viendo por la ventana y criticando la vida de los demás mientras que en el sótano y en el ático de su propia casa se están generando daños graves.

Y el fenómeno de la observación consiste precisamente en descender a inspeccionar el sótano, y darse cuenta que si las provisiones desaparecen es porque son devoradas por las ratas. Y de la misma manera subir a inspeccionar el ático y comprender que si la ropa está dañada es porque los murciélagos han invadido todo y tiran sus heces en todas partes.

Y una vez que ustedes comprenden que los problemas de la casa se deben porque hay criaturas invasivas, entonces hay que efectuar todo un trabajo de limpieza. Y este trabajo de limpieza no se hace con palos ni con trampas como lo hace la gente que se obliga a llevar una vida de ascetismo muy estricta y a la fuerza.

No, no deben de hacer eso si ustedes todavía no tienen el desarrollo espiritual suficiente porque entonces solo se van a amargar la existencia, pero en cambio limpien vuestra casa introduciendo la luz en ella, porque a las ratas y a los murciélagos no les gusta la luz, y si estas criaturas constatan que la cava y el desván comienzan a estar iluminados, entonces se irán de ahí para buscar otro lugar que puedan invadir tranquilamente en la oscuridad.

Y ese es el método que yo les propongo. Lleven la luz a las profundidades de vuestra casa interior, y de esa manera ustedes se deshacen de forma automática de todos los parásitos que la han invadido (de todas esas vibraciones negativas que se han desarrollado y de todos los parásitos astral que son atraídos por esas vibraciones negativas).

Entonces como lo pueden ver, no es necesario inventar estrategias complicadas y hacer combinaciones estrafalarias de ascetismo, meditación, yoga, retiros y todo lo que está de moda en la actualidad para purificar el aura. Simplemente necesitan traer la luz divina a vuestras vidas.







10. MÉTODO PARA ELIMINAR NUESTROS DEFECTOS


La primera reacción que se tiene que hacer es observarse a si mismo porque para saber que hay ratas en la cava, primero ustedes deben de saber que tienen una cava en vuestra casa. Y simplemente eso la mayoría de la gente lo ignora completamente.

Y esa es la situación en la que se encuentran las personas cuya consciencia todavía no está lo suficientemente despierta y que por consiguiente solo atraviesan la vida pero sin lograr mucho avance, y que cuando los problemas les llegan, sufren terriblemente pero no reflexionan sobre la razón de por qué surgieron esos problemas.

Y como esas personas no prestan atención a su vida interna, entonces las ratas invaden la casa energética donde viven, y las ratas no solo invaden la cava sino todo lo que pueden, entran debajo de la cama, en los armarios, en la nevera. Y no les importa a esas ratas que esa casa ya tenga un habitante porque todo lo que les importa a las ratas es comer.

Y así es como los hombres están completamente abrumados por sus problemas y abrumados por sus dolores porque no son los dueños de su propio hogar.

Pero ser el dueño de su hogar también significa ser un buen constructor y saber lo que se ha construido.

¿Qué ha construido el hombre?

Como buen constructor, el hombre primero ha instalado los cimientos, y en estos fundamentos se encuentran los cuatro elementos de la naturaleza que son: agua, tierra, fuego y aire. Pero estos cuatro elementos se transforman en dos que son las dos polaridades de la creación y las cuales se acoplan para formar dos columnas, y es dentro de estas dos columnas, en la superficie, en donde el hombre organizara su casa.

Y ahí es donde el hombre va a vivir, y luego poco a poco, pero de manera inconsciente él va a comenzar a trazar los planos de su ático.

¿Y qué es el ático?

Bueno, el ático es un triángulo, el ático es su mente, mientras que su personalidad es la casa y la cava es su materia.

Y cuando uno conoce la constitución oculta del hombre, el hombre sabe que debe comenzar por limpiar su casa, o sea por vigilar sus emociones y sus pensamientos, porque es en ese nivel en donde los parásitos astrales se instalan cuando las emociones y los pensamientos son negativos.

Entonces un humano que quiere establecer una relación correcta y que realmente quiere avanzar en la vida, debe sobre todo precipitar en toda su casa interior (desde el sótano hasta el ático) las energías de la conciencia.

Y eso es ser un observador, es precisamente no vivir soñolientamente las cosas de la vida y someterse a ellas. Sino por el contrario es precipitar en todos los eventos y en todos los momentos de la vida una mayor conciencia.

Y esta conciencia aumentada solo puede lograrse si el hombre hace el esfuerzo de observarse, es decir que si en el momento en que siente una emoción, en vez de solo ser afectado por esa emoción (como usualmente sucede) también la observa, entonces la experiencia va a ser muy diferente.

Porque cuando los humanos solo sienten la emoción, eso no les permite conocer la emoción. Y así los humanos son manipulados por muchas emociones, por montones y montones de energías que juegan a través de ellos.

Pero si por el contrario, ustedes proceden de manera diferente y si en el momento en que siente una emoción, que sea esta  negativa o positiva, no importa, pero si en el momento en que brota en vuestro interior ese sentimiento, ustedes se convierten en observadores, eso no significa que se convertirán en un ser frío que no sentirá nada, ni odio ni cariño.

En absoluto, por el contrario sentirá aún más intensamente ese sentimiento porque ustedes invertirán vuestra conciencia en él. Pero ya no serán un juguete, ya no serán una marioneta zangoloteada por esas energías, lo cual es completamente diferente. Y cuando se trate de una sensación de alegría, será un juego positivo, y cuando se trate de una sensación de dolor, será un juego negativo, pero al menos será un juego que ustedes jugarán totalmente con la plena participación de la conciencia. Y eso es lo que importa.

En esa experiencia eso es lo que cuenta, por consiguiente incluso si viven algo negativo, ese negativo debe de ser completamente observado y vivido por completo. Porque de lo contrario no trascenderá en vuestras existencias y solo será una sensación que pasará, y ustedes la enterrarán en las profundidades de vuestra inconsciencia hasta que un buen día, bueno, eso brota de nuevo, pero como todavía no lo asimilan, otra vez no hará más que volver a pasar, y otra vez lo volverán a enterrar, y así los humanos van acumulando más y más traumatismos hasta que finalmente un día ya no cabe más en su interior, y todas esas emociones reprimidas saltan por los aires y las personas se encuentran completamente desbordadas al punto de ya no poder vivir más.

Entonces hay que enfrentarlos desde el inicio, hay que enfrentar los problemas que uno tiene, hay que enfrentar las emociones que uno reciente, y por ejemplo decirse a uno mismo:

« Bueno, ok, lo admito, soy un celoso espantoso, pero no importa porque voy a asumir estos celos y cuando sienta mis celos surgir, lo viviré por completo y los observaré y trataré de comprender por qué los resiento. »

Y a partir de ese momento ustedes ya no van a culpar a su pareja por lo que hizo, porque eso es lo que hace la gente normalmente cuando experimenta los celos sin darse la pena de observarlos (cuando la emoción simplemente pasa) lo que hace el individuo es de reprocharle inmediatamente al otro, de acusar al otro, de poner toda la culpa en el otro y de no arreglar nada consigo mismo.

Entonces, incluso si el otro realmente cometió algo indebido, la manera como ustedes van a vivir esa situación solo depende de ustedes mismos. Y por lo tanto no se desquiten sobre esa persona y a lo mucho díganle:

"Lo que hiciste me lastimó."

Pero nada más, y observen como trabaja esa emoción de celos en vuestro interior, pero también como trabajan las demás emociones: el sentimiento de enojo, el sentimiento de inferioridad, el sentimiento de todos los defectos que tengan, y adéntrense profundamente en ellos y síganlos hasta el lugar de donde surgen, hasta el rincón de vuestra casa interior en dónde hicieron su nido.

Y en ese momento, cuando el descenso esté consumido, en el momento en que la energía ya no exista, es necesario enviar la luz.

~ * ~

Entonces para dar un ejemplo, en el momento en que ustedes sienten la ira invadirlos, siéntense, cierren los ojos, obsérvenla, y experimenten intensa y profundamente esa ira durante diez o quince minutos hasta que la energía de esa ira se haya agotado.

Y entonces percibirán un pequeño momento de vacio en donde se sentirán desconectados de esa situación, y es en ese momento en donde el alma puede precipitar las energías de la evolución.

Y es en ese momento que ustedes deben de poner toda vuestra mente y toda vuestra intensión en visualizar que la luz divina se precipita hacia vuestro interior a ese lugar de vuestro ser en donde sienten que surge esa emoción de la ira, y decretar con toda vuestra intención:

« Tú, la energía generadora de la ira, te disuelvo, no tengo nada en tu contra, no entablo una batalla contra ti, simplemente no quiero que me afectes más y es por eso que te disuelvo. Amén. »

Y verán que si hacen esto con honestidad y lo vuelven a repetir cada vez que el sentimiento de la ira los invada, está comenzará a desaparecer, y procediendo de la misma manera pueden lograr que todos vuestros defectos desaparezcan.







11. EL SACRIFICO QUE LOS MAESTROS HACEN POR LA HUMANIDAD


Si mañana todos los humanos se volvieran perfectos, pues bien, nosotros ya no tendríamos trabajo, y por una vez sería un descanso agradable porque realmente anhelamos poder algún día poder fraternizar con los humanos como Hermanos y no como Maestros.

Porque deben de saber que para nosotros no es nada agradable ocupar el puesto de guías espirituales, o de portadores de la luz divina, o el puesto de Maestros instructores de la humanidad, o cualquier otro título que ustedes nos quieran dar. Eso no es agradable en absoluto, no.

¿Por qué?

Porque el Maestro nunca está contento de desempeñar ese puesto. Él no dice:

« Soy un Maestro y estoy feliz de serlo, y disfruto de mi condición sin importar lo que pase con los hombres. »

NO

El Maestro, desde el momento en que él ha alcanzado un estado suficiente de amor y de resplandor, tan pronto como él ha ingresado activamente en la Jerarquía planetaria, él no tiene ninguna otra preocupación que el de ayudar a los otros humanos que siguen abajo, y él laborará continuamente para ayudarlos a subir también, porque su vida tan perfecta como es, no tiene sentido sin la vida de los demás.

Y aquellos que son padres comprenderán fácilmente lo que les estoy diciendo debido a que su felicidad personal no tiene sentido si sus hijos son infelices, si sus niños están enfermos, si su pareja está enferma o tiene problemas, porque para que ustedes puedan ser felices, el resto de la familia también tiene que ir bien, incluso si hay algunas correcciones que dar, pero todo debe ir bien y en la línea correcta también para los demás.

El padre de una familia no haraganea tomando el sol exaltándose de su estado patriarcal porque se encuentra en la cima de la pirámide. Sino que por el contrario, por el hecho que él está arriba, él tiene también que lidiar con los sufrimientos de los demás.

Y con los Maestros sucede lo mismo. Los hombres creen que ellos están sufriendo mucho, pero si ellos conocieran el sufrimiento de los seres más avanzados que se conectan con la humanidad para ayudarla, entonces no se quejarían tanto.

No se quejarían de la gripe que atrapan todos los años, ni tampoco se quejarían de los problemas que tienen en su profesión, ni tampoco se quejarían de los problemas que tienen en su hogar, ni tampoco se quejarían de todos los problemas que hay en la Tierra. Sino que por el contrario, ellos intentarían participar activamente para mejorar todo esto, incluso sin llamar a los Maestros.


¿Por qué los Maestros experimentan una forma de sufrimiento frente a la humanidad?


No porque todavía ellos estén llenos de emociones, absolutamente no, aunque la emoción todavía no los ha dejado, pero la emoción se ha convertido en Amor puro, en una Compasión pura, justa y exacta.

Entonces el sufrimiento que los Maestros sienten por la humanidad no es el sufrimiento de un hombre que llora por las desgracias de su hijo. El sufrimiento de los Maestros es más bien el derramamiento de su energía, de su energía vital, de su vitalidad, de esta vitalidad que puede asociarse, por ejemplo: con vuestra propia sangre que fluye por vuestras venas.

Su sufrimiento es provocado por eso, por esa descarga incesante que deben de operar de ellos mismos, de toda su substancia, de su ser al inclinarse hacia la humanidad, para que puedan ayudar a esa humanidad a evolucionar.

Y esta inversión que tiene lugar de su ser hacia abajo implica una forma de sufrimiento. Al igual que como todo ser que por compasión trata de descender hasta el fondo de la materia para renovarla, ennoblecerla y volverla a subir. Y es en este sentido que debemos entender la posición y el papel de Jesús. Y es en este sentido que ustedes también tienen que comprender su crucifixión.

No hay que comprender ese sacrificio de manera emocional, demasiado sentimental. Ustedes deben verlo como un derrame de la sustancia vital de los seres que ustedes llaman Maestros. Porque si los Maestros vierten energía en la humanidad, no es la energía que proviene de los otros planetas, del Sol, de las galaxias y del resto del Universo.

Aunque es cierto que también los humanos recibe energía sutiles de esos cuerpos celestes, pero esas energía cósmicas no pueden llegar al planeta sin pasar por un canal, como lo precisé antes.

Y este canal lo crean los propios Maestros ya que son ellos “la antena y el transformador” que permiten que algo completamente sutil funcione de manera concreta en el plano físico para que llegue a los humanos.

Entonces, la energía que proviene de las Pléyades, por ejemplo, no importa realmente porque quien se apropia de ella, son los Maestros. Y es por lo tanto ellos quienes abrirán sus palmas, abrirán sus corazones, y darán de su energía vital para que esa energía cósmica pueda bajar.


Y es que ustedes también deben de saber que cuando se unen con las diferentes posiciones que hay en la Jerarquía, cuando pasan de ser un discípulo a ser un  Iniciado, y luego de ser un Iniciado a ser un Maestro, y de ser un Maestro a ocupar alguno de los diferentes puestos de la Jerarquía planetaria, la persona ya no es solamente una individualidad, sino que también comienzan a emanar un principio cósmico, un Principio de vitalidad, es decir que el Ser que ha evolucionado lo suficiente como para representar a Cristo se convierte en el Principio Crístico para la humanidad (como fue el caso de Jesús).

Y es por eso que las religiones tienen razón al afirmar que Cristo es el Hijo de Dios, pero también los esoteristas tienen razón al afirmar que Cristo fue un gran Iniciado.

Ambos tienen razón porque cuando la evolución es tal que podemos fusionarnos con un Principio cósmico, pues bien, ese Principio te llena por completo, sea cual sea tu historia y el origen de donde provengas. Y cuando este Principio está en acción, este Principio se efectúa a través del Ser que lo manifiesta.

Y dado que el Cristo cósmico implica sacrificio, entonces aquel que manifiesta el Cristo en la Jerarquía planetaria también se sacrifica por el bien de la humanidad.

Así que cuando la gente se imagina que este Ser solo está ocupando un puesto en la Jerarquía, ellos están equivocados porque este Ser aunque es cierto que él ocupa ese puesto, él está sobretodo manifestando ese puesto, y es por eso que ese Ser resiente profundamente el dolor que implica ese puesto y el sacrifico que implica esa función. Y simplemente por ello, los humanos deberían de respetar su labor.


Entonces, cuando ustedes quieran imaginar a los Maestros, no imaginen sus rostros, o su aura, o incluso su sonido para aquellos que van un poco más lejos en sus percepciones. Ustedes deben sobretodo tratar de incorporar el Principio cósmico que ellos manifiestan, y esto despersonaliza completamente la relación con ellos.

Por ejemplo, ustedes aman a Jesús y ustedes quieren que él sea vuestro guía. Eso está muy bien, pero yo os digo:


"Vayan más allá y busquen impregnarse del Principio Crístico que Jesús representa."

Ustedes aman a un Maestro o a tal otro, eso está muy bien, pero vayan más allá y únanse con el Principio cósmico que anima a ese Maestro. Y si ese Maestro, por ejemplo, representa el rayo 1, 2 o 3. Pues bien, únanse con ese rayo, con esa energía que está detrás del Maestro, porque de lo contrario ustedes nunca encontrarán realmente al Maestro.


Podría decir en resumen que un buen discípulo se reconoce, no por su fervor, ni su ardor, ni por sus oraciones, ni por la cantidad de libros que él ha leído, ni por la cantidad de cuadernos que él ha escrito, sino simplemente por la visión correcta que él tiene en su relación con el Maestro y con la Vida.


Los escucho.







12. ¿QUÉ SUCEDE EN EL MOMENTO DE LA MUERTE?



La tercera pregunta es:

Usted enfatizó en una conversación anterior sobre la importancia de encontrarse muy concentrado en el momento de la muerte, para que este pasaje se lleve bien a cabo.

¿Qué mensaje puede dar a todos aquellos que acompañan a los moribundos y también a los que se están enfrentando a la muerte de un ser querido, para que su ayuda sea efectiva, y especialmente en los casos en donde la persona que está muriendo no está consciente de su naturaleza espiritual?



Para nosotros no hay verdaderamente una separación entre la vida y la muerte, y es por eso que cuando hablamos de la muerte, en realidad nosotros seguimos hablando de la vida solo que en otra dimensión. Y obviamente ya no se trata de la vida del cuerpo físico puesto que este fue destruido, sino de la vida de la conciencia que continúa existiendo incluso después de la muerte.

Ustedes deben ver la existencia humana como una manifestación fabulosa que va más allá de la vida física, y también deben ver la rueda de la vida humana como una rueda que nunca se detiene y que con cada nueva reencarnación trae nuevas expresiones y una nueva riqueza de manifestación.

¡Todo se renueva!

Y es por eso que para entender lo qué es la muerte (o para tener una intuición más precisa) ustedes deben meditar sobre el concepto de la renovación.


Ahora bien, en lo que concierne a las personas que están muriendo, si ustedes quieren acompañar adecuadamente a sus seres queridos que están falleciendo (y eso sin importar si ellos son espirituales o no), entonces ustedes deben de saber que un gran salto de la conciencia ocurre en el momento de la muerte.

Y este salto de conciencia ocurre para todos. Entonces incluso aquel hombre que es extremadamente materialista, o aquel otro que es extremadamente ateo, en el momento en que pasa al otro lado, en el momento en que deja su cuerpo, hay un momento en que su conciencia percibe todo lo que se requiere para admitir la existencia del mundo sutil y conocerlo.

Y es en ese sentido que el momento de la muerte puede representar para muchas personas un momento iniciático, y también un momento de comprensión para todo lo que es el Más Allá.


¿Por qué existe ese pequeño momento?

Bueno, es porque cuando el individuo exhala su último aliento, el individuo muere, y en ese momento y de manera instantánea su alma sale de su cuerpo físico, pero como todavía tiene suficiente energía (y esto sin importar cual sea su nivel de conciencia) él puede constatar como su envoltura carnal permanece en el plano físico, y también puede observar a las otras personas, pero no solo sus cuerpos sino también sus auras, y también puede percibir la radiación vibratoria de todas las cosa. Y en ese momento, él entiende cuál es la verdadera dimensión de la vida.

Y esto significa que cuando un individuo se encuentra al final de su vida, y aunque en esos momentos continúe mostrando su personalidad dura y obstinada, lo mejor es decirle todo lo que va a encontrar del otro lado incluso si él no lo quiere escuchar.

Incluso si él les dice:

« Pero si ya sabes que no te creo, entonces para qué me sigues molestando con esas fantasías. ¿Es que nunca me dejarás en paz? Hasta el momento de mi muerte seguirás importunándome con esas historias. »


Entonces ustedes tienen que responderle esto:

« Pero justamente papá, es porque estás en el momento de descubrir esas cosas que yo tengo que decírtelas, porque yo no sería tu hijo si no te informara, y verás, dame todavía dos segundos más cuando ya te hayas ido al otro lado, y verás que todo lo que te dije es cierto y lo entenderás. »

E incluso si él no los escucha, ustedes deben persistir porque cuando el individuo abandona su cuerpo (sean cuales sean sus convicciones) al percibir la vida en su naturaleza más profunda durante ese momento en que su consciencia se eleva, él se acordará de todo lo que él había escuchado sobre esa existencia superior.

Pero si en cambio él nunca tuvo ninguna información al respecto, entonces él se quedará allí, perplejo, todo sorprendido y embobado sin saber qué hacer, y no sabrá si debe concentrar su pensamiento para ir hacia arriba, o si debe dirigir su mente hacia la derecha, o si debe ir hacia la izquierda, o si debe esperar a alguien. No tendrá ni idea de lo que le sucede y lo que debe de hacer.

Él se encontrará como un niño perdido y generalmente el miedo lo invadirá. Y después de unos instantes, todos sus apegos le regresarán a su consciencia, y si el individuo tenía apegos muy duros y severos, entonces él se precipitará hacia los bordes de la materia.

Y esto vuelve la tarea del Guía que iba a recogerlo muy difícil, porque el Guía no puede alcanzarlo cuando el individuo se encuentra tan pegado a la materia. Entonces lo que tiene que hacer el Guía es dejar que las energías vinculadas a esos apegos se vayan gradualmente desgastando, lo que permitirá que el individuo, como un globo, vaya poco a poco elevándose, hasta que finalmente la Guía lo pueda alcanzar y luego el Guía lo llevará:

-      ya sea a dormir si el individuo aún no está suficientemente evolucionado,
-      ya sea a un Ashram si el individuo ya ha comenzado a evolucionar,
-      ya sea le dará un trabajo que hacer si el individuo ya está lo suficientemente evolucionado.

Por lo tanto, todo lo que le puedan decir a estos señores obstinados y estas damas incrédulas (incluso si les da dolores de cabeza), toda esa información solo puede servirles en el momento de la muerte. Porque en ese momento, incluso si treinta o cincuenta años antes, ellos escucharon a alguien decir, en la lluvia, bajo el paraguas, mientras esperaban el autobús:

« He descubierto que el alma sí existe, y que también existen los chakras y el aura, y que hay una radiación fabulosa alrededor de cada ser. »

Para ellos solo habrá sido una conversación sin importancia tomada durante el tiempo en el que no sabían qué hacer porque estaba lloviendo y porque estaban esperando el autobús.

Y durante treinta años, o durante cincuenta años, ellos nunca volverán a pensar en lo que escucharon, pero en el momento de la muerte, en el momento en que todo lo adquirido por la persona asciende a su conciencia, entonces en ese momento, al ver la vida energética, sin el manto de la materia que la oculta, esa persona recordará las palabras que ella había escuchado y no se quedará solamente estupefacta.

Esa persona ya no tendrá miedo porque comprenderá, y no intentará precipitarse hacia la materia o alrededor de su cuerpo. Ella aceptará el pasaje que es la muerte, ella aceptará su nueva dimensión y aceptará la mano del Guía quien vendrá a buscarla.

O bien, si el humano ya está lo suficientemente avanzado para morir en plena conciencia y para morir en aceptación de lo que le está sucediendo, entonces él sabrá por la fuerza de su espíritu dirigirse como un cohete hacia el lugar donde se le espera.

Y esa es la muerte de los Iniciados. Para los Iniciados no hay un Guía que venga a recogerlos cuando ellos mueren. Ellos mismos cuando pasan del otro lado, ellos saben qué es lo que ha sucedido, y como ellos ya conocen su Cielo, ellos lo que hacen es condensar los átomos invisibles de los que están compuestos.

Los condensan, los amalgaman, y ellos determinan la dirección (exactamente como un piloto determina su línea de vuelo) y va directamente a la velocidad del pensamiento hacia el lugar en donde se encuentran sus otros Hermanos y Hermanas y también los Maestros.

Entonces, cuando ustedes quieren ayudar a una persona que está muriendo, aunque esta persona no le interese, ustedes tienen que hablarle un poco sobre lo que ella va a encontrarse del otro lado porque eso la va ayudar.


Ahora bien,

¿Qué hay que hacer con las personas que ya no están muy conscientes y mueren por ejemplo de una muerte debilitante que gradualmente agota todo su ser?


Para esas personas hay mucho menos que hacer porque ellas ya se han alejado parcialmente de sus cuerpos.

Y esto se debe porque cuando un individuo llega al final de la utilización de su cuerpo físico, ya sea porque ese es el momento de su muerte, o porque ha cometido graves errores y ha puesto su cuerpo en muy mal estado haciendo que su cuerpo se deteriore prematuramente y se acelere la muerte.

En esos casos cuando hay una disminución de la conciencia, el individuo no permanece todo el tiempo en su cuerpo. Y esto sucede de la misma manera que el individuo no permanece todo el tiempo en su cuerpo cuando duerme.

Todos salen, todos viajan con su cuerpo astral. Cada vez que haya una disminución en la conciencia objetiva, automáticamente el individuo se libera, porque tan pronto como el guardián del mundo físico se desvanece, aparece la libertad para el alma y esta se pone a viajar por las otras dimensiones.

Y lo que se debe de hacer para las personas que se encuentran en ese estado, es hacer una preparación como la saben hacer los sacerdotes, quienes a través de la Absolución limpian el cuerpo astral, el cuerpo etérico e incluso el cuerpo físico de modo que todos los apegos se cortan y el alma definitivamente puede irse.

Porque cuando un individuo está muriendo por este tipo de muerte lenta e inconsciente, se arriesga a que permanezcan lazos demasiado profundos dentro de su ser porque precisamente él no puede darse cuenta de su disociación con el cuerpo. Y luego, inconscientemente, como sumergido en un sueño, el individuo continúa manteniendo su vida en su mente y no permite poderse liberar de su cuerpo físico.

Y eso es lo que generalmente les sucede a las personas que están en coma.







13. ¿QUÉ LES SUCEDE A LAS PERSONAS QUE CAEN EN COMA?


Si ustedes tuvieran la suficiente clarividencia o una máquina lo suficientemente sofisticada para poder observar lo que está sucediendo en la conciencia de la gente que se encuentra en coma.

Lo que ustedes verían es que el individuo se proyecta a sí mismo en la vida que él tenía, y se ve por ejemplo a sí mismo en la mañana tomando el desayuno, y saludando a su esposa y a sus hijos, y luego viajando para ir al trabajo, y luego haciendo su trabajo, etc.

Y así la gente que está en coma sigue por lo general recordando la vida que tenían antes de caer en coma, porque toda su atención se encuentra dirigirá hacia su memoria.

Y esto se debe a causa de esa zona muy especial de la conciencia en donde la persona se encuentra en esos momentos encerrada, y la cual no es realmente de la inconsciencia, pero tampoco es realmente de la consciencia. Y se puede decir que la persona en coma vive dentro de un sueño.

Y cuando queremos hacer regresar a esa persona que se encuentra en coma de nuevo a la vida física y a la conciencia objetiva, invariablemente se requiere primero por limpiar el cuerpo astral y el cuerpo etérico de esa persona.

Y para hacer eso es necesario que un sacerdote le dé la Absolución (o alguien que no sea un cura pero que tenga una capacidad igual), porque cuando un sacerdote da la Absolución, él no solo está pronunciando palabras, sino que está utilizando palabras de poder que fueron instauradas desde hace ya mucho tiempo, y esto es justamente lo que le dio a la Iglesia Católica un verdadero poder oculto e iniciático durante tantos siglos.

Es porque la Iglesia dispone de verdaderos rituales de poder, y el sacerdote al pronunciar la Absolución genera creaciones vibratorias que van a alojarse en el cuerpo astral y en el cuerpo etérico de la persona y que van a limpiar esos cuerpos.

Y con un cuerpo astral y un cuerpo etérico más limpios, el alma puede más fácilmente descender a su cuerpo físico porque ya no se encuentra prisionera de ese sueño.

Y cuando esto sucede hay un agujero que aparece abajo del alma, y ese agujero es precisamente producto de la purificación que se ha realizado a nivel astral y a nivel etérico.

Es un poco como cuando un avión está volando en el aire y de repente aparece un agujero en el aire, por lo que el avión se cae. Y el mismo proceso sucede aquí.

O sea que mientras que el cuerpo astral y el cuerpo etérico de la persona que se encuentra en coma continúen proporcionando la energía para que el alma continúe soñando con sus recuerdos, el alma va a permanecer volando en “los cielos” del plano astral.

Pero si por el contrario estos dos cuerpos son limpiados, entonces se crea el agujero en el aire y el alma vuelve a descender.



Y luego a nivel médico es necesario intervenir de una manera muy diferente a como lo están haciendo actualmente los doctores.

Es necesario estimular mediante el envío de células frescas la conciencia de la glándula pineal, porque la conciencia objetiva del alma se conecta justamente allí en ese lugar muy preciso que es la glándula pineal.

Y cuando alguien ha entrado en coma y no se ha despertando, es porque la glándula pineal ha sido dañada, aunque no necesariamente físicamente, pero sí energéticamente.

La gente piensa que cuando los humanos encarnan, el alma entra dentro del cuerpo como cuando introducimos un líquido dentro de una botella y luego ponemos una tapa para así estar seguros de que el líquido seguirá permaneciendo dentro de la botella y no podrá salirse.

PERO EL ALMA NO FUNCIONA ASÍ
Y EL CUERPO TAMPOCO

Para comenzar el cuerpo no es una botella vacía. Para nada, sino que al contrario. ¡Usted mismo se pueden dar cuenta de que es una botella llena!

En el cuerpo físico hay órganos y por consiguiente se requiere crear puntos de anclaje entre estos órganos y los cuerpos superiores. Y resulta que estos anclajes son las glándulas. Y cuando hay coma (o inconsciencia) eso significa que el punto de anclaje de la glándula pineal ha sido cortado.

Y en la medida de la severidad de ese corte, el coma se experimentará como algo definitivo o como una experiencia temporal de la cual la persona podrá recuperarse.

  • Si el corte es ligero, solo habrá una inconsciencia temporal y la conexión se reparará rápidamente y la consciencia de la persona volverá a la vida física.
  • Si el corte es severo, será un coma profundo, pero aún así existirá la posibilidad que la conciencia de la persona pueda regresar.
  • Y si el corte es realmente muy serio, entonces es un coma definitivo y en esos casos habrá que esperar el agotamiento del cuerpo etérico para que el alma pueda completamente liberarse de la Tierra y proseguir con su camino hacia el Cielo.



Y seguramente ahora varios de ustedes van a quererme preguntar:

¿Es que tenemos el derecho de mantener artificialmente vivos a los cuerpos de esas personas que se encuentran en un estado de coma, algunas incluso desde hace varios años?

Y yo les diría que sí, si ese es vuestro deseo. Pero también les diría que no, si fueran clarividentes y pudieran ver la vida ya separada de ese humano que está en coma.

Pero esta alma, aunque ya se encuentra del otro lado, puede aceptar permanecer atada a su cuerpo, si el estudio de su caso permitirá conducir a un descubrimiento o una mayor comprensión de la naturaleza humana y el funcionamiento del cuerpo y sus glándulas.

En cierto modo esta alma les estará diciendo:

« Bueno, ok, estoy de acuerdo en que me mantengan todavía atado al mundo físico para que eso les ayude a descubrir algo, y por ese motivo hago con gusto ese sacrificio. »

Y esa alma no les culpará y no estará pensando:

« ¿Pero por qué no me dejan partir? »

No se quejará en la medida en que eso sea útil, sino que por el contrario aceptará ese sacrificio porque cuando un humano comienza a comprender lo que es la vida, él acepta todos los sacrificios incluso a costa suya.

Entonces en el estado de coma existe todavía una gran investigación primordial que hay que efectuar, y particularmente sobre las glándulas. Y si los investigadores médicos se enfocaran más en el estudio del cerebro cuando hay un coma. Ellos llegarían a descubrir cómo ir más allá de esa etapa y cómo restablecer el puente de la conciencia dentro de la glándula pineal.


Los escucho.







14. LOS CONFLICTOS DE LAS NACIONES



La cuarta y última pregunta es la siguiente:

¿Es que Bélgica se va a dividir debido al problema del idioma que afecta a ese país?  ¿Y cómo se deben de entender los conflictos lingüísticos y religiosos que afectan por lo general a las naciones?



Saben, lo que más le falta a los humanos para resolver este tipo de situaciones espinosas es escuchar a su corazón, no es más que eso. Pero los hombres están demasiado encaprichados con sus valores terrenales, con sus herencias históricas, con sus creencias cuadradas. Los hombres están demasiado encaprichados con todas esas cosas.

Porque mientras que los humanos no hayan descubierto los verdaderos valores de la vida, ellos buscarán algo que le de sentido a sus existencias. Y como sienten que no puede ser alguien de la noche a la mañana si llegan a abandonan sus viejos valores, entonces se apegan a esos valores incluso si eso significa dañar a los demás, incluso si eso significa colapsar una economía o destruir un país.

Porque el verdadero problema (y aquí estamos hablando de Bélgica pero lo mismo se aplica para la mayoría de los países que tienen conflictos parecidos), el verdadero problema no se debe a las diferencias lingüísticas, o a las diferencias religiosas, o culturales que existen entre sus habitantes, sino que el verdadero problema es principalmente económico. Y podrán sacar todo tipo de pretextos y argumentos para buscar validad el conflicto, pero en realidad casi siempre es económico.

Es un error creer que es lingüístico. Es un error creer que es religioso. En realidad es económico.

Y cuando hay intereses económicos que se crean, entonces se utiliza cualquier pretexto para crear separatismo, se utiliza la diferencia del idioma, se utiliza la diferencia de religión.

¡Incluso se utilizarían las vacas del vecino si pudieran tomarlas de pretexto para crear el conflicto!



¿Cuál es el verdadero problema que hay en Bélgica?

Y el Cielo sabe que absolutamente no quiero juzgar porque no estoy aquí para juzgar a los pueblos, sino simplemente estoy aquí para explicarle a la gente lo que debe de hacer y pensar para alcanzar la libertad y la felicidad.

Así que no soy un juez de las naciones, pero solo digo que si la gente quiere debatir lúcidamente sobre cuál es el problema que los aqueja, entonces primero deben de comprender que ese conflicto es casi siempre económico.

¿Y qué quiero decir con "económico"?

Quiero decir que a la cabeza de cada país y de cada región, hay familias influyentes, y esas familias quieren predominar sobre las otras familias que también quieren obtener mayor control ya sea para adquirir más dinero o para adquirir mayor poder, y así establecer su voluntad.

Y el pretexto, por lo tanto, incluso económico desaparece fundamentalmente y es en sí mismo solo una consecuencia, y el problema fundamental es la inadecuada relación de poder que existe entre las personas que quieren tener control sobre los demás y que se disputan entre ellos.

Y usualmente este tipo de conflictos no tienen fin hasta que los individuos que alimentan el conflicto terminan por ser destruidos.

Y estos conflictos se dan en diferentes grados en todos los países del mundo. Pero como cada pueblo tiene sus aspectos particulares y diferentes formas de expresarse, pues bien, esa lucha por el poder, ese problema de dominación tomará diversas formas, pero en la base es exactamente lo mismo.

Por ejemplo en otro país el conflicto será mucho más político, y en ese otro país no se habla de problemas de idioma, sino que se hablará de problemas estructurales. Y en otros países habrá una verdadera guerra por las fuentes energéticas, y ese es el caso del Medio Oriente.

Entonces ya no se dejen engañar por lo que dicen las noticias y tomen consciencia une vez por todas que el problema fundamental es la lucha por el poder, y también es el orgullo de los hombres, de un puñado de hombres lo suficientemente desquiciados como para querer prevalecer sobre millones de otros hombres y forzarlos a vivir de acuerdo a sus dictámenes que ellos establecen como si fueran grandes dictadores.

Y habiendo explicado eso, ahora comprenderán que el problema de Bélgica no tiene que ver con el idioma. Ahí tienen el ejemplo de Suiza en donde no son dos sino ¡cuatro idiomas los que se hablan en ese país!

Y de hecho (y a pesar de la diferencia de idioma) ustedes estarían dispuestos a tratarse como hermanos, si no hubiera alguien arriba en la clase política que continuamente les dice:

« Pero el otro es tu enemigo, él no te ama, él no te quiere. »

Y si durante mucho tiempo se menciona política y mediáticamente que el otro tiene un gran defecto, entonces el pueblo termina por creerlo y la cohabitación se vuelve insoportable.

Entonces la gente acepta que hay que separarse y que hay que vivir cada quien por su parte. Y es así como un pequeño problema generado en las esferas superiores de la política, se convierte en un gran problema general vivido en la esfera humana del pueblo.

¿Y qué pueden hacer los humanos?

Pues bien, los humanos tienen que hacerse responsables, e incluso si no existe la institución para ello en su país, ellos deben reunirse para así obligar a los políticos a crear una intervención también por parte del pueblo. ¡Y hacerle entender a esa gente que ya no quieren más de sus manipulaciones!

¡Se acabó!

Hacerles comprender que no quieren tener que sacrificar vuestro espíritu para protegerse de las fracciones que se crean. Afirmar alto y fuerte que todos juntos queremos libertad, igualdad y respeto. Queremos ser inteligentes, compartir lo que el país tiene para ofrecer a sus habitantes, y poder vivir en fraternidad.

Y si la gente lo decide, si se levanta en un grito de alegría, no en un grito de guerra, y crea un movimiento para frustrar el complot político. A partir de ese momento, ese movimiento no será revolucionario, pero será la voz de la sabiduría la que resolverá los asuntos que esos grandes ministros no pueden resolver desde sus oficinas.

Debido a que un problema social no se puede resolver poniendo la nariz en un archivo, los pies debajo de su escritorio, eso es imposible.

Y es por eso que la política es incapaz de resolver la mayoría de los problemas sociales porque para resolver esos problemas se tiene que ir al terreno e involucrar a la gente para la resolver el problema. Y para que la gente participe, hay que hablarle. No es proclamando leyes y sugiriendo ideas desde una oficina.

Para nada

No, no deben actuar así porque entonces el pueblo comienza a deteriorarse, y un pueblo que no puede moverse, que no puede evolucionar, es exactamente como las células de un cuerpo que están bloqueadas, y entonces las enfermedades aparecen.

Y lo mismo sucede con la sociedad, y ahí cuando se crean los problemas con los agricultores, o los problemas con los camioneros, etc. Pero el problema fundamental está en el nivel de la política.


¿Y qué puede hacer el pueblo?

El pueblo puede tomar la decisión que sus políticos no quieren tomar. La gente puede tomar la decisión de paz. Es simple. Dado que los políticos no quieren tomar la decisión de vivir en paz, la gente puede tomarlo por ella misma.

Y cuando todo un pueblo dice SÍ a la paz, cuando todo un pueblo dice SÍ a la alianza, nunca puede ser dominado por los políticos o los economistas, o por las familias gobernantes que quieren la guerra o la separación. Esos individuos tendrán que retirarse y llevar su cáncer de odio hacia otro lugar.

Ellos se exclamarán:

« Vaya, vaya, con que ya no podemos ganar más dinero abusando de las personas en este lugar, con que ya no podemos reinar más aquí. Pues bien, nos iremos a otro lugar en donde podamos continuar con nuestras intrigas. »

Y entonces el pueblo puede avanzar, puede ir hacia el progreso. Porque verán, el problema más grave de todos estos conflictos no es que haya un conflicto, es que ese conflicto impide el progreso. Y ese pueblo se esclerosa porque no hay progreso. Y por consiguiente a la enfermedad se le agrega la decrepitud.

Y de un problema que se originó en las esferas políticas, sigue un problema económico, sigue un problema ideológico y sigue un problema de odio que finalmente termina por instalarse en el pueblo. Y cuando se establece el odio, eso significa que el cáncer está llegando a su fase terminar. Y en ese momento la gente realmente tendrá que tomar una decisión: o detener la degradación o aniquilarse mutuamente.

Entonces para no desencadenar esa fase terminal, las personas mismas siempre deben de reaccionar antes. Y así incluso si los políticos y la gente de poder continúan peleándose y enviándose tartas verbales, porque al final de cuenta eso es lo que hacen, se envían pasteles de crema aunque quieren hacerle creer al pueblo que el problema con el que están lidiando es muy grave.

Y aunque ellos se sigan atacando los unos a los otros, lo importante es que ustedes NO se dejen subyugar por esas ideas y por su comportamiento.


¿Entonces estratégicamente qué hay que hacer?

Porque si mañana ustedes tratan de comportarse de manera diferente para enfrentar los obstáculos, ustedes se darán cuenta de que no podrán cambiar la situación.

Lo que se necesita entonces hacer es inspirar a las personas clave de la sociedad, a los dirigentes de las empresas, a los dirigentes de los sindicatos, etc. Y si ellos mismos se transforman, todo lo que está bajo su poder de gestión también se transformará.

Y así se crea una asociación para que la alianza pueda existir también a un nivel estratégico, pero para eso se requiere generar una alianza con las personas clave de la sociedad. Esto es muy importante.

Entonces siempre hay que estar haciendo un trabajo de reclutamiento. Exactamente como sucede cuando se quiere lanzar un nuevo partido político, ustedes tienen que salir a la calle, hablar y tratar de agradar, dar a conocer la idea, y luego cuando se lanza la idea, deben dejar que la energía introduzca esa idea en las mentes receptivas.







15. EN EL FUTURO EL SISTEMA FINANCIERO SE DERRUMBARÁ


Hay un periodo en que la Jerarquía deja que los hombres actúen como ellos deseen, pero también hay otro momento en que la Jerarquía les dice:

« Ustedes tienen une libertad condicionada, o sea que por un tiempo ustedes pueden hacer lo que quieran, pero también ustedes deben tomarse el tiempo para mejorar»

Y es por eso que hay un tiempo en que el Plan debe avanzar, y durante ese periodo, cuando llega ese cambio, cuando cae esa espada, todo aquel que se opone es derribado sin importar que sea un hombre poderoso negocios, o un ministro, o el presidente de un país. Debido a que mientras sus ideas no estén en el eje del nuevo mundo que debe venir, todo aquel que se oponga perece.

Y por lo tanto muchos hombres (y especialmente de las finanzas) van a perecer para que pueda surgir un mundo nuevo en la Tierra, porque como yo lo he advertido en varias ocasiones, el mundo actual de las finanzas debe caer y caerá.

No quedará ni un centavo en el bolsillo de muchos de los individuos que actualmente son los más ricos del mundo, y es por eso que muchos de ellos se suicidarán, porque la locura los invadirá y ellos no podrán soportar este nuevo estado de las cosas.


¿Por qué se les quitará su dinero?

No porque sean terribles avaros y Dios decida castigarlos tomando sus posesiones. No. Se les quitará su dinero porque el proceso que les permite ganar ese dinero colapsará.

La Jerarquía no dice:

"El que es rico ahora se volverá pobre."

La Jerarquía simplemente dice:

« Bueno, para la nueva era de Acuario se necesita una nueva sociedad, se necesitan nuevos medios de producción, se necesita un nuevo sistema, y por lo tanto, el dinero también será nuevo»

Y esto se debe porque el dinero es la base de un sistema económico, es la “sangre de la sociedad”. Entonces, si se requiere de una nueva sociedad, también se necesita de la circulación de una sangre que sea nueva.

Y es por ello que los medios de producción del dinero se transformarán por completo. El dinero ya no será lo mismo de lo que es ahora. Y ya no siendo lo mismo, ya no podrá incrementarse como lo hacen actualmente, y es por eso que el mundo de las finanzas colapsará, y más precisamente la especulación.

Y es que ustedes saben muy bien que en el mundo actual, las personas ya no se hacen ricas porque trabajan. Los hombres realmente ricos, es decir las grandes familias en el mundo que tienen enormes masas de dinero congeladas en los bancos, bueno, lo que hay que saber es que estas personas no acumularon estas inmensas fortunas por el trabajo sino por la especulación.

Y esa especulación no está establecida en el trabajo. Porque si la especulación se basara en el trabajo, sería todavía una buena especulación, así como lo fue en las décadas anteriores. Pero ahora, los poderosos ganan dinero solo con dinero, moviendo fondos, creando señuelos, incluso creando miedos.

Y esto generalmente la gente lo ignora (y especialmente cuando pertenecen al pueblo). Pero nosotros los miembros de la Jerarquía no podemos ignorarlo porque vemos que prácticamente todo lo que los hombres crean para poder enriquecerse, son verdaderos estados de crisis, y aquí es donde realmente frustran el Plan y las ideas divinas.

Y ahí es donde ellos atraen “la cólera de Dios”, porque no solo están haciendo dinero de una manera codiciosa y egoísta (lo cual al límite es comprensible ya que eso forma parte de la aventura humana en la tierra). Pero lo que ya no es parte de la aventura humana, es crear un estado de crisis en los demás para poder enriquecerse. Crear hasta la guerra para poder enriquecerse. Fomentar conflictos para poder sacar dinero o poder.

Eso no está permitido, y es en ese momento que una civilización firma su sentencia de muerte. Y cuando digo su "sentencia de muerte", no estoy hablando de cataclismos, estoy hablando de la cesación de un sistema, así como de todos los seres que no quieren deshacerse de ese sistema.

Porque si ellos quisieran deshacerse de ese sistema que ya se han degradado excesivamente, no habría ningún problema para ellos. El perdón y la tolerancia del Plan son tan grandes que incluso esos hombres poderosos serían solicitados, debido a que al tener un gran conocimiento sobre las finanzas, estas personas ayudarían mucho para ser los fundadores del nuevo sistema.

Y aquellos que podrán hacer esta transición serán inspirados para crear el nuevo sistema, porque las finanzas son un campo muy especializado en el que realmente debes tener las cualidades y las energías especificas para poder reinar allí.

Entonces, nuestro objetivo por ahora no es desestabilizar o aniquilar a estos hombres, sino simplemente encontrar entre ellos, a las personas que sean lo suficientemente abiertas como para inspirarlos para crear el nuevo sistema.

Porque por el momento no podemos crear una nueva sociedad aboliendo las finanzas ya que eso sería catastrófico, puesto que eso significaría que de la noche a la mañana, los hombres terminarían de nuevo como en la Edad Media y tendrían que trabajar la tierra para poder comer, y todo el progreso social que se ha generado desde entonces se perdería. Pero no debemos perder ese progreso, lo que debemos de hacer es transformarlo.

Todo se transforma en el universo. Hay pequeños momentos de destrucción, pero grandes transformaciones. Nada es realmente aniquilado.

Por lo tanto, aquellos hombres poderosos que sean lo suficientemente abiertos para inspirarse y ser los fundadores de la nueva sociedad no serán castigados en absoluto. Mientras que aquellos que a cualquier costo querrán mantener el sistema viejo, esos sí serán eliminados (esta palabra es más exacta).


~ * ~


Para concluir con esta pregunta, les aseguro que su país no conoce problemas reales. Y si todos ustedes tienen la fuerza, si pueden crear esta alianza, esta igualdad, entonces el problema permanecerá solamente en la esfera política, pero no caerá a nivel de la población.

Pero de todos modos pronto el conflicto se resolverá, no durará mucho tiempo porque es importante que se haga la alianza, porque en este caso, la separación de Bélgica no se ajusta al Plan en absoluto, y por lo tanto la energía fluirá para solucionar ese problema a toda costa.

Porque si Bélgica no resuelve este conflicto, si no crea la ALIANZA (es la palabra sobre la que me gustaría que ustedes reflexionen debido a que significa muchas cosas) y no solo para Bélgica, sino también para los otros países.

Si Bélgica no quiere crear la alianza, entonces muchas cosas que se tiene planeado no podrán suceder. Y por lo tanto esa alianza debe de concretizarse, y si es necesario, los hombres que la impiden serán despedidos o incluso perecerán como ya ha sucedido en otras ocasiones.

Y por supuesto, cuando esta alianza se llevará a cabo, tendrá un poco de sabor a derrota, pero con el tiempo no se sentirá como una derrota, sino que tendrá el sabor de la fraternidad. Sin embargo, requiere que su moneda caiga un poco.

Entonces, cuando su moneda comience a caer, ustedes no deben entrar en pánico, no deben pensar que su economía se derrumba, no tengan miedo e inmediatamente quieran regresar a vivir en la granja del abuelo.

Será necesario saber que es un momento de crisis que por el contrario, sensibilizará a toda la opinión. Y cuando se tiene un enemigo común, los dos hermanos no lucharán más, sino que harán una alianza para enfrentar al enemigo común.

Y los dos hermanos se encontrarán, y verán que ustedes tendrán más amor entre ustedes de lo que alguna vez soñaste tener.


Los saludo.




Igualmente le saludamos y le agradecemos por su participación.